El Siglo

Un nuevo año, ¿Más seguro?

Al finalizar cada año, levantamos la mirada hacia el cielo, buscando la estrella que nos oriente hacia un mejor porvenir. Este año se despide con el llamado del presidente de la principal potencia de la Tierra, haciendo un llamado a generar una estrategia nacional de seguridad. Su mensaje atravesará desde norte hacia el sur, del occidente al oriente. ¿Qué será de nosotros?

Ya lo anunciaba Darío, en sus Cantos de Esperanza:

“Verdugos de ideales afligieron la tierra,

en un pozo de sombra la humanidad se encierra

con los rudos molosos del odio y de la guerra.

¿Por qué tardas, qué esperas

para tender tu mano de luz sobre las fieras

y hacer brillar al sol tus divinas banderas?”

El presidente Donald Trump, ha planteado una de sus estrategias fundamentales para el 2018. La estrategia de seguridad nacional para Estados Unidos. Empieza así: “La principal responsabilidad de nuestro Gobierno es con nuestro pueblo y con nuestros ciudadanos: atender sus necesidades, garantizar su seguridad, preservar sus derechos y defender sus valores”. En otro discurso Trump plantea que ya no se puede esconder que el 2017 marca el inicio de una nueva confrontación global. La lucha por la hegemonía del mundo entre tres potencias básicas. Estados Unidos, Rusia y China.

De aquí se desprende la primer enseñanza de nuestra historia reciente. Igual que Trump, la principal responsabilidad de un gobierno guatemalteco tiene que ser con nuestro pueblo, de todos los sectores, izquierdas, derechas, centros. La responsabilidad es con nuestros ciudadanos, atender sus necesidades, preservar sus derechos y defender sus valores. En la nueva confrontación no tenemos que tomar partido tontamente como en el conflicto de los años 70 y 80 del siglo pasado. Tenemos que ser un país neutral. Tender puentes de amistad y cooperación con el socio de siempre Estados Unidos, pero, también tener políticas de cooperación y convivencia con China y Rusia. Solamente así defenderemos nuestra propia seguridad.

En seguida Trump anuncia “una nueva Estrategia de Seguridad Nacional que define una dirección estratégica positiva para Estados Unidos, la cual restablecerá la posición de ventaja de Estados Unidos en el mundo y afianzará las extraordinarias fortalezas de nuestro país.” Siempre hay que aprender de los mejores: tenemos que pensar en Guatemala para definir que es una estrategia positiva para nosotros. Nuestra posición de ventaja solamente la podemos obtener siendo neutrales, invirtiendo un 10% del PIB en educación primaria y secundaria para todas las jóvenes generaciones de chapines, sin discriminación. Hay que invertir un 15% mínimo en educación y salud para todos. Con el fin de orientar al país hacia una estrategia de apertura y crecimiento hacia afuera. Con acuerdos con Estados Unidos y sus aliados, con Rusia y China, con oriente, occidente y medio oriente.

Que se propone el gobierno de Estados Unidos: restablecer el respeto por los Estados Unidos en el extranjero y renovar la confianza estadounidense dentro de su país. Lo mismo queremos nosotros, un gobierno verdaderamente patriótico que restablezca el respeto del mundo a Guatemala por sus logros educativos, de salud, deportivos y culturales; y que renueve la confianza del pueblo chapín en un gobierno que no acepte la corrupción, la indolencia, la mediocridad como formas de existencia. Tenemos nuestra propia visión del país y del mundo.

.
.