Home > Columnas > Guatemala, el mundo y la ONU

Guatemala, el mundo y la ONU

///
Comments are Off

Avizoro un año de intensa actividad internacional para Guatemala. Por este motivo es conveniente mantener muy presentes los valiosos conceptos vertidos por Alberto Lleras Camargo ante la Décima Conferencia Interamericana, celebrada en Caracas en 1954, al presentar su renuncia al cargo de Secretario General de la Organización de Estados Americanos. Estos conceptos –siempre vigentes— aplican a cualquier organización internacional, incluida la Organización de las Naciones.

“La Organización no es ni buena ni mala en sí misma, como no lo es ninguna organización internacional. Es lo que los Gobiernos Miembros quieren que sea y no otra cosa.

Las debilidades de la Organización, si las tiene, son debilidades de los Gobiernos. La fuerza de la Organización, cuando aparece, reside, precisamente, en la acción de los Gobiernos. Si tuviera fallas estructurales que la pusieran a merced de una minoría o de un solo Estado, todavía se justificaría el que los Gobiernos la examinaran y trataran como cosa aparte y ajena cuya reputación no afecta a la de los Estados integrantes.

Pero en nuestro caso, para bien o para mal, la OEA no es sino una forma de nuestra conducta como Estado, y si ella va mal, a nadie podemos culpar, ni enderezaremos los entuertos creando otra maquinaria o ensanchando la presente con extravagancia o disminuyéndola con mezquindad.”

Los anteriores conceptos coinciden a cabalidad con el artículo constitucional 149, que la sitúa en el contexto del mundo globalizado diciendo que: “Guatemala normará sus relaciones con otros Estados, de conformidad con los principios, reglas y prácticas internacionales con el propósito de contribuir al mantenimiento de la paz y la libertad, al respeto y defensa de los derechos humanos, al fortalecimiento de los procesos democráticos e instituciones internacionales que garanticen el beneficio mutuo y equitativo entre los Estados.” A lo dicho se justifica anotar que Guatemala ostenta hoy un privilegio, cual es la calidad de Estado Originario de la Organización de las Naciones Unidas por haber participado en su acto fundacional al suscribir su Carta constitutiva el 25 de junio de 1945 en San Francisco, California.

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com