Por tiempo y costo, para Arzú Escobar no es conveniente retomar reformas constitucionales