Home > Actualidad > Guatemala carece de planes preventivos ante cambio climático

Guatemala carece de planes preventivos ante cambio climático

///
Comments are Off
171214CAMBIO CLIMÁTICO

Por: Francisco Escobar

.

Guatemala es un país vulnerable ante las catástrofes provocadas por el cambio climático como inundaciones, terremotos, incendios forestales, sequía, entre otros, situación que se agudiza por la poca inversión del Estado guatemalteco en acciones de prevención.

“Cada año se reincide en actuar reactivamente ante los mismos desastres que sufrimos los guatemaltecos y cada vez nos dejan destrucción y dolor en varias regiones, comentó el vocero de la Coordinadora para la Reducción de desastres (Conred)”, David de León.

Desde 2011 existe la Política Nacional para la Reducción de Riesgos a los Desastres en Guatemala, según el Acuerdo 06-2011 de la Conred, aprobado y vigente en la actualidad, pero a pesar de ello aún se resienten los impactos que sufren gran cantidad de guatemaltecos por estos eventos climáticos.

Según plantea el vocero de la Conred, la política antes mencionada, se acompaña de un plan nacional de respuestas, el cual es una guía para enfrentar las eventualidades e incidentes que se puedan presentar en el país. Las limitantes identificadas internamente en este institución, han sido entre otras, la falta de mayor disposición de recursos económicos y la integración efectiva de otras entidades para aunar esfuerzos y un mejor accionar con respecto a los desastres naturales.

Para una adecuada prevención y funcionamiento de las entidades que trabajan en la atención de catástrofes y emergencias, se requiere de mayor coordinación institucional, donde exista la disposición especifica de presupuestos para acciones de previsión, “de esta forma se evita actuar únicamente en forma reactiva ante las distintas catástrofes que impactan en poblaciones con mayor vulnerabilidad y escasez”, destacó de León.

El reciente frente frío, repercutió fuertemente en el país, donde se registraron descensos de temperaturas a menos de los cero grados, en regiones del altiplano del país, incluso se considera que los efectos serán notorios en el gremio agrícola el próximo año, analizó el representante de la Conred.

Como institución gubernamental, la Conred  trabaja en un Plan Operativo Anual, en el cual se puedan determinar  acciones de prevención y trabajos de respuesta, especialmente en temporadas de lluvia que han sido las que han dejado más daños, este plan incluye la coordinación con comunidades que trabajen en forma conjunta, promover la participación para lograr una pronta recuperación de los lugares afectados ante los cambios climáticos.

Se pudo conocer por el vocero de la Conred, que este año la institución asistió a miles de damnificados, con tan solo  Q60 millones, cantidad que se califica de mínima y limitada para su funcionamiento. “Lo ideal es que tuviéramos unos  Q120 millones asignados, para realizar y aumentar  la presencia de la institución en el país”.

Insuflar los presupuestos de este tipo de entidades gubernamentales que atienden y previenen ante las catástrofes naturales es una de las necesidades planteadas por sus representantes. La Conred tiene como desafío, aún sin cumplir, tener delegados a nivel nacional en cada municipio, en cada aldea, en cada caserío, de manera que se puedan asesorar y concientizar a los gobiernos locales, alcaldes municipales y comunitarios antes los posibles eventos climáticos, afirmó el vocero de la institución de socorro.

Contradictoriamente, se conoció de la existencia de asignación de fondos específicos para atender los efectos provocados por el cambio climático. Datos proporcionados por el Iinstituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), revelan  en su documentación interna, que en el período entre 2005-2016 dicha entidad ha recibido el equivalente a Q421.9 millones de fondos climáticos internacionales, los cuales les permitieron financiar 12 proyectos destinados a la lucha contra el cambio climático en Guatemala.

171214CAMBIO CLIMÁTICOFoto: @ClimaenGuate

Durante esta semana han reportado cultivos dañados debido a las temperaturas bajo cero en Patzicía y Tecpán, Chimaltenango.

Por su parte, la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport) calcula que este año nuevamente las cosechas se verán afectadas por los cambios bruscos de temperatura, se estima impacte este año en un 20% en la disminución de la producción agrícola. Se evidencia la carencia de políticas preventivas gubernamentales que contrarresten este tipo de efectos provocados por el cambio climático.

