Home > Vida > Un tesoro enterrado cerca del Petén Itzá

Un tesoro enterrado cerca del Petén Itzá

Sitio arqueológico Tayasal

¿Quién diría que frente a la majestuosa Isla de Flores existiría más riqueza natural que apreciar? Pues en efecto, frente a la isla se encuentra el sitio arqueológico Tayasal. Este maravilloso legado de los Itzaes, descansa en una península a orillas del Lago Petén Itzá. El nombre de este recinto del período postclásico en realidad es un error ya que se refiere en realidad a la capital Itzá y significa “lugar del Itzá”. De cualquier forma, en la actualidad ese es el nombre de la península del sitio e incluso en el ingreso del mismo se puede apreciar un rótulo que da la bienvenida a Tayasal.

Este sitio arqueológico cubre un área de aproximadamente 2.75 kilómetros cuadrados y presenta materiales arqueológicos desde el Preclásico Medio hasta el período Postclásico Tardío. El hermoso recinto que se encuentra en su mayoría soterrado y cubierto de tierra, contiene además un cementerio del período Colonial. Sobre este tesoro enterrado también habita una comunidad, San Miguel. La península es un terreno lleno de desniveles que contiene cerros empinados y varios agujeros profundos. San Miguel cubre la parte sur de la península y de acuerdo a estudios del arqueólogo Timothy W. Pugh es posible que debajo de esta comunidad se encuentren los vestigios correspondientes al período Postclásico Tardío.

¿CÓMO LLEGAR A TAYASAL?
Sitio arqueológico Tayasal

Vista de parte de Tayasal desde una lancha.

Para llegar al sitio arqueológico Tayasal desde la Isla de Flores, Petén, lo único que debe hacer es tomar una lancha a las orillas del lago Petén, Itzá que lo conduzca a San Miguel por lo cual pagará Q2.00 por persona. Si además de visitar Tayasal quiere recorrer el lago, deberá hablar con los lancheros quienes de acuerdo al tiempo y distancia le cobrarán cierta cantidad por persona. Si posee vehículo y quiere conocer también los alrededores del lago puede recorrer la carretera y llegar a San Miguel por la parte de atrás.

¿QUÉ PODEMOS ENCONTRAR EN TAYASAL?

Debido a que este sitio arqueológico se encuentra a orillas del lago, en principio se puede apreciar un costado con agua considerablemente cristalina. También se puede observar una vasta cantidad de vegetación, incluso por encima de los monumentos pues los mismos no están excavados. En el sitio hay senderos para llegar al punto más alto donde se encuentra un mirador.

Desde el mirador es posible apreciar la Isla de Flores, Petén por un lado y por el otro se ve parte del lago y algunas pequeñas elevaciones de tierra, parte del municipio de Flores que aún no está habitada. El paisaje que se ve desde el mirador es mágico y tanto el amanecer como el atardecer se aprecian en su máximo esplendor. Lo recomendable es visitar este sitio arqueológico luego de mediodía para logar apreciar el atardecer luego de haber recorrido todo el lugar. Si desea apreciar el amanecer debe hospedarse en alguno de los hoteles que se encuentran en San Miguel y pedir apoyo de un guía para poder visitar el Mirador durante la madrugada.

Sitio arqueológico Tayasal

Vista desde el mirador de Tayasal.

En el sitio como en todo el departamento de Petén es común disfrutar la vista de bastas especies de animales, como iguanas, monos, serpientes, varias de aves, entre otros. Para ingresar a este hermoso recinto no es necesario pagar el ingreso, por lo mismo las estelas y monumentos que se encuentran ahí son resguardados por la presencia esporádica de vigilantes. En San Miguel, además puede encontrar la escultura en memoria del Caballo de Hernán Cortés.

A esta enorme joya de la cultura maya Itzá aún le hace falta ser completamente descubierta, aunque se conoce de qué período son los monumentos que se encuentran soterrados aún no se sabe cuál es su aspecto. Sin embargo, este es otro rinconcito de Guatemala que vale la pena visitar y si usted viaja a Petén, no puede dejar de tomarse un par de horas para conocerlo.

MAYAS ITZÁES

El origen de los mayas itzáes se cree que es la Península de Tayasal, luego migraron hacia México donde se establecieron. En nuestro país vecino fundaron varias ciudades en la Península de Yucatán, como Bacalar, Ek Balam, Chichén Itzá, Izamal, T’ho, Champotón y Uxman. Fueron expulsados de México por la fuerza militar prehispánica de los toltecas y los xiu. Por ese motivo regresaron a Tayasal donde fueron exterminados por la colonia. El último cacique maya Itzá fue Jacinto Canek quien se rindió ante los españoles en 1697.

EL CABALLO BLANCO

Cuenta la leyenda que cuando Hernán Cortés pasó por Guatemala de camino a Honduras visitó Tayasal, ahí su caballo blanco se enfermó y como precisaba llegar a Honduras dejó al animal al cuidado de los itzáes. Estos sin conocimiento acerca de los cuidados, en vez de darle a comer pasto le daban a comer carne y frutos y poco a poco el caballo empeoró hasta morir. Los itzáes idearon engañar a Hernán Cortés construyendo un caballo a base de cal. Cuando él volvió al área central de Petén solicitó que le llevaran el caballo. Los itzáes subieron sobre una balsa el caballo de piedra para trasladarlo hasta donde se encontraba Cortés, pero en el trayecto el caballo resbaló de la balsa y cayó al lago. En su memoria la organización #PeténSoyYo construyó una escultura que se encuentra en San Miguel.

  • 2.75 kms. tiene el sitio arqueológico Tayasal.
  • Q2.00 cuesta el traslado en lancha desde la Isla de Flores a Tayasal.
Fotos: Adriana Castellanos
.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com