Home > Mirilla indiscreta > Diagnóstico

Diagnóstico

20161218-me-encontraron-2

La dinámica nacional ha sido tan intensa que nos hace pasar de un escenario a otro con tanta rapidez que borramos casi de inmediato los sucesos del día anterior.

Si a ese torrente de hechos insólitos por desconcertantes y complicados de digerir, sumamos la terrible situación de sentirnos en guerra. Y no me refiero a la política, que ya es lo suficientemente polarizante y en creciente confrontación como para invitarnos a tomar partido frente a esa sensación que nos grita todos los días que como nunca antes en la historia contemporánea del país, yo diría que por primera vez, estamos definiendo que tipo de sociedad y régimen de Estado escogeremos o tendremos que aceptar como indefensa población sometida a presiones y tensiones que van más allá de la difícil sobrevivencia cotidiana.

Y a parte de esa guerra, que está en su fase crucial y definitoria. La otra, esa que viendo la televisión y escuchando la radio, nos plantea nuestra realidad inmersa en el otro dominio en creciente desarrollo, el de la violencia de todos los días, que desde el amanecer hasta el anochecer nos relata en que sector de la ciudad o del interior de la república, se cruzan los balazos dejando su cauda de dolor y muerte y consolidando la supremacía de quienes desbordados por la ausencia de una conducción firme y sentida por la población, decidieron imponer la pena de muerte, el secuestro, las extorsiones y un imperio injuzgable de crimen a la carta, que tiene aterrorizada a la población.

Encomendarse a Dios todos los días al levantarse para darle gracias a final de la jornada, dejó de ser una tradicional costumbre arraigada desde nuestros ancestros como práctica cristiana, para transformarse en una necesidad profunda de dejarle a Dios todo poderoso como única instancia de fe, la suplicante responsabilidad de permitirnos estar, salir y regresar a casa sin ser víctimas de la delincuencia.

Entre la denuncia sistemática de la delincuencia de Estado y anexas a la corrupción para imponer un modelo político que nos es ajeno con esa justificación y pretexto manido y recurrente, que anima la perturbación de una población que sin expectativas serias de subsistencia se consuela, refugiándose en el morbo de la desgracia ajena, para equilibrar su sensación desamparo e impotencia.

La economía deshecha, el trabajo escaso, los servicios a la sociedad en permanente abandono e inevitable deterioro, en tanto un presupuesto como niño lombriciento al que le crece la panza sin nutrirlo en nada, se lo disputan como botín todos los grupos de supuestos necesitados que han hecho de la mendicidad internacional y el asalto de recursos propios una parasitaria forma de vida que nos quita a todos para dárselos solamente a .sus promotores, insaciables y expertos en eso de vivir de los demás, a costa de muertos y causas que con partida de defunción ahora perdida en los archivos de los militantes del saqueo social, las mantienen vivas para transformarse en los únicos beneficiados capaces de lucrar y enriquecerse del dolor y la miseria colectiva.

En medio de esa terrible realidad, un sopor colectivo, que se desprende de la sociedad como mecanismo de defensa y disculpa a su ignorancia, falta de organización fundamental, cívica y política, que se desplaza en la inercia de una “normalidad” circense, donde hablamos de procesos políticos, consultas populares impuestas, desconocidas e innecesarias, que contribuirán a sembrar en las nuevas generaciones odios desconocidos a favor de causas perdidas por esa indolencia histórica que nos hace reivindicar derechos, cuando hemos sido nosotros mismos los que hemos renunciado a ellos, entregando lo que ahora peleamos tarde y en absoluta desventaja.

Ya me veo en medio de la protesta por recuperar nuestra soberanía y libertad después de haberla perdido… así somos por desgracia…hacemos de los tiempos anormales, cruciales y peligrosos, tiempos artificialmente normales, para no tener que luchar.

Pareciera que nos gusta gritar más como esclavos hablando de nuestra libertad… que defenderla cuando nos la están arrebatando.

Por esa razón para evitar que los acontecimientos de todos los días nos metan en el lío, angustia y sufrimiento de todos los días, es que invité a un grupo de amigos a quienes considero expertos para que a mitad del este amenazado y en permanente agonía, Período Presidencial, nos hagan un resumen serio de porqué la suma de una serie de hechos históricos nos colocaron en esta “anormalidad” disfrazada de “normal” y cómo ahora buscamos afanosamente a quién culpar de la falta de temple para enfrentar nuestros propios problemas.

