Home > Columnas > De los columnistas y más

De los columnistas y más

 

Una de las grandes tareas de los medios de comunicación consiste en informar lo que sin lugar a dudas constituye una gran  responsabilidad y gran parte de esa actividad, descansa en reporteros, editores, redactores, fotógrafos y especialmente en los columnistas. Cualquier medio de prensa  serio sabe de la necesidad  real  de contar  con  buenos columnistas, ya que un buen  columnista prestigia al medio  por su capacidad y versatilidad en lo que escribe.

.

Partiendo del principio de que los medios en su esencia  son canales de información, su manejo debe de ser objetivo e imparcial  por lo menos  así deberían de serlo o aspirar a hacerlo,  los  medios informativos tienen la obligación de  informar a la población con objetividad, imparcialidad, credibilidad  y certeza, ese profesionalismo en la trasmisión de la información  es lo que  hace la diferencia y concibe a un medio de comunicación como serio y responsable.

El columnista en algunos casos, por cierto los menos, es periodista, generalmente es un profesional con conocimientos especializados en una materia y con una cultura general basta, su trabajo se basa en sus conocimientos y en  su experiencia que ha desarrollado en muchos casos a lo largo de  su vida y que normalmente lo  traslada a sus lectores atreves de los medios  al escribir y plantear sus ideas para que estas sean analizadas o puedan ser comentadas o debatidas por los usuarios que los leen, un error es creer que los columnistas tienen como objetivo primordial  convencer a sus lectores al escribir, nada más alejado de la realidad lo que normalmente se pretende es aproximarlos a hechos, a problemas o ideas con el fin de debatirlas o de estudiarlas.

Para desarrollar su actividad, el columnista no la tiene tan fácil tiene que dedicar mucha parte de su tiempo para poder realizar investigaciones, revisiones, recabar y buscar  información, cotejar documentos  de muy diversas formas, en otros  casos  realizan entrevistas, que creo que son las menos, establecen contactos con fuentes acreditadas serias y una vez obtenida la información, la verifican, la analizan y escogen lo que consideran más relevante como objeto de su columna, desarrollando su idea, argumentando y difundiendo  su opinión de acuerdo a los hechos presenciados o a los datos obtenidos.

A menudo, los columnistas son un referente ya que los lectores identifican su línea ideológica o de pensamiento con sus publicaciones, es por eso que los columnistas deben de ser muy cuidadosos al aportar datos o cifras, ya que en muchos casos estas son tomadas al pie de la letra por sus lectores, igualmente el chisme, el rumor, o la desinformación nunca debe de ser parte de ningún escrito de un columnista que se dice profesional, porque aunque este  legalmente no incurra en responsabilidad, le faltaría a quien los columnistas se  deben a sus lectores.

En nuestro país, hay  columnistas, hombres y mujeres, que van en el espectro político desde la izquierda hasta la derecha, profesionales que se han   especializado en áreas específicas y que cuando los leemos en sus columnas  podemos no estar de acuerdo,  tener diferencias de pensamiento, pero la verdad es un gusto poder leerlos, ya que estos en su gran mayoría reflejan un gran conocimiento ya sea sobre asuntos políticos, económicos, sociales,  internacionales, deportivos o culturales y lo que los lectores normalmente no valoramos es el gran esfuerzo que hacen los columnistas cada ocho o quince días para trasladarnos información veraz.

GUATEMALA NECESITA DE SUS MEJORES HOMBRES Y MUJERES  PARA RESCATARLA. 

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.