El Siglo

La democracia, sistema político y de vida

La democracia es una forma superior de gobierno, porque se basa en el respeto del hombre como ser racional, John Fitzgerald Kennedy

En el estreno de esta nueva era democrática en Guatemala, se inician los acercamientos entre las partes involucradas en el conflicto armado interno para finalizar con 36 años de una guerra  que enlutó a muchas familias, tanto de un bando como del otro.

Con  los acuerdos de Esquipulas se dieron los primeros pasos de manera seria y responsable para lograr la paz firme y duradera que el país deseaba, la paz  se firmó en el año 1996 y  puso un hasta aquí al conflicto librado en el país y nuevamente se abría la posibilidad de lograr avanzar en el desarrollo de la sociedad, en un clima de paz y armonía.

Después de 21 años de la firma de la paz, veo con preocupación cómo el entusiasmo por los acuerdos de paz se perdió y estamos nuevamente  inmersos en un clima de confrontación ideológico, viviendo un resurgimiento del conflicto trasladado a eventos jurídicos, viendo como las decisiones políticas se resuelven en los tribunales o en la Corte de Constitucionalidad, y ni por asomo  se entienden  los cambios, que en lo político, lo social y en lo económico, demanda la sociedad y el siglo XXI,  con estos acontecimientos que se suceden en el país constantemente,  lo único que  estamos  logrando es una confrontación cada vez más profunda que esta dividiendo nuevamente a nuestra sociedad.

La Democracia como sistema político y de vida  nos debe de brindar a todos   las mismas oportunidades, pero para lograrlo es fundamental que los ciudadanos luchemos por alcanzar un mismo objetivo, cohesionar la sociedad, lo que nos permitiría  poder  trabajar en  terminar con las causas que profundizan la pobreza y extrema pobreza, combatir la inseguridad, y luchar en contra de la corrupción y la impunidad, para lograrlo necesitamos fortalecer el Estado y sus instituciones y mejorar la administración de justicia.

Todo esto me ha hecho reflexionar y con preocupación observo que la democracia se está desvaneciendo ante nuestros propios ojos, se nos está yendo de las manos, de allí la importancia de  ordenar el país para poder darle un rumbo hacia el futuro,  cumplir todos con  la ley, porque nadie está por encima de ella, el Estado debe  llegar  a todos los rincones del país para cubrir esos grandes vacíos de poder, que hoy están en manos de la criminalidad, pero sobre todo  entender que para que los cambios se hagan una realidad todos debemos de participar activamente en la vida política, y hacer un esfuerzo serio y responsable por mantener viva la  democracia,  fortalecerla día a día, y hacer un gran esfuerzo para detener esta   confrontación  y división innecesaria que como país  no nos llevara a ningún lado,  la confrontación y la división crea más pobreza y desigualdad en la sociedad

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, Abraham Lincoln.

GUATEMALA NECESITA DE SUS MEJORES HOMBRES Y MUJERES  PARA RESCATARLA.

.
.