Home > Columnas > Inicia la guerra por la fiscalía

Inicia la guerra por la fiscalía

///
Comments are Off
RAUL FALLA

El Ministerio Público, es una institución auxiliar de los tribunales de justicia, que tiene por mandato legal el monopolio de la persecución penal, es decir, perseguir de oficio todos aquellos actos o hechos delictivos que se comentan dentro del territorio nacional o que afecten sus intereses.

.

Como una institución autónoma, está a cargo de un Fiscal General, quien entre otros atributos debe ser abogado y notario, de reconocida honorabilidad, imparcial, ético, objetivo y apegado a derecho, esto, para no convertir a la fiscalía en un ente de persecución penal política, ideológica o al servicio de intereses foráneos, como se han caracterizaron las dos últimas gestiones de esa institución.

No es un secreto que la administración de Claudia Paz y Paz Bailey, estuvo plagada de artimañas legales, que iniciaron con la designación en la Fiscalía de Derechos Humanos, del borracho asesino Orlando Salvador López, un cobarde personaje que se prestó a la farsa de perseguir ilegalmente a varios oficiales del Ejército de Guatemala en situación de retiro, por haber defendido al territorio nacional de la grave agresión que un puñado de terroristas llevaron a cabo, con el objeto de tomar por asalto el poder para instaurar un régimen marxista que les permitiría postergarse y saquear por completo al Estado.

Tampoco es un secreto que la secretaria del non grato, Thelma Esperanza Aldana Hernández, duramente criticada por la propia CICIG, de ser una de las jueces de la impunidad, continuara la persecución ilícita en contra de nuestros héroes, así como en contra de cientos de guatemaltecos a quienes injustamente tiene encarcelados de forma preventiva hace más de cinco años, todo en su afán de ser políticamente correcta y complacer así al marrullero colombiano en la supuesta lucha contra la corrupción, que no es más que una venganza en contra de sus enemigos políticos e ideológicos.

Por lo que la asistente del colombiano no solo tendrá limitada su participación en dicho evento, sino que además deberá buscar con urgencia un puesto en la comunidad internacional para evitar por de pronto, su encarcelamiento y extinción de bienes por todas las aberraciones cometidas.

Este mes marcará el inicio de una fuerte lucha por parte de la izquierda, así como de los funcionarios públicos cooptados por ellos, para impedir a toda costa soltar el control de la fiscalía, pues, estos enemigos de la libertad, saben perfectamente que los vientos del norte anuncian una política contraria a los sucios intereses que se jugaron en Guatemala en estos últimos ocho años, y que de llegar un Fiscal General valiente, objetivo e imparcial, seguramente los directivos de las organizaciones que dicen representarnos, así como los funcionarios públicos que les han servido de alfombra, pasaran a ser los nuevos inquilinos de alguna prisión del país.

Por esto, a las fuerzas oscuras no les quedará más que luchar a toda costa para llevar a la jefatura del Ministerio Público, a uno de sus adláteres, que les permita continuar en impunidad, es por ello, que ya se escuchan los nombres de varios aspirantes de la talla de las dos Fiscales Generales antes nombradas. Tal es el caso del actual Ministro de Gobernación Francisco Rivas Lara, un nefasto personaje heredado del tiempo del ex embajador de los Estados Unidos de América Todd Robinson, hoy en la administración Trump, degradado a encargado de negocios en Venezuela.

Así mismo, Mayra Véliz López, la actual Secretaría General del Ministerio Público, sindicada entre otras cosas de haber facilitado documentación migratoria a ciento seis personas en su mayoría musulmanes, para que pudieran fácilmente ingresar a cualquier país del mundo como chapines.

De igual forma, el Magistrado de la Corte Suprema de Justicia Ranulfo Rafael Rojas Cetina, hermano de Dalila Del Carmen Rojas Cetina, una de las implicadas en un grave caso de defraudación aduanera, de mayor proporción al denominado la línea, el cual se identifica con el número de causa: 01074-2015-00115 del Juzgado Décimo de Instancia Penal, y en la FECI bajo el número: M3542/2014/2; a quién de momento el vínculo sanguíneo la tiene fuera de la cárcel, y a este disoluto Magistrado con la corva doblada ante las ordenes de su amo el colombiano, para retorcer la ley a su sabor y antojo a cambio de no encarcelar a su hermana.

Es por ello, que los guatemaltecos debemos estar muy atentos para vigilar y exigir a las comisiones de postulación, total independencia y objetividad en el trabajo que realicen, a efecto de que no se dejen influenciar por asociaciones que dicen representar a la sociedad civil, y cuyo verdadero propósito es continuar cooptando el sistema de administración justicia del país, pues, en caso contrario, es decir, que los comisionados se dejen manipular por estos grupúsculos de activistas mañosos para incluir a sus allegados en el listado que se enviará al Presidente de la República, tengan por seguro que serán los únicos responsables de la grave crisis que sumirá al país en una desestabilización social y económica.

.
.