Home > Columnas > Otro año sin logros en educación

Otro año sin logros en educación

Por virtud de ley, el 14 de enero de 2018 el presidente de la república debe presentar en el pleno del Organismo Legislativo su informe de labores, de este año 2017 que fenece, dicho informe es el consolidado de lo actuado por su gabinete de gobierno y en consecuencia manifiesta los “logros” de cada uno de sus ministros.

En materia educativa el ministro López Rivas, falsea abiertamente los indicadores sin escrúpulo alguno, cosa común en los funcionarios del gobierno del FCN- Nación, y nos informa a los guatemaltecos que todo está bien. Dice por ejemplo que se superó la meta de los 180 días efectivos de clase y no es verdad. Acaso no sabe que aparte de las festividades propias de cada región del país existen los juegos magisteriales en el mes de junio y que hubo asuetos especiales otorgados por el gobierno, de las manifestaciones, toma de Direcciones Departamentales y asambleas de docentes. La organización empresarios por la educación al presentar su informe anual difiere de la cifra ofrecida por el ministro y la señora Verónica Spross dijo, que se logró 170 días de clase, generoso dato, otorgado gracias a la buena relación que mantiene esta organización con la cartera de educación.

Los guatemaltecos esperábamos que nos informara el ministro de educación que las escuelas afectadas por los eventos naturales y otras por el paso del tiempo fueron reparadas; que se entregó a todos los docentes la valija didáctica; que todos los niños gozaron de una nutritiva refacción escolar que les ayudó a tener una mayor disposición para aprender mejor; que los docentes fueron capacitados para mejorar su desempeño en lenguaje y matemática, debido a lo reiterado de los resultados adversos de las evaluaciones realizadas por el mismo ministerio a los estudiantes graduandos; que se elaboró una propuesta técnico-pedagógica en el marco legal vigente, así como consensuada, para darle una solución en definitiva al problema de la carrera de magisterio de primaria; que como parte de la excelente ejecución hubo útiles, uniformes e implementación deportiva para todos los estudiantes.

Pero todo esto es una quimera, la realidad es distinta, nadie puede dar lo que no tiene.

La historia se repite y el ministro López Rivas al igual que sus antecesores, del Águila, Alonzo, de Molina, etc. nos viene con la misma retórica, ofreciendo delirios curriculares como lo anunciado en relación al cambio de pensum en el ciclo básico del nivel medio, explicando que sus técnicos están afinando la transformación que entrará en vigencia en 2018. Le preguntamos al ministro López ¿Cuándo capacitarán a los docentes de los sectores público, privado, por cooperativa, y municipal, sin olvidar a los de telesecundaria, básicos por madurez, etc. para que puedan trabajar con el nuevo pensum? ¿Cuándo capacitarán a directores, supervisores y personal de las Direcciones Departamentales, para planificar,  organizar, dirigir y controlar la correcta aplicación de la propuesta? ¿Qué áreas y subáreas se fusionaran, cuáles desaparecerán y cuántas conformarán el nuevo pensum? ¿Qué harán los padres de familia que ya compraron las listas de textos para el 2018?

Las respuestas posiblemente o no las dará nunca o las dará de manera improvisada cuando lo citen a dar explicaciones al Congreso, los diputados de oposición, que como estarán en año preelectoral, tendrán más interés en realizar este tipo de acciones politiqueras. Una buena gestión en el MINEDUC sigue pendiente.

TEXTO PARA COLUMNISTA

 

.
.