Home > Editoriales > Tiempo de reflexión

Tiempo de reflexión

///
Comments are Off
Editorial

Un año está por terminar y en el ocaso del mismo los guatemaltecos hemos vivido, sufrido y sobrevivido a una serie de acontecimientos que nos han debilitado el tejido social, han construido un imaginario colectivo que nos hace pensar que vivimos en una cultura de violencia y se ha debilitado muy grandemente nuestra economía, la calidad educativa y para muchos la esperanza de un mundo mejor.

Sin embargo, de los más de 16 millones de habitantes, aún queda mucha gente linda, buena, con esperanza y con la disposición para seguir adelante en la lucha por la sobrevivencia y la construcción de un mundo mejor. En estas fiestas de fin de año, en El Siglo hacemos un llamado a la paz la concordia y reconciliación sin distinción de clases sociales, condición económica y todos los males que nos han acompañado a lo largo de este año.

Somos únicamente los guatemaltecos quienes debemos luchar por la construcción de una nación libre, justa y solidaria, para el año venidero tenemos muchos retos y una agenda pendiente que nos involucra a todos y cada uno de los habitantes de este país del realismo mágico, aunque parezca mentira debemos tomar conciencia del papel que nos toca jugar como seres humanos para garantizar que en el ámbito político, exijamos que los señores dedicados a eso cumplan con el papel que como pueblo les hemos encomendado para representarnos verdadera y adecuadamente.

En el ámbito económico, debemos hacer frente a la lucha por el trabajo, una vida digna y colaborar para que toda Guatemala salga adelante con sus procesos productivos, comerciales, industriales y todos los ámbitos que tengan que ver con la generación de ingresos y garantizar que todos y cada uno de los guatemaltecos alcancemos una vida acorde a las necesidades de todos con educación, salud y por qué no decirlo, recreación.

Dentro de las actividades que como ciudadanos podemos aportar para alcanzar un mundo mejor están: Mantener los valores mínimos de convivencia y respeto hacia el prójimo; esforzarnos cada día por trabajar, no bien sino mejor; exigir a las autoridades el respeto a la vida, el debido proceso y el cumplimiento de sus obligaciones para con los guatemaltecos, que para eso les pagamos.

No permitir abusos en la administración pública incluidos los tres poderes del estado, para que no se inmiscuya uno con otro y se dediquen a mantener el estado de derecho con sus pesos y contrapesos, que para eso nos declaramos una REPÚBLICA, no para que uno actúe con imposiciones ilegales sobre otro, como lo han venido haciendo en el sector justicia.

Hacemos un llamado a la población para que unidos luchemos por el estado de derecho, para velar por el cumplimiento de las obligaciones que tienen los burócratas en la administración pública y los políticos, de realmente representarnos, no nos dejemos engañar por falsos profetas que predican únicamente en período electoral y después se dedican a velar por sus propios intereses, el año venidero es preelectoral y ya existen campañas anticipadas.

Por  último pedimos al creador para que en esta navidad y fin de año, permita que la paz y la concordia reinen en cada hogar de este bello país y que retomemos el camino de la reconciliación en beneficio de esta nación, para que la paz del señor les acompañe en sus corazones y la bendición descienda para todos los guatemaltecos.

POR UNA NACIÓN LIBRE, JUSTA Y SOLIDARIA.
.
.