Home > Columnas > Nunciatura en Chile sin verdadera protección diplomática

Nunciatura en Chile sin verdadera protección diplomática

///
Comments are Off

En el contexto de la visita del Papa Francisco a Chile y a Perú en mi carácter de internacionalista y católico practicante se me hace necesario escribir un poco sobre este buen acontecimiento para el sur del continente. Condeno absolutamente que un grupúsculo se haya tomado la Nunciatura Apostólica con sede en Chile, es de recordar que el  Nuncio es el jefe de misión de más alto rango de la Santa Sede, equivalente al de embajador.

Chile y la Santa Sede iniciaron el establecimiento de relaciones diplomáticas en 1928, época del Papa Pío XI (1922-1939). En Mayo de 1928 fue el inicio formal de relaciones diplomáticas entre ambos Estados a través de tres proyectos de concordato para sus establecimientos[1]

No puede atacarse ni tomarse por la fuerza una sede diplomática pues goza de protección internacional, mencionado lo anterior se fundamenta en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas expresa en su artículo 46 la protección internacional en las misiones diplomáticas. Chile que ha sido una nación ejemplo de la vida democrática para América Latina el haber tenido un laxo control de seguridad pública en los alrededores de la  Nunciatura Apostólica deja una mala percepción.

Exigir derechos es válido desde luego, todos tenemos derechos pero también obligaciones, deberes que cumplir como mantener el orden público, no se pueden exigir derechos menoscabando los derechos de las demás personas. Mencionado lo anterior, hay que recordar la Convención Americana de derechos humanos (Pacto de San José) en su artículo 13, literal 2, inciso B hace alusión del derecho de libertad de pensamiento y expresión, no obstante en su inciso hace énfasis en el orden público. ¿Cómo un grupo de ciudadanos puede estar exigiendo derechos mofándose del orden público y de la jerarquía de la Iglesia?

Es cierto que la libertad de expresión es algo esencial en nuestros países de ideología democrática, republicana y representativa (si se puede decir así) pero lo que yo expreso en este espacio editorial es que hoy, se ha instalado una anarquía invisible pero que anda en cada lugar, la anarquía y el irrespeto al orden público es lo que llega a regir las avenidas y plazas de nuestros países Latinoamericanos y eso es inconcebible.

El Papa Francisco está en Chile, una población que sufrido un gran descenso de católicos y ha ido creciendo el ateísmo en gran medida, El telégrafo de Ecuador en Junio 2017 publicó un reportaje en el que señalaban que los católicos en Chile se redujo en cifras poblacionales de un 70 por ciento en 1987 a 59 por ciento en 2014. ¿Porqué no llega a Argentina en este momento? Teniendo conocimiento de esta cifra poblacional porcentual, es más importante atender al vecino.

[1] Salinas Araneda, Carlos. El tercer proyecto de concordato entre Chile y la Santa Sede en 1928, texto y comentario. Revista de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. 2014.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.