Home > Actualidad > Aguinaldo, un beneficio que no es para todos

Aguinaldo, un beneficio que no es para todos

///
Comments are Off
171215 AGUINALDO

Por: Francisco Escobar 

Según entidades que analizan el tema laboral de Guatemala, coinciden en que casi el 83% de toda la población labora en el sector informal, por lo que la mayoría carece de recibir el aguinaldo.

La tendencia va en aumento, según indican estudios y encuestas que han realizado los distintos centros de investigación, se puede establecer que hay mayor número de personas sin una relación formal de trabajo, informó el analista de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asies), Luis Linares.

Se calcula que menos de la mitad de la población trabajadora recibe aguinaldo y solo un 35% con respecto a toda la población económicamente activa, disfruta del Seguro Social, otro beneficio al que obliga la ley reguladora, afirmó.

Por su parte, el analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN),  Hugo Maúl, indicó que hay coincidencias pero manejan un porcentaje que donde el 17% de guatemaltecos registrados, reciben este derecho laboral. Además, consideró que el beneficio del aguinaldo en su mayoría se cumple por parte de los patronos formales, porque conocen las consecuencias al infringir este compromiso.

Pero se debe estar consciente sobre la existencia del otro 83% de guatemaltecos, quienes laboran en la informalidad, esto quiere decir que la mayoría está al margen de la ley laboral de nuestro país, y por lo tanto, dejan de percibir este tipo de beneficio. “En muchos casos producen para sí mismos y en otros, son pequeñas empresas que no tienen la capacidad para atender las reglas que corresponden”, agregó el analista del CIEN.

Enfatizó que la clase trabajadora puede hablar de derechos, pero debe conocer por cuáles medios lograrlos, ya que si el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) procediera a cancelar cada negocio o empresa informal, se enfrentaría con el reto de lograr crear mayor cantidad de puestos de trabajo. Por tal razón la informalidad incumple la ley pero demuestra la incapacidad de las autoridades.

Lo preocupante de estos análisis consiste en reconocer  la realidad cruda donde tal vez solo unos pocos guatemaltecos logran recibir una bonificación tan gratificante pero una gran mayoría sobrevive como pueden.

LEGALMENTE ESTABLECIDO

Se establece, según Decreto 74-78 del Congreso de la República de Guatemala,  el 50% del aguinaldo debe hacerse efectivo en la primera quincena de diciembre y  la parte restante durante la segunda semana de enero del año siguiente. Si el empleado,  laboró el año completo, el pago corresponde a un sueldo y  se cancela el promedio del salario de los últimos 12 meses.

La mayoría de empresas formalmente registradas, tanto del sector público y privado, sí cumplen con el pago del aguinaldo, de acuerdo con lo que indican las estadísticas del Mintrab.

Se reconoce que este cumplimiento lo realizan ante el temor de ser sancionados por el Mintrab, según lo establecido en la Ley Reguladora del Aguinaldo. Para este año, se tiene previsto que Q4 mil millones se aporten a la economía nacional con el pago del aguinaldo.

Estadísticas proporcionadas por el ente regulador del trabajo, indica que hasta 2016, se verificaron un total de tres mil 35 empresas formalmente registradas, de las cuales dos mil 305 cumplen con el pago de esta bonificación a los empleados. También existen un 13% de empresas que obstruyen la inspección del Mintrab, para verificar el cumplimiento de esta regla.

En la cartera de Trabajo se tienen registros únicamente hasta el año pasado, ya que las de este año están en elaboración. Pero el porcentaje de empresas a las que se les detectó alguna anomalía en el pago del aguinaldo se registró con un 18.81%.

EXCEPCIÓN:

Existen casos en los que las empresas o patronos particulares, pagan el 100% de este beneficio laboral, lo cual ocurre por la existencia de convenios, pactos colectivos y también porque están acostumbrados a realizarlo voluntariamente.

INSPECCIONES

En este año, autoridades del Mintrab,  han procedido a verificar el cumplimiento del pago del primer 50% del aguinaldo, lo que debió haber iniciado a partir del 18 de diciembre de 2017, la medida se implementa a nivel nacional por parte de la Inspección General de Trabajo.

Representantes del Mintrab, indicaron que esta acción se realiza todos los años y han registrado datos significativos, en promedio desde 2013 entre el 72% y 79% de las empresas cumplen el pago del aguinaldo.

SANCIONES

Entre las sanciones que impone el Mintrab por el incumplimiento del pago de esta prestación, está la imposición de multas que van desde los 2 hasta los 9 salarios mínimos y se emitirán las resoluciones administrativas de la sanción, aplicando lo establecido en el  artículo 272 del Código de Trabajo. Posteriormente, las autoridades correspondientes buscarán los mecanismos idóneos y necesarios para que el patrono cumpla con esa obligación de pago tal y como lo exige la ley. 

MARCO LEGAL

Existen varios marcos legales que dan vida y avalan esta prestación que favorece a los trabajadores entre ellos “el inciso 18 del artículo 114 de la Constitución, establece que los patronos están obligados a otorgar un aguinaldo anual no menor del 50% del sueldo ordinario mensual que devenguen sus respectivos trabajadores”. 

Se destaca que el Estado de Guatemala toma como base los reglamentos en la Ley de Servicio Civil, donde rige todo sobre prestaciones y que supletoriamente también se apoya en el Código de Trabajo.

PACTOS COLECTIVOS

Al respecto, el analista de Asies, Luis Linares, indicó que los pactos colectivos, son el tipo de “arreglos” que  afectan porque exigen y aumentan los bonos navideños, pagos extras y complementarios, esto genera descontento a un alto  número trabajadores que no reciben por igual estos beneficios.

ORIGEN DEL AGUINALDO

El aguinaldo forma parte de los derechos y beneficios de los trabajadores guatemaltecos, su imposición como medida, se enmarcó en un contexto donde ocurrían muchas luchas sociales y políticas en Latinoamérica.  Fue en 1965, durante el  gobierno de  Peralta Azurdia, cuando se impuso y se consideró una medida de alcance social, porque lo rige como obligatorio en el Código de Trabajo.

El Decreto Ley Número 38 promulga que “los patronos deberán otorgar a sus trabajadores que hubieren laborado ininterrumpidamente durante el año anterior al 1 de diciembre próximo entrante, un aguinaldo no menor del 50% del salario mensual ordinario o el que ya estuviere establecido, si fuere mayor. Si este fuere menor, se ajustará al porcentaje determinado en esta ley”.

Es así como el aguinaldo se convierte en un beneficio que se recibe en una época oportuna, pues en una gran parte se destina para pagos previos obligatorios de las familias guatemaltecas, como compra de útiles, saldar deudas del año y ocasionalmente para participar en actividades tradicionales de las  festividades de Navidad y fin de año.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com