Home > Columnas > Mediáticamente culpable

Mediáticamente culpable

///
Comments are Off

En Guatemala tenemos un sistema jurídico bien estructurado que protege al ciudadano con la presunción de inocencia, ¿Por qué? pues es muy sencillo, la presunción de inocencia nos sirve para proteger el honor y la vida del acusado ante la sociedad, en caso de una falsa denuncia o errores del ente investigador. Es decir que el ciudadano no es culpable hasta que sea oído y vencido en un juicio siguiendo el debido proceso.

.

Muchos se preguntan por qué la presunción de inocencia… Solo indaguen qué pasaría si tratan al individuo como culpable, lo bloquean, le quitan sus garantías, su empleo y lo discriminan destruyendo su vida, su honor y su hogar para que después se lleven la gran sorpresa que es inocente. Pero el daño ya está hecho y posiblemente la vida del involucrado jamás volverá a ser la misma.

Lamentablemente este escenario sucede en dos situaciones:

  1. En la ley maya donde vapulean al señalado declarando culpable según el criterio del consejo maya, que en ocasiones su escolaridad es nula y no utilizan ningún medio de prueba y ningún método de investigación valido, nada más que el criterio del consejo para determinar la culpabilidad de quien acusan. Normalmente el castigo es tortura corporal que puede ocasionar la muerte, definitivamente algo que no debería permitirse y que la PDH debería pronunciarse en contra de eso.

Para nuestra sorpresa el último caso ocurrido en Sololá, un funcionario de la PDH estaba promoviendo estos castigos y declaró culpable a una persona inocente que castigaron injustamente. Por eso hay que seguir el debido proceso, en este caso no pasó de una golpiza, pero el siguiente es peor.

  1. La culpabilidad que otorgan los medios de comunicación, así es, los medios de comunicación son los principales en acosar, acusar, juzgar y declarar culpable en sus noticias a las personas, sin importarles el debido proceso y mucho menos la presunción de inocencia. Pueden analizar varios ejemplos de esto, el primero y el más alarmante es un medio de comunicación escrito que saca una sección todos los domingos basada en chismes donde difama y declara culpables a las personas, destruyendo su prestigio y credibilidad, a la vez arruinando la profesión del periodismo, y sí a veces le atinan, pero mayormente se equivocan y ¿Qué pasa cuando se equivocan y destruyen a una persona inocente?.

Solo imprimen una pequeña fe de erratas si bien le va a la persona y si los denuncian buscan mil y una forma para evitar un juicio y evadir a la justicia. Este es uno de los medios que sin respeto a la justicia declara culpable a las personas, violando todos sus derechos. Lamentablemente existen más casos como estos.

Con la justicia selectiva del MP y la CICIG para seguir su agenda del terror y destruir la institucionalidad y soberanía de Guatemala encontraron aliados que se encargan de destruir mediáticamente a sus enemigos declarados culpables, los cuales son un grupo que irónicamente su dueño es un lagarto prófugo, un noticiero digital propiedad de una universidad de los antiguos flagelados ahora llamados jesuitas, un medio de comunicación que empezó digitalmente y ahora es un pasquín impreso que regalan en las esquinas junto con otro medio digital financiado por el desestabilizador y fanático del terrorismo George Soros.

Estos medios de comunicación, se han encargado de destruir mediáticamente a sus enemigos, tal es el caso de los hermanos Valdés Paiz que tras 8 años de lucha en los tribunales y a pesar de los falsos testigos fueron declarados inocentes. Pero esta alianza sin ética y poco profesional destruyó el prestigio de estas personas o el caso del supuesto suicidio de Pavel Centeno que jamás fue juzgado, pero por lo extraño que fue su muerte, estos medios se encargaron que a pesar de estar muerto fuera culpable.

El pesar más grande de la culpabilidad mediática fue una gran persona Flavio Montenegro, a quien no lo lograron vencer en juicio, pero gracias a estos inescrupulosos medios de comunicación, él ya era culpable, situación que agravó su enfermedad de esclerosis múltiple y le causó la muerte. Entonces me pregunto ¿Estos reporteros y medios de comunicación sin ética cómo pueden vivir con la conciencia en paz?.

Esto no para aquí, pues el prestigioso medio de comunicación para el cual escribo y que siempre me ha permitido la libertad de decir la verdad de estos oscuros personajes lleva meses siendo víctima y acosado por el pasquín que usa nuestro código de país como nombre, saber qué interés oscuro u ordenes de quién está siguiendo su dueña Dina, para ensañarse y tratar de destruir otro medio de comunicación.

Lo lamentable de esto es qué les va a pasar a los inocentes que fueron juzgados injustamente una vez que ya sean declarados inocentes, les hubiera salido mejor morir pues gracias a estos medios inescrupulosos su prestigio fue destruido, no conseguirán trabajo ni récord crediticio, si tienen negocios propios la población engañada no comprara en ellos, pues estos medios los declararon culpables, dejándolos en un estado de muertos vivientes.

Por lo cual llamo a la conciencia a los buenos periodistas que yo sé que son pocos, pero todavía hay, a que no se presten a este juego replicando o escribiendo falacias como lo hacen estos medios. Le solicito a los guatemaltecos que indaguemos la verdad y que no creamos lo que estos medios dicen y como dicen muchos: El karma algún día los alcanzara.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.