Home > Columnas > Principios contemporáneos de economía social de mercado – IV

Principios contemporáneos de economía social de mercado – IV

///
Comments are Off

Como en anterior apartado se comentó, el objetivo de esta miniserie es acercar al lector el concepto de economía social de mercado y de su importancia e impacto en economías; cuya base es, a estas alturas del siglo XXI, el sector primario de producción. Esta dinámica aplica en la mayoría de los países de Latinoamérica. Pero el interés es atender el caso de Guatemala. Es importante visualizar que este enfoque, modelo o sistema no se trata de concepciones ideológicas; de izquierda o de derecha, ya que para este cambio de época, estos conceptos han demostrado ser imprácticos y haberse quedado únicamente en el ambiente etéreo o incorpóreo. Para distribuir riqueza, primeramente debemos generarla; pero, dar un giro (golpe de timón) al sistema extractivo actual y buscar el equilibrio que nos lleve a una paz con contenido social; este equilibrio, podría conseguirse mediante la Economía Social de Mercado -ESM-.

.

Es bien conocido que la ESM; aunque se practica en Europa con ligeros matices de acuerdo a la realidad de cada país; surge tras la segunda guerra mundial en Alemania. Siendo ésta junto al decidido apoyo del canciller Konrad Adenauer en colaboración de economistas de la Escuela Ordoliberal de Friburgo la piedra angular del desarrollo que da lugar al Milagro Económico Alemán. Por tanto, la ESM es una regulación económica-social que depende de voluntad y decisión política, con enfoque de unidad nacional.

“Es importante visualizar que este enfoque, modelo o sistema no se trata de concepciones ideológicas”.

Para el caso de Guatemala, el Congreso de la República tiene en sus manos la aprobación de la iniciativa de Ley de Competencia que viabilizará el comercio con Europa y que hasta ahora es el único país de Mesoamérica que no cuenta con una ley que regule los monopolios e incentive bajo reglas claras a la pequeña y mediana empresa en territorio nacional que son la fuente generadora de empleo demostrado a nivel mundial. La gran pregunta acá es: ¿Cómo y cuál sería la participación del Estado?

En este sentido, Guatemala tienen las condiciones que podrían aprovecharse para modelar un ordenamiento de Economía Social de Mercado propio de la realidad guatemalteca. Esto es: 1. Se tiene, con sus más y con sus menos, una Constitución Política de la República que privilegia el bienestar de la familia como pilar de la sociedad; que dicta no al monopolio ni a las deslealtades en el comercio; que valora y aprueba la competencia y que en su artículo primero reza que el Estado velará por los derechos inherentes a la Persona Humana. 2. Una economía de libre mercado y un sistema de recaudación tributaria; aunque inequitativos, si sólidos, pero habría que reformularlos. 3. Actualmente, se reforman leyes importantes fortaleciendo la institucionalidad del Estado. 4. Pero…, falta fortalecer las políticas laborales que nos lleven a un compromiso social de acción distributiva de la generación de riqueza conforme al trabajo y productividad de cada quien con el apoyo auxiliar de la subsidiariedad, solidaridad y compromiso social de parte del Estado. …Estado somos todos.

Lea también: 

Principios contemporáneos de economía social de mercado – III

Parte II 

Principios contemporáneos de economía social de mercado Parte II

Parte I

Principios ´contemporáneos´ de economía social de mercado

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.