Home > Columnas > Reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos

Reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos

Columnista

En la Comisión de Asuntos Electorales del Congreso de la República se han discutido las recientes reformas que se pretenden incorporar a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Entre las propuestas que se formulan en el Dictamen que esta comisión efectúe, existen varios temas que hay tenido un eco mediático:

(1) Limitaciones de barrera de entrada para constitución de partidos políticos. Actualmente se requiere que para la constitución de un partido político se tengan como afiliados un porcentaje del total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral. La reforma propuesta acoge un número menor al actual, quedando en veinte mil afiliados. Pese a ello se solicita que la barrera de afiliados disminuya con el objeto de facilitar la participación de nuevos actores.

(2) La apertura de los listados. Tiene por objeto acercar al votante con su representante en el Congreso, la idea general es que pueda identificar a cien y a cierta cuál es el diputado que lo “representa” y con ello el fortalecimiento de la democracia. Esto se logra a través de la propuesta de tener la opción entre votar por el partido o por el candidato.

El anterior punto supone una logística complicada, de mantener el sistema electoral por distritos tal y como ha funcionado en la era democrática de Guatemala, es por ello que llega el tercer punto.

(3) La creación de sub-distritos electorales. La Constitución establece que cada uno de los departamentos de la República de Guatemala constituye un distrito electoral. Mientras que el municipio de Guatemala forma el distrito central y el resto de los municipios del departamento de Guatemala constituyen el distrito de Guatemala. Los diputados distritales equivalen al 75 % de los diputados que forman el Congreso de la República.

(4) Fortalecimiento del Tribunal Supremo Electoral. Los recientes casos relacionados con el financiamiento electoral ilícito han urgido que el TSE tenga una capacidad de investigación y sancionatoria fortalecida. Además de hacer lo respectivo con las capacidades que se necesitan y los recursos para lograr la fiscalización.

Lo importante del modelo político para Guatemala es que se trace una ruta clara de cómo queremos que funcione y nos mantengamos en esa idea, haciendo los esfuerzos políticos y de control ciudadano para que funcione.

La anterior afirmación la hago porque en el año 2015, luego de desvelarse los casos de corrupción en que se involucraban los más altos funcionarios del Organismo Legislativo, la demanda radicaba en que existían muchos partidos políticos y que era necesario crear barreras para que no se multiplicaran. El mensaje era el fortalecimiento de los partidos políticos para promover la democratización interna.

Sin duda existe necesidad de una reforma en el sistema electoral. Con los casos de corrupción han saltado las últimas banderas rojas y la ciudadanía ve insostenible el modelo actual