Desde luego, no podemos dejar de considerar que el mundo está cambiando de paradigma y recién inicia la resistencia progresiva al intento de tener un gobierno universal, plagado de burócratas internacionales, disfrazados de redentores que luchan por institucionalizar la nueva burocracia internacional de los iluminados frente a la dócil o forzada entrega de pueblos indolentes, con vocación de mendigos y ausencia total de sentimientos nacionales que los hagan sentir parte de algo que vaya más allá de la necesidad de subsistir.

La nueva esclavitud pasando de la transición de seres esclavistas sobre individuos esclavos para evolucionar en el concepto de Estados esclavistas, antes solamente imperialistas, que someten a Estados mediocres y sin defensas institucionales ni liderazgos dignos a esa nueva esclavitud a cargo de los capataces con rango de funcionarios internacionales.

Los pude reunir en una especie, de lo que ahora, los siempre inventadores de nuevos y exóticos términos para babosearse a la gente y sentirse como clase intelectual aparte han dado por denominarles “conversatorios”, a lo que ya Platón llamaba diálogos y otros denominan debates o discusiones sobre temas concretos. Y así se expresaron uno por uno mis amigos:

El primero de ellos anunció un:

ANÁLISIS DE COYUNTURA

El Doctor Rosemberg inició su disertación afirmando –

Toda esta historia empezó cuando se acreditó una supuesta revolución de las conciencias en la población, cimentada en la creencia de que fue la movilización de la población , la que determinó los acontecimientos trascendentales del año 2015, tesis ahora seriamente cuestionada, en cuanto a la autenticidad de su convocatoria y movilización por la orientación absolutamente dirigida y con poca participación nacional en el diseño e implementación de políticas de Estado,  ausentes posteriormente y que fueran producto de aquel movimiento popular… que incidió en el cambio… pero no protagonizó el cambio.

UN GOBIERNO AUSENTE Y ORGANISMOS DEL ESTADO OBEDIENTES Y NO BELIGERANTES A UNA AGENDA INTERNACIONAL.

Como iba avanzando en su intervención el Doctor Rosemberg mostraba una cartulina en donde aparecía, para mayor claridad el título del sub-tema, ante la expectativa de sus compañeros de foro a quienes se les notaba el interés por participar…Continuó Rosemberg.

-Partiendo de la tesis del Estado Fallido, las elecciones del año 2015, por el origen  y descalabro del sistema de Partidos Políticos, lucía desde el principio incapaz de proponer una agenda democrática de cambios. Factor que contribuyó a facilitar la implementación de una estrategia, que permitiera el no rompimiento al cuestionado proceso constitucional pero garantizando anticipadamente que las estructuras que surgieran de dicho proceso serían incapaces de presentar resistencia institucionalizada a la implementación de un proyecto de desmantelamiento total de la estructura de poder imperante en el país, cuya agonía debía posponerse a través de un proceso electoral, poco apreciado por una población sin opciones serias para afrontar el cambio.

Sorbió un poco de café y continuó – Un Estado débil financieramente para atender las necesidades crecientes de la población, inmerso en la depredación y saqueo institucionalizado de sus precarios recursos planteó el escenario idóneo para implementar la agenda internacional con la simpatía de la población y la ausencia total de un liderazgo capaz de negociar los términos de la intervención.

En medio de una dirigencia política acomplejada y mediocre que sintiéndose culpable de la situación, se veía obligada a la sumisión, ya que le otorgaron una licencia provisional para continuar al frente del sistema, como combustible a utilizar en una sistemática toma del poder total, usando los mecanismos de presión y de poder, para inutilizarlos progresivamente en todos los organismos del Estado.

Así cayeron inevitablemente los tres organismos del Estado sin mayores resistencias. Entre la cárcel y la sensación artificial del estar en el poder… escogieron esta segunda alternativa.

Miró a sus compañeros de escenario y continuó…Un Presidente electo en aquellas circunstancias surgido de la frustración nacional, sin opciones serias para comprometer una voto consciente, como el que reclamaba la población llegó finalmente al poder, sin el soporte político estratégico que le diera la posibilidad de ejercerlo plenamente para el desarrollo de una agenda política, como la que había consentido esperanzada la población, que ajena a los juegos del poder, tomó conciencia de la oportunidad que se le presentaba de tener un gobierno cercano y sensible a sus necesidades.

-El respaldo político de una elección abrumadora, es magnífico instrumento para marcar las líneas iníciales de gobierno, pero igualmente es demasiado frágil, influenciable y voluble, tal y como se ha demostrado en los dos últimos dos años, como para confiar solamente en el soporte electoral, que igualmente fluido, puede desaparecer de la noche a la mañana, dejando al mandatario sin respaldo popular.

