Home > Actualidad > Salario mínimo, broche de cierre de diciembre

Salario mínimo, broche de cierre de diciembre

171212 SALARIO MÍNIMO

La fijación del salario mínimo para el año entrante devino hace mucho tiempo el broche de cierre del mes de diciembre en Guatemala, donde la polémica casi siempre rodeó a las propuestas en ese sentido, porque nunca implicaron la llegada de los aumentos esperados, ni la solución de los problemas de la población económicamente activa.

.

Con base en esa visión, es previsible la eventual controversia que sobrevendrá a partir de este martes, si la Comisión Nacional del Salario (CNS) anuncia finalmente las tasas de pago supuestamente acordadas como resultado de los debates sostenidos desde el mes de septiembre acerca del particular.

De ser así, el anuncio de la propuesta del ente llegará casi en el último momento, como en años anteriores y ello acortará una vez más el margen de tiempo que tendrá el presidente Jimmy Morales para aprobarla o desestimarla.

El mandatario apenas tendrá hasta el 29 de diciembre para decidir en torno al asunto y ordenar la publicación de la fijación final en el Diario de Centro América, el 30 de diciembre, como paso previo a la entrada en vigencia de lo decretado el 1 de enero. Eso, en caso de que haya un plan real de salario mínimo para el año próximo, porque algunos actores concuerdan en que los involucrados en el debate previo no llegaron todavía a un consenso respecto al ajuste.

171212 SALARIO MÍNIMOInfografía: Isabel Soto Mayedo

Según el directivo de la Federación de Trabajadores Campesinos y Urbanos (FECUR), Rigoberto Dueñas, ese sector sugirió un incremento de Q135 diarios a la comisión, pero para las actividades de comercio y agrícolas no presentaron ajustes, solo propusieron delimitar este conforme con la fórmula recomendada por la Organización Internacional de los Trabajadores (OIT).

Frente a las contradicciones, entre el empresariado y los sindicalistas, el dictamen pudiera terminar en manos del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, lo cual implicará que la fijación salga por decreto presidencial, ya que este 12 de diciembre concluye el período asignado por ley para el trabajo de la CNS.

De acuerdo con la OIT, el salario mínimo es la cuantía mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo que estos hayan efectuado durante un período determinado, cuantía que no puede ser rebajada ni en virtud de un convenio colectivo ni de un acuerdo individual.

A partir de esta definición, se considera que existen salarios mínimos en más del 90% de los Estados Miembros de la OIT, entre los cuales está Guatemala.

El objetivo de establecer un pago límite es proteger a los trabajadores contra las remuneraciones bajas definidas de forma arbitraria y contribuir a articular políticas destinadas a superar la pobreza, la desigualdad, y las disparidades entre hombres y mujeres. Es decir, que estos sistemas deben ser diseñados de forma tal que actúen como complemento y refuerzo de otras estrategias sociales y de empleo destinadas a establecer las condiciones de trabajo.

Cuando se define un salario mínimo, añade la OIT, es importante indicar de manera específica qué componentes del salario podrán contabilizarse para calcular la cuantía mínima, cuáles serán las condiciones, bajo las cuales se admitirá un pago en especie y el valor máximo de esta parte del pago, cuál será la forma de cálculo del salario mínimo para los trabajadores remunerados a destajo (es decir, por unidad de obra realizada), y si la tasa mínima corresponde a una tarifa horaria o a una mensual.

En Centroamérica, el país que tuvo mayor incremento en la paga mínima para todos los sectores este año fue Nicaragua (8.25%), aunque continúa siendo el que paga los más bajos de la región. En cambio, Costa Rica sigue destacando como la que más favorece a sus trabajadores desde esa perspectiva, lo que tampoco soluciona problemas esenciales pero si se considera el elevado costo de la vida en ese país.

Datos de los ministerios del Trabajo de cada una de las naciones de esta zona geográfica muestran las diferencias al delimitar estas tasas, por lo general con base en las diferentes actividades o renglones productivos -agrícola, no agrícola y de exportaciones y maquila-, o por la ocupación específica y el nivel de calificación del trabajador; con base en el indicador internacional Clasificador Uniforme de Actividad Económica (Cuaen), o según la cantidad de trabajadores.

Al término de diciembre de 2016, Morales decretó un aumento cercano al 5% para todas las actividades económicas con vistas al presente año.

Con el Acuerdo Gubernativo 288-2016, el salario mínimo para las actividades agrícolas y no agrícolas ascendió en Q5.03 diarios, es decir, de Q81.87 a Q86.90 por día. Mientras que para la actividad exportadora y de maquila el alza fue de apenas Q4.59 más por día, lo cual redundó en el tránsito de un total de Q74.89 a Q79.48 diarios.

De tal suerte, los trabajadores debieron devengar de Q2 mil 893.21 a Q2 mil 667.52 mensuales, contando la bonificación o incentivo de Q250. En caso de que ello no ocurriera y conforme con lo estipulado por la ley, los patronos incumplidores pudieron llevar multas de 3 a 12 salarios mínimos mensuales vigentes para las actividades no agrícolas.

Sin embargo, poco o nada trascendieron denuncias o procesos legales en ese sentido, a pesar de las constantes críticas al salario mínimo y a los presuntos incumplimientos por parte de los empleadores en cuanto a su pago.

Valer recordar que el ajuste vigente hasta este 31 de diciembre lo fijó el presidente, ante la falta de consenso de la CNS, algo que ocurrió en casi todos estos años, excepto en 2012.

Como ahora, la disputa en igual etapa del año precedente giró en torno a la propuesta de los sindicalistas de elevar las tasas para todos los sectores a Q140 diarios, algo que chocó con el empeño de los empleadores que propusieron  mantener los mismos pagos que en 2016.

.
.