El Siglo

Construyamos un Congreso eficiente

En una república el Congreso constituye uno de los tres poderes del Estado, que tiene el importante rol de formular y emitir las leyes que rigen al país.  En nuestro caso contamos con un organismo legislativo, integrado por 158 diputados, que representa a los ciudadanos y como tal debe trabajar con legitimidad respondiendo a los intereses de los electores.  Recién se ha elegido una nueva junta directiva, por lo que revisar la ruta a seguir es acción obligada.

La ciudadanía debe mantener un ojo supervisor o una “lupa vigilante” sobre la nueva junta directiva y las comisiones de trabajo.  La función de las organizaciones que monitorean la labor legislativa es fundamental, especialmente para aumentar la transparencia relativa a los debates y discusiones en torno a los proyectos de ley y demás temas del quehacer legislativo.

La reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos es una de las tareas pendientes, con el objetivo de promover una verdadera democracia, logrando un vínculo más cercano entre los electores y los diputados representantes de los ciudadanos.  La propuesta de elegir a las personas y no a los partidos generará más conciencia de verificar el historial y capacidades de quienes se constituyan como candidatos a los puestos de diputado.

La iniciativa Congreso eficiente señaló en su informe realizado en octubre pasado que se siguen produciendo leyes que no siguen los procesos que la ley manda. En el año 2017, al mes señalado, se habían aprobado 20 decretos, seis iniciativas del Ejecutivo y el resto del Legislativo. Las iniciativas no van acompañadas de estudios financieros ni técnicos. Los nueve decretos aprobados en la segunda mitad del año no responden a una agenda legislativa mínima y no se están atendiendo necesidades prioritarias de la población.

Algunos indicadores de la labor legislativa sorprenden, en las 84 sesiones celebradas por el pleno a septiembre solamente 10 diputados reportaron una asistencia del 100 por ciento.  El adecuado manejo financiero puede ser mejorada de manera significativa, según el informe.

Entre las recomendaciones que ha brindado Congreso eficiente  para fortalecer y mejorar la gestión legislativa se encuentran: a) Reducir el número de comisiones, al menos a la mitad y darles seguimiento a todas; b)  Estudiar el desempeño de cada comisión y dejar sólo las necesarias, entre las cuales se puede considerar las de Gobernación, Comunicaciones, Salud, Educación, Finanzas, Derechos Humanos, Apoyo Técnico, Sector Justicia, así como Legislación y Puntos Constitucionales; c) Renovar la página web del Congreso para que sea  dinámica, eficiente y que permita cumplir con los requerimientos de transparencia que manda la ley; d) Continuar con el proceso de tecnificación y meritocracia de los empleados. Y, agrego: e) Revisar la cantidad de empleados que tiene el Congreso, ya que 2,106 empleados, da una razón de 13 empleados por cada diputado, lo cual parece ser una razón sobredimensionada.

La nueva junta directiva tiene la oportunidad de hacer un buen trabajo planteando una agenda legislativa mínima, que sea relevante y que apoye las necesidades de reforma institucional que el país requiere.  Asimismo debe tomarse en cuenta la importancia de trabajar con integridad y compromiso para lograr avances en materia legislativa, y apoyar asimismo la agenda de reactivación económica que permita la generación de empleos para millones de guatemaltecos que necesitan mejores ingresos.  Trabajar con energía y transparencia es el gran reto que tienen por delante.  No resta sino desear que el organismo legislativo realice la función con responsabilidad.

.
.