Home > Salud > ¿Por qué es importante hablar de sexualidad?

¿Por qué es importante hablar de sexualidad?

///
Comments are Off
171204 SEXUALIDAD

Por: Yosahandi Alcalá

171204 SEXUALIDADFoto: Facebook

Este es un espacio en el que colaborará la sexóloga Yosahandi Alcalá.

La sexualidad en general es un tema muy importante para hablar porque como tal, es parte de nuestra vida. Todos somos seres sexuales. Nacemos con la sexualidad y vamos a morir con la sexualidad. No es un tema solo para adultos, no existen motivos para esperar hasta la adolescencia o hasta que el matrimonio para hablar de ello. La sexualidad existe para hablar siempre, de edades, etapas, momentos y formas distintas, pero con un mismo fin y propósito. Al no hablar este tema se producen temores, miedos, mitos, falacias, mala información, además de muchas conductas de riesgo. La sexualidad abarca muchísimos otros temas, además de los biológicos, se encuentran los temas psicológicos, sociales, éticos, religiosos, entre muchos otros.

¿En qué momento empezar a hablar de sexualidad? Desde el nacimiento del bebé. Por ejemplo: cuando bañamos al bebé, generalmente le decimos le voy a limpiar sus manitas, sus bracitos, sus piecitos, y vamos mencionando todas las partes del cuerpo menos los genitales, o si los mencionamos es a través de sobrenombres y no debe ser así. De la misma forma que digo manitas, bracitos, piecitos, tenemos que hablar acerca de los genitales: La vulva y el pene, para ir empoderándolos en su sexualidad. Y poco a poco debemos hablar sobre prevención, riesgos, de los órganos sexuales, de cómo cuidarlos, de la higiene, del respeto, entre otros.

El tema de sexualidad en Guatemala aún es trillado. Nos falta mucho para alcanzar a países como México en donde la materia de sexualidad es obligatoria desde cuarto grado de primaria. Guatemala está 10 años atrasada en educación sexual. Existen parámetros para impartirla en nuestro país, pero no en todas las instituciones educativa se ofrece. Hay colegios y escuelas que le delegan la responsabilidad a los papás y papás que responsabilizan a los colegios o a la religión, cuando todos somos los responsables de promover la educación sexual. El problema que se genera hoy en día es que los niños o los adolescentes encuentran toda la “información” en Internet y caemos en mala educación sexual. Sí existe información, pero no es la adecuada. Los riesgos y consecuencias de una mala información sexual son por ejemplo el abuso sexual, por no empoderar bien a las personas. Las enfermedades de transmisión sexual por no saber cómo prevenirlas ni cómo protegerse de las mismas.

A DÓNDE ACUDIR

En Guatemala existe una enorme ignorancia sobre este tema. Para lograr informarse adecuadamente es necesario recurrir en primera instancia con los profesionales de la salud, un ginecólogo o un urólogo para  conocer mi cuerpo, cómo funciona y qué está pasando con él. Después de esto si siento pena, vergüenza, miedo, podemos acudir a terapia con un psicólogo que tenga información sobre sexualidad. En tercera instancia los centros educativos son una buena fuente de información, en Guatemala. Yo personalmente recomiendo APROFAM, porque sé que tiene buena información. Si no, me voy a un libro, pero un buen libro, yo no refiero páginas o sitios porque nunca sabemos de dónde proviene. Para niños hay libros preciosos, para adolescentes están los libros de Yordi Rosado, ¿Quiúbole con tu sexualidad?; Alexandra Rambola es una sexóloga reconocida, tiene libros para papás y para parejas. Otra experta en el tema es Silvia Olmedo. Aquí en Guatemala me encuentro yo, en mi página comparto contenido sobre sexualidad y subo información de sexualidad. Lo más importante es buscar la información y no quedarse con la duda.

Hay que empoderarse en el tema, empoderarme en el tema es conocer sobre este, al conocer sobre el tema me sé cuidar, me sé respetar, entonces no corro riesgos.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com