Si no fuera por el nivel de confrontación ideológica que ha puesto en peligro la institucionalidad del país y que se cumpla el período presidencial… y en consecuencia ha obligado a la población y los grupos ilustrados a reaccionar frente a ese peligro permanente… la debilidad del régimen sería total.

Defender al Presidente, se ha constituido en una causa nacional para evitar el asalto prematuro del Estado por quienes de manera también inducida, programada y en desarrollo permanente, han sido colocados en puestos claves del poder judicial, ejecutivo y represivo del Estado para cumplir la misión que se les asigne.

Implacables en su desempeño y disciplina han sido tenaces e irreductibles en el cumplimiento de minar y tomarse el poder a toda costa, situación que ha sido rudamente implementada para mantenerse en la porción de poder que lograron copar con el consentimiento oficioso o presionado del Presidente de la república y que también tiene sus antecedentes en las circunstancias en que tomo el poder.

Los acompañantes de la mesa lo seguían con evidente atención.

El partido insignia de la plataforma presidencial-continuó- constituía una organización de nuevo cuño, cuya presencia real como organización política, clave para la promoción de Alcalde y Diputados, era prácticamente inexistente y por primera vez en la historia política del país, el efecto de los medios alternativos de comunicación, sustituyó la eficacia de la organización partidaria para ganar la elección presidencial.

  • fue evidente que las organizaciones políticas dominantes en toda la república, respondieron como soporte electoral de sus autoridades locales, alcaldes y diputados, ya que sus candidatos a la primera magistratura del Estado los había defenestrado una opinión pública sugestivamente inducida para ese fin.
  • Los alcaldes fueron escogidos de esas estructuras partidarias y también la mayoría de los diputados, haciendo del Organismo Legislativo, pieza fundamental para el desarrollo de cualquier plan de gobierno, un debilitado nivel de decisión, integrado por dirigentes sumamente cuestionados de los partidos en proceso de extinción, que a lo sumo llegarían a tener como objetivo primario, sobrevivir en su curul.
  • Otro sorbo de café y continuó – el transfuguismo masivo que se dio a los pocos días de su instalación, y el repudio ciudadano a su recomposición nos dio un claro indicador de la vulnerabilidad del Congreso de la República frente a cualquier intención de liderar un proceso de cambio como el que esperaba la misma población.
  • Este nivel de contradicción orgánica garantizaba las dificultades reservadas al Organismo Ejecutivo para concertar una agenda legislativa de consenso como la que exigían las circunstancias, sumado a este factor la inexistencia de operadores políticos calificados o miembros relevantes del gabinete que le dieran la personalidad política al nuevo equipo de gobierno central para enfrentar una compleja situación como la existente, cargada por una agenda internacional que creó las condiciones para la implementación de su propio plan, haciéndolo irreductible.
  • La exposición de Raúl les pareció a todos magistral y seria y provocó que Palomo, otro de los profesionales convocados, respondiendo a la dinámica planteada desde un principio, de levantar una tarjeta con el nombre del tema de su intervención, así lo hizo levantando la suya
  • Les pedí que me dieran unos minutos, una aportación tan importante con el Diagnóstico de la situación, no se podía interrumpir sin llegar a una conclusión que le diera solución de continuidad a todo el análisis.
  • Señores les dije, permítanme antes de continuar llamar al licenciado Amilcar Alvarado Nisthal, Director General de El Siglo, para que me autorice que este trabajo se publique sucesivamente los días que sean necesarios hasta terminar la magnífica exposición de ustedes.
  • Mario asintió, igual que sus compañeros y esperaron la llamada.
  • Le expliqué al Director Alvarado la importancia de publicar toda la discusión de la mesa por ser un marco teórico de referencia frente a la problemática actual de nuestro país a la angustiosa mitad del período presidencial.
  • Adelante don Edmundo… me contestó entusiasmado el Director… cuente todos los días con el espacio que sea necesario para conocer la opinión de sus distinguidos invitados.
  • Todos satisfechos de la resolución del Licenciado Alvarado se prepararon a continuar.
  • El Licenciado Palomo, levantó el rótulo que anunciaba el tema que se preparaba a abordar y que incrementaba nuestro interés… su tarjeta decía:

EL ORGANISMO JUDICIAL Y SU POLITICA DE SOBREVIVENCIA EN EL NUEVO ESCENARIO.

  • Que les puedo recomendar… que en tanto se termina este “conversatorio” prepárense a mi permanente invitación de seguir leyendo.

CONTINUARÁ…

Diagnóstico segunda parte y final

.
.