“A pesar de que las catástrofes provocadas por tormentas tropicales, heladas, sequías, entre otros, suelen ser un fenómeno repetitivo año con año, existe una ausencia de medidas precautorias y de protección para los productores agrícolas”, comentó la directora de relaciones interinstitucionales de Agexport, Fanny de Estrada.

Los productores se preparan con diversas técnicas propias para neutralizar  las  inclemencias que provocan las heladas en sus cosechas, esto sucede especialmente en la época de fin e inicio de año, agregó Estrada.

Por su parte, la representante de Agexport comentó que aún se carece de reportes actualizados sobre el recuento de daños ocasionados a la producción agrícola por las bajas temperaturas, “no cabe duda que las heladas queman las distintas producciones en el país”.

“Productos como la arveja, ejote, entre otros, se verán afectados entre un 15% y 20% en las próximas dos semanas, según los productores del altiplano consultados”, afirmó Estrada.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), informó con anticipación sobre la influencia que existiría de varios frentes fríos en el país y heladas meteorológicas, especialmente en el altiplano occidental y central, según lo reportado en su boletín de Monitoreo de Cultivos emitido por la Coordinadora Interinstitucional del Sistema de Monitoreo de Cultivos (SMC) acerca de las condiciones meteorológicas que afectan actualmente al país.

En el mismo boletín del MAGA, indica la posibilidad de que el precio del maíz y fríjol aumente, como parte de las muchas secuelas que nos pueden dejar las bajas temperaturas que experimentamos a nivel nacional en este mes.

INCENDIOS FORESTALES

Otro evento de alta incidencia como causante de gran destrucción del área boscosa del territorio guatemalteco, son los incendios forestales, los cuales también ponen en riesgo poblaciones enteras afectadas al no recibir ayuda inmediata, ni ser evacuadas a lugares de menor peligro.

En 2017, se estima que ocurrieron 802 incendios forestales, los cuales dañaron más de 23 mil 500 hectáreas de bosque y tierra cultivable en todo el país. Los lugares más afectados fueron Quiché, Zacapa y Petén.

El MAGA, en su boletín informativo previene sobre la importancia de tomar medidas precautorias por el aumento de la  vulnerabilidad a incendios forestales, pérdida de humedad en el suelo y el incremento en la velocidad del viento, en diciembre.

Existen algunas medidas como campañas de capacitación y sensibilización, implementadas por entidades como el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), el Instituto Nacional de Bosques (Inab), la Conred y algunas organizaciones no gubernamentales, pero se truncan o se quedan sin darles  continuidad ante la falta de un presupuesto asignado para aplicar las políticas necesarias que reduzcan los daños al ecosistema guatemalteco, según expresó el representante de la Conred.

171214CAMBIO CLIMÁTICOFoto: Global Partner Wathership Central America (GPW)

La falta de alimentos en el país refleja que no hay prevención ante el cambio climático.

CAMBIO CLIMÁTICO Y SU MARCO LEGAL  

Desde septiembre de 2013, en Guatemala se decretó la Ley Marco para Regular la Reducción de la Vulnerabilidad, la Adaptación Obligatoria ante los Efectos del Cambio Climático y la Mitigación de Gases Efecto Invernadero, con el objeto principal de que las entidades del Estado de Guatemala, autónomas, gobiernos locales, sociedad civil organizada y población en general adopten y propicien acciones para combatir, reducir y prevenir los efectos del cambio climático. Esta ley fue traducida e interpretada en cuatro idiomas mayas, Kakchiquel, Quiché, Kekchí y Mam.

DEFINICIONES:

Financiamiento Climático: Recursos financieros para países en desarrollo destinados a facilitar acciones de mitigación  y adaptación a impactos del cambio climático. Aún es un término que se usa sin tener aún acuerdo del concepto a nivel internacional. Abarca los mecanismos de financiamiento para la canalización eficiente, equitativa y transparente para dar respuesta adecuada al cambio climático.

Mitigación: Actividades con la intención de disminuir o prevenir los impactos climáticos futuros en la sociedad.

Adaptación: Proceso de ajuste en los sistemas naturales y humanos que ocurre como respuesta a cambios climáticos actuales y/o futuros y sus efectos. Disminuye daños y promueve oportunidades de operación.

Cambio climático: Cambio del clima atribuido directa o indirectamente a actividades humanas que alteran la atmósfera mundial, e impactan en la variabilidad del clima observada durante  períodos de tiempo comparables.

.
.