Home > Columnas > Entendiendo la amenaza nuclear

Entendiendo la amenaza nuclear

NUEVO

En los actuales días que nos toca vivir, inmersos en tiempos de globalización y abundancia de crisis que atañen a factores diversos, ahora mismo y a  manera de apropiada simbolización de tal estado de cosas, tenemos la conducta de algunos personajes encumbrados (que no líderes), ocupando a diario los espacios noticiosos: los torpes e ignominiosos alegatos que ya bajan a nivel de ladridos entre canes rabiosos, que intercambian el actual presidente estadounidense y el jerarca heredero de Corea del Norte.

Lamentable situación esta, que obligadamente llama la atención a lo largo y ancho del planeta, ya que se trata del uso potencial de las armas nucleares o atómicas, toda una amenaza mundial,  la cual, no obstante su aparente direccionalidad de un país al otro, entre quienes se insultan todos los días, sabido de sobra es que se trata de algo con potenciales implicaciones horriblemente catastróficas para toda la vida en el planeta.

A este respecto, ya en los años 1982 y 1983, a instancias del entonces presidente de la universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts, E.U.A,) Derek Bok, se integra un grupo de académicos del Centro para la Ciencia y Asuntos Internacionales, ocupados activamente en la enseñanza y divulgación de aspectos salientes sobre las armas nucleares, que luego forma el Grupo Harvard del Estudio Nuclear. El objetivo de su trabajo, conjuntar esfuerzos a través de sus opiniones, concepciones y puntos de vista para aportar al entendimiento de dichos aspectos del tema nuclear, bajo un enfoque honesto, claro y accesible para el público en general.

El producto de tal esfuerzo, un volumen titulado “Living with Nuclear Weapons”, (The Harvard Nuclear Study Group, 1983). Este parece cumplir en buena forma, con el propósito fundamental de elaborar la necesaria información para mejor ilustrar, a todos los interesados en entender lo que de por sí, constituye un problema central de nuestro tiempo. Sobre todo, a partir de una de las principales preguntas sobre el futuro de las armas nucleares, como era y aún lo es, si la población podrá contar con suficientes datos para entender este asunto, tanto de carácter  militar como moral y de por sí, inmensamente complicado. La base de estas consideraciones se integraba, en buena parte, con diversas preocupaciones entre las cuales sobresalía aquella de responder “al cómo la democracia podría funcionar, cuando el público en general estaba tan pobremente informado sobre asuntos de importancia nacional”.

De contenido amplio y sustancioso, el estudio se compone de tres partes: I… La Embarazosa Situación Nuclear, con tres capítulos, entre estos, “El Debate Nuclear, ¿cuáles son los problemas?”; II…La Condición Actual, en cuatro capítulos, sobresaliendo “Armas y rivalidad, ¿cómo llegamos acá?”, “Lecciones nucleares, ¿lo que hemos aprendido?”; III… ¿Que Puede Hacerse? y dos de sus cuatro capítulos, son “Proliferación nuclear, ¿puede controlarse la expansión de las armas nucleares?”,  “Viviendo con armas nucleares: ¿Hay alguna opción?”. Repasaremos estos puntos en próximas entregas.

.
.