Home > Columnas > Panem et circenses

Panem et circenses

///
Comments are Off
Editorial

Literalmente «pan y circo» es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.

Gramaticalmente, está formada por el acusativo singular de panis, -is (pan) y el acusativo plural de circensis, -e (juegos del circo).

Los acontecimientos acaecidos en los últimos días en Guatemala demuestran nuevamente, el uso de la práctica que hace que, una población se distraiga de los acontecimientos más álgidos e importantes, producto de la manipulación de la información y los medios de comunicación cooptados, a conveniencia de quien o quienes pretenden distraer la atención de los hechos controversiales.

Muchas son las versiones legales o no sobre los hechos en torno al caso Odebrecht, sin embargo, en ninguna de las pruebas presentadas, se plantea el resarcimiento al estado de Guatemala, por la estafa de que fue objeto al obtener un crédito millonario por una obra que no se realizó a cabalidad, quedando inconclusa.

Como es costumbre los maceguales, saltan de alegría por el circo y olvidan el daño que fue ocasionado a la nación, ignorando las razones por las cuales se da este tipo de acontecimiento y sirviendo de escudo para los objetivos de los grupos que pretenden distraer la atención de los hechos en los cuales se ven involucrados.

En el país del Realismo Mágico, ya es costumbre que nazcan y crezcan líderes que después son pisoteados por sus mismos seguidores, los cuales actúan de acuerdo a los intereses del mejor postor, la traición es parte histórica de la población que únicamente piensa en el día a día, sin un hilo conductor de su vida y sin ningún interés por el futuro pues para ellos este no existe, producto de la ignorancia y la pobreza en que han sido sometidos históricamente, sin que a nadie le interese la formación académica y tecnológica como un proyecto de nación.

Como muy bien relata Don Edmundo Deantés en uno de sus artículos en este medio de comunicación titulado LA GUILLOTINA:

La táctica que terminó llevando a Robespierre líder de la revolución francesa a patrocinar el terror en busca de la virtud… terminó por generalizar la corrupción para salvar cabezas y asumir el poder de decidir ejecuciones para consolidar el poder espurio de los jueces convertidos en verdugos dirigidos por quienes se enriquecían, salvando vidas… pagando delatores… y fabricando culpables.

Robespierre terminó guillotinado… Los jueces justicieros transformados en eficientes carniceros también ofrendaron sus cabezas desacreditadas por la estulticia de sus perversas decisiones judiciales- continuaba en interminable sucesión el relato del sangriento episodio revolucionario.

Reconstruir la convivencia social… pacífica y renovada… nos tomará más tiempo… del que han utilizado estos cafres disfrazados de estadistas y honrados, en destruirlo.

Hay que estructurar ese muro social que recapture la dignidad nacional… el respeto a la ley… la defensa del Estado de Derecho y el régimen de legalidad.

Todos juntos podremos arrebatar la falsa bandera de lucha contra la corrupción, que todos respaldamos… y que ha sido sustituida de manera contumaz por una causa sectaria de una minoría oportunista que han infiltrado en estratégicas posiciones de poder, para ejercerlo sin límite de legalidad hasta lograr el objetivo de aplastar o encarcelar a su oposición… haciendo del atropello su símbolo de identidad…

Mientras tanto en este bello país, continuamos observando o celebrando cual comparsa los hechos que serán históricos y que será la misma historia que demuestre su virtud o defecto.

POR UNA NACIÓN LIBRE, JUSTA Y SOLIDARIA 

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com