El Siglo

¡Ya mejorando señor presidente!

No cabe duda que la mejor escuela del humano, es la conformación familiar y la escuela de la vida. A los que nos animamos a escribir, a transmitir, informar, educar por medios de comunicación, se nos tilda de desestabilizadores políticos y bochincheros. Ahora que usted está madurando señor Jimmy Morales, aprendiendo de la escuela de la vida y de algunos buenos consejos. No cabe duda de que el ir a jugar en las mañanas tenis, con el embajador de Estados Unidos, representante aquí en Guatemala, don Luis Arreaga, le ha dado un ejemplo a través del juego, cómo se debe ganar. Es lamentable que usted esté dando un mal ejemplo, al tener marginado al máximo representante de los Derechos Humanos de nuestro país. Medite que tiene la obligación de respetarlo, conocer las obligaciones del representante de nuestro pueblo, por los derechos humanos y esa piedra en el zapato que somos los guatemaltecos, en algún momento lo podemos hacer fracasar. Le recuerdo que los derechos humanos son aquellas condiciones instrumentales que nos permiten a las personas nuestra realización. La asamblea general de las Naciones Unidas proclama la declaración universal de Derechos Humanos, como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promueven, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos. Es momento que usted como presidente dé el ejemplo a los guatemaltecos, acercándose a nuestro representante de los Derechos Humanos, para que nos demos cuenta que usted nos respeta para que podamos sacar adelante al país que usted al inicio tanto daño le causó.

Nosotros los guatemaltecos le agradecemos a nuestro paisano y representante como embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga, el apoyo que nos han venido dando y uno de ellos son los 108 vehículos especiales que ayudarán al combate del narcotráfico y no solamente es para el uso de militares que algunos están comprometidos con la corrupción. Los guatemaltecos felicitamos al subdirector general de antinarcóticos de la Policía Nacional Civil y las Fuerzas Especiales Navales del Ejército, que han controlado el tráfico de tanta cocaína. Estados Unidos debe estar seguro de que los guatemaltecos en general estaremos luchando no solo contra el narcotráfico sino también contra personas corruptas que aún tenemos en nuestro país. Considero que la sociedad civil tenemos la obligación de seguir luchando ejemplarmente contra los que incumplen nuestra Constitución de la República de Guatemala, ya sean del Organismo Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La sociedad civil somos la mayoría, los que pagamos nuestros impuestos, los que sostenemos a tanta burocracia, que no permite por sus altos costos económicos, invertir más capital en las clases más necesitadas. Señor Jimmy Morales siga avanzando con el presupuesto económico que autorizó el Legislativo y ordene que sus ministros hagan el correcto uso de sus atribuciones.

.
.