Home > Columnas > Salario mínimo 2018

Salario mínimo 2018

///
Comments are Off

Como ocurre en todos los años, el gobierno, en los últimos días del año, fija el salario mínimo que regirá para los trabajadores a partir del primer día de enero del siguiente año. Es un grave error.

No resulta tan evidente que sea un error: ¿quién no está de acuerdo en que todos ganemos más? Pero al final pocos ganan más a costa de otros que perderán sus empleos o no lograrán encontrar uno.

El salario mínimo fijado por decreto por encima del salario de mercado es una de las causas del desempleo. No todas las empresas pueden pagar el salario que el gobierno decreta cuando está por encima del salario de mercado. Basta ver que el 80% de trabajadores está en la informalidad. Y con salarios por decreto seguirá incrementándose la informalidad laboral.

En el mercado, oferta y demanda se igualan. La oferta en el mercado laboral es la cantidad de personas dispuestas a contratarse en un determinado puesto a cambio de un salario y la demanda la constituyen esas empresas o personas que están dispuestas a contratar.

El máximo técnico que se le puede pagar a una persona depende de la demanda y está definida por la cantidad de inversión en capital que exista en el país, es decir, de fábricas, maquinas, herramientas y empresas que producen e incrementan la productividad y que necesitan trabajadores para producir. Mientras más capital invertido per cápita, mayor será la demanda de trabajo y el salario se incrementará hasta el punto en que el costo de producir la última unidad iguale al salario en que se paga. Por arriba de esto ya no es rentable para nadie contratar a una persona pues implica una pérdida segura.

Los sindicalistas ignoran cómo funciona el mercado. O no lo entienden lo cual es parte de la ignorancia económica que la mayoría de personas que no son economistas suelen tener o si lo saben, pero no les conviene decir que lo entienden pues perderían su poder. Por ello, presionan cada año al gobierno de turno para que decrete un Salario Mínimo que cubra la canasta básica vital, es decir, el salario debe basarse en el costo de vida del trabajador.  Y por ello, utilizan la Canasta Básica para poder fijar sus pretensiones salariales. Pero esto es lo peor que pueden hacer, es decir, utilizar como base para ajustar y definir el salario mínimo legal una “canasta básica” puesto que se parte de los costos para determinar un precio, el salario. Y los precios no son ni pueden ser determinados por los costos.

Pero me pregunto, ¿cuál es esa canasta básica en Guatemala? ¿Es posible unificar una canasta básica vital para todos los guatemaltecos, tanto en el interior del país como en la ciudad? Es que muy subjetivo definir una canasta básica vital.  En Guatemala, en este momento, la Canasta Básica está en tela de juicio, en especial la alimentaria, dado que el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) está generando un índice de precios erróneo. Los datos están mal, tienen un error, por no decir que están manipulados y la CBA (Canasta Básica Alimentaria) está mal calculada. El hecho es que está por encima de la realidad.

La mejor forma que a la vez es sostenible de incrementar los salarios reales de la población es incrementando la demanda, es decir, con mayor inversión de capital. Mientras más fábricas vengan al país y traigan más máquinas y herramientas que incrementen la productividad creando valor para todos, más empleo productivo y permanente generarán. ¿Por qué conformarse con un salario mínimo que causa desempleo cuando está por encima del salario de mercado cuando podemos tener salarios mucho mayores si vinieran más inversiones de capital?

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.