Home > Columnas > Coca Cola: Proyecto ambiental para 2018

Coca Cola: Proyecto ambiental para 2018

La industria mundial Coca Cola productora de refrescos y bebidas comerciales desde hace muchos años hace una propuesta ambiental para realizar de aquí al 2030 a nivel global. Su objetivo es recolectar y reciclar el 100% de los empaques propios y lo que se pueda de los ajenos. La meta es lograr para ese año un mundo sin residuos. Invertirá presupuesto y trabajará a nivel local con las comunidades locales en la recolección de empaques en general, no solo de su compañía. También invertirá en la fabricación de empaques con materiales reciclados para reducir la cantidad de plástico que se consume y que existe como basura. Además establecerá nuevos criterios para la fabricación de empaques no contaminantes para las bebidas comerciales.

.

Para Coca Cola el próximo paso es luchar y llegar a tener un mundo sin residuos de los empaques para las bebidas y lograr la sostenibilidad del agua que consume. Esto apoyado por compañías  como la Fundación Ellen Mac Arthur, la Alianza de los Mares Libres de Residuos y el Fondo Mundial para la Naturaleza. Este tipo de proyectos a pesar de provocar incredulidad y extrañeza, llaman la atención pues por muchos años la Coca Cola es y ha sido una de las principales productoras de refrescos a nivel mundial que para su distribución llega a todos los rincones del mundo. Esto es una de sus fortalezas metodológicas útiles que aseguran la realización de un proyecto ambiental.

Pero también esta propuesta resulta sorprendente pues esta empresa había tenido tradicionalmente como razón de ser la ampliación de la cobertura y la obtención de  ganancias, únicamente. Esto es un cambio de ropaje súbito que llama la atención sobre las razones que la llevan a proponer este cambio paradigmático que va de la ganancia privada a la recuperación y saneamiento del ambiente. De la corriente privatizadora se pasa a la propuesta comunitaria ambientalista mundial que lucha por la subsistencia de un ambiente sano para todos. Una de las razones posibles de este paso es mantenerse como una de las primeras en ventas a nivel mundial de refrescos gaseosos. Otra, puede ser garantizar la existencia y cantidad del recurso hídrico que utiliza. También puede ser asegurar el consumo mundial de este refresco, pues cuenta con poderosos y nuevos competidores. La respuesta sobre lo que pretende la obtendremos en los próximos años.

Es posible hacer compatibles dos puntos de vistas teóricamente contradictorios en esta materia? Es posible realizar este cambio a partir de invertir más para lograr una economía “limpia” dentro de un marco de producción empresarial capitalista donde se impone el lucro y la ganancia como el fin principal y no la inversión social para mejorar la calidad del ambiente a nivel mundial? Las respuestas a la vez que pensadas deben de ser realizadas. Esto es el reto de una empresa de propiedad privada que se enrumba en el pensamiento social y comunitario. Es un cambio de perspectiva a nivel empresarial, por lo menos una mezcla de ambas. La  ejecución y voluntad de esta empresa lo dirá.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.