Home > Actualidad > Líquidos calientes, principal causa de quemaduras en niños

Líquidos calientes, principal causa de quemaduras en niños

171207 NIÑOS QUEMADOS

En la temporada de fin año es común que los niños sufran quemaduras por el uso, sin supervisión de adultos, de juegos pirotécnicos. Sin embargo, registros del Hospital General San Juan de Dios, refieren que la mayoría de casos que atienden médicos especialistas durante esta época, es en menores que han tenido contacto con líquidos calientes, cuando los padres se descuidan.

A criterio del médico Edwin Bravo, coordinador del Comité Hospitalario de Gestión de Riesgo del Hospital General, el 60% de las quemaduras en menores, son provocadas por agua caliente y el 40% restante, es por pólvora y contacto con corrientes eléctricas o con cables de alta tensión.

Las causas más comunes en estos accidentes son porque los encargados de los pequeños los bañan sin calcular la temperatura del agua y sumergirlos sin ningún cuidado o permitirles estar en la cocina cuando están cocinando.

En tanto, las lesiones por pólvora causan más muertes en la niñez. “Las quemaduras ocasionadas por explosiones provocan amputaciones de las áreas afectadas”, refirió Bravo.

Las ocasionadas por líquidos también provocan muertes por infecciones muy nocivas en la piel.

TIPOS DE QUEMADURAS

Según el especialista, existen tres tipos de quemaduras. Las provocadas por líquidos, dependen de la temperatura a la que se encuentra y a la cantidad derramada sobre la piel.

Las de primer grado, solo afectan la capa externa de la piel, causa dolor, enrojecimiento e hinchazón.

Las de segundo, dañan ambas capas de la piel, causan dolor, enrojecimiento, hinchazón y ampollas. Son conocidas como quemaduras de espesor parcial.

Las de tercer grado, afectan las capas profundas de la piel, por eso les llaman de espesor total y hacen que la piel se vea oscura o quemada.

Los expertos consideran que una persona puede sufrir más de un tipo de quemaduras en un accidente. Los niños menores de 4 años o adultos mayores de 60, tienen más probabilidades de presentar complicaciones e incluso morir por las de segundo y tercer grado porque su piel es más delgada.

PREVENCIÓN Y PRIMEROS AUXILIOS

El portavoz de los Bomberos Voluntarios, Mario Cruz, afirmó que cuando ocurren estos sucesos “lo primero que debe hacerse es lavar la parte afectada con abundante agua limpia y jabón, colocar un paño húmedo y trasladar al afectado a un centro asistencial. No aplicar ningún ungüento, remedio casero o reventar las ampollas porque hacerlo puede producir serias consecuencias”.

Por su parte, el bombero municipal, Gerardo Martínez, opinó que “mientras se espera a que lleguen los profesionales a brindar primeros auxilios, las personas que atiendan a un niño quemado deben mantener la calma, enfriar el área con agua estéril o solución salina y luego cubrir con algún apósito”.

Las lesiones de este tipo pueden provocar daño psicológico y dejar disfuncional la parte dañada, ya sea una mano, un brazo, un pie y dejar cicatrices de por vida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com