Home > Editoriales > Correlación de fuerzas

Correlación de fuerzas

///
Comments are Off
Editorial

En el transcurso del fin de semana, sucedieron varios acontecimientos importantes para la vida de los guatemaltecos, increíblemente, existen sectores o grupúsculos inconformes con los hechos acaecidos en la vida política del país del Realismo Mágico, como lo son la elección de una Junta Directiva en el Congreso de la República que no es proclive a los intereses de la CICIG y el Ministerio Público.

En una vida democrática, nuevamente se pone de manifiesto que puede y debe existir lo que en otras latitudes se denomina CORRELACIÓN DE FUERZAS, es decir que no siempre unos pocos pueden dominar a las grandes mayorías y en nuestro bello país, nuevamente se manifiesta que, para que exista una verdadera democracia, debe haber un cambio y nuevos bríos que reflejen la madurez política y reconduzca a la nación por el camino que nos lleve a la búsqueda del bien común, sin imposiciones arbitrarias y sin la generación de lo que últimamente está muy en boga que se ha denominado como LAWFARE, o golpes blandos.

Desde los acontecimientos que llevaron a la cárcel a los exmandatarios de la nación, se ha venido gestando una especie de golpe blando, pretendiendo judicializar la política y politizar la justicia, como en su momento este medio de comunicación dio a conocer, para ello se implantó una dictadura judicial apoyada por la mal llamada y autodenominada sociedad civil y, por los países supuestamente amigos, que pretenden hacer experimentos sobre lo que debería de ser una sociedad, olvidándose que en sus propias narices se gesta un crecimiento exponencial de la corrupción, como lo es el caso de Suecia.

En El Siglo, nos sentimos muy comprometidos con la verdad, es por ello que siempre hemos estado de acuerdo con la lucha contra la corrupción, pero de manera generalizada, no como lo han venido haciendo SELECTIVAMENTE, los encargados de la persecución penal y algunos tribunales proclives a la intervención extranjera.

Enhorabuena al nuevo Presidente del Organismo Legislativo, esperamos que con la verdad en sus manos pueda llevar a cabo y abanderar la lucha que nos lleve a reencausar el desarrollo para todos y reorientar la división de los tres poderes existentes en una verdadera república, sin permitir la injerencia o imposición de uno sobre otro y que se actúe en la búsqueda de la verdad y el castigo para los malos guatemaltecos, además de promover la EXPULSIÓN INMEDIATA de los extranjeros que se han atrevido a interferir en asuntos internos del país.

Pedimos a la presente legislatura agilizar los procesos para reencausar la economía y de esa manera fortalecer el crecimiento económico, atracción de capitales y lo que es más importante, la generación de empleos. Que además apoyen la gestión del ejecutivo para que verdaderamente pueda desarrollar el trabajo para el que fue electo el Presidente Constitucional de la República y que ha sido vulgareado por los grupúsculos que se autodenominan defensores de los guatemaltecos y que, únicamente velan por sus propios intereses, pues el resarcimiento y las donaciones internacionales son UN BUEN NEGOCIO.

Basta de falsas promesas e hipocresías, manos a la obra y a ejecutar el trabajo que a todos nos corresponde por el bien de Guatemala.

Por una nación libre, justa y solidaria.

.
.