Home > Columnas > Al diablo con el diablo

Al diablo con el diablo

///
Comments are Off

Desde hace algunos años se puso de moda alzar la voz contra la «Quema del Diablo», curiosamente muchos de quienes la critican, también criticaron a quienes celebran «Acción de Gracias», por tratarse de una festividad extranjera. A ver si nos ponemos de acuerdo, ¿Es malo celebrar Acción de gracias por ser extranjera y es malo celebrar la Quema del Diablo porque contamina el ambiente?. Sin embargo, Acción de Gracias no contamina el ambiente y la Quema del Diablo es una tradición 100% guatemalteca.

Vamos por partes, quienes critican la quema del diablo, rara vez son tan vocales con el tema de los escapes de los vehículos que contaminan el ambiente los 365 días del año. Parece no importarles la vida de los peatones y las personas que tienen que esperar los buses en las paradas inhalando el diésel todos los días. He escuchado decir que hay que comenzar por algún lugar y que esto debe ser la Quema del Diablo. Eso es tan efectivo como darle una aspirina a un paciente que tiene un tumor. Este país no necesita más remedios inútiles, necesita atacar el mal y el mal verdadero es la emisión de gases, que en un gran número proviene de los escapes de los vehículos.

Estos detractores de la Quema del Diablo, rara vez critican a los manifestantes que irresponsablemente deciden quemar llantas contaminando el medio ambiente, esto se debe a que son afines a los manifestantes, entonces se hacen de la vista gorda y prefieren atacar la Quema del Diablo. ¿Saben cómo le llamo yo a eso? Hipocresía, doble moral y demagogia.

Defienden su postura argumentando, que el hecho de que sean tradiciones propias de Guatemala no significa que sean buenas, en eso estoy completamente de acuerdo. Nuevamente me gustaría que priorizáramos, ¿Qué le hace más daño al país, la Quema del Diablo o los matrimonios infantiles? La Quema del Diablo se lleva a cabo una vez al año y está desapareciendo de forma espontánea. Quienes trabajan no pueden dejar sus puestos de trabajo para ir a quemar al diablo, quienes se dirigen a sus hogares en el tráfico, difícilmente llegarán a tiempo y quienes viven en condominios o edificios no pueden celebrarlo porque no está permitido. Es una festividad que se está reduciendo a los barrios, a las áreas no urbanas y ha tomado auge en La Antigua Guatemala y Ciudad Vieja, que es donde originó.  Ahora analicemos la monstruosa tradición de los matrimonios infantiles, que arruina la vida de miles de niñas guatemaltecas año tras año, ¿No les parece a ustedes que ya deberíamos de hacer algo al respecto? Utilicemos la lógica y el sentido común, ¿Qué le hace más daño al país? Por supuesto que una es políticamente correcta, quedan bien con los ambientalistas y la otra no, porque no quieren molestar a las comunidades indígenas, sacrificando por intereses políticos, la vida de niñas inocentes como si no tuvieran la mínima importancia.

En Inglaterra se celebra «La Noche de Guy Fawkes» o “Bonfire night” (noche de las hogueras), cada 5 de noviembre. La festividad celebra la captura y muerte de Guy Fawkes y la salvación del Rey James I. En todos los parques más importantes del país se preparan muñecos representando a Guy Fawkes, que luego queman en las hogueras. También queman fuegos artificiales. La Quema del Diablo comienza a evolucionar de forma similar a lo que se hace en Inglaterra, es importante mantener viva la tradición, pero de forma responsable. Por mi parte seguiré celebrando la Quema del Diablo y mi contribución, entre otras cosas, debe ser mantener mi vehículo en buen estado para no contribuir más con la contaminación.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.