Home > Columnas > La guerra silenciosa en Guatemala – Parte 1

La guerra silenciosa en Guatemala – Parte 1

///
Comments are Off
Columnista

Guatemala ya sufrió una guerra civil que duró 36 años promovida por la moda comunista de los años 50. Gracias a Dios en 1996 en el mandato del presidente Álvaro Arzú se firmó la paz, pero quedó mucho resentimiento en la población sobre todo por parte de los ciudadanos que conformaban los grupos terroristas insurgentes. Esto con la venida del colombiano de ideología socialista del siglo XXI aliado del grupo terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aprovechó dicho malestar en la sociedad junto a la fiscal con tachas, Thelma Aldana y un embajador metiche apodado Digby, para iniciar la nueva guerra silenciosa, bajo el engaño de la lucha contra la corrupción, pero no es nada más ni nada menos que un intento de Golpe de Estado por parte de la internacional socialista y los famosos chairos progres etc…

Esta lucha ya ha cobrado víctimas, a quienes les han violentado sus derechos humanos al encarcelarlos y retardando las audiencias, pues estos grupos cooptaron el sistema de justicia y violentando el debido proceso, sin importarles la Constitución de Guatemala han encarcelado y enjuiciado sin evidencia concreta, con testigos falsos, a todos aquellos que se pronuncian y denuncian los planes maquiavélicos de estos nefastos personajes, tal es el Caso Rosenberg que es el ejemplo más puntual. Ahora piden un antejuicio contra el juez Mynor Moto por no resolver cómo ellos querían.

“A los ciudadanos que no logran enjuiciar, les difaman y aniquilan su prestigio con publicaciones en medios de comunicación vende patria”.

A los ciudadanos que no logran enjuiciar, les difaman y aniquilan su prestigio con publicaciones en medios de comunicación vende patria, que por x o y razón se sumaron a este intento de golpe, mientras que a los medios de comunicación que se oponen a ellos los censuran y hasta les quitan sus propiedades como una vulgar dictadura, y a los comunicadores de redes sociales los acusan de net center y corruptos, cuando son ellos los que han utilizado a los net centers como Justicia Ya y SomosGt hasta presupuestándolos en el Ministerio de Salud, cuando tenían el poder por medio de la corrupta exministra Lucrecia Hernández Mack, quien se fue sin rendir cuentas con Q300 millones desaparecidos.

Guatemaltecos no nos dejemos engañar y luchemos por nuestra soberanía, por la democracia y por nuestra dignidad.

En la parte 2 de esta columna hablaré de quiénes conforman esta alianza corrupta que quieren tomar el poder en Guatemala.

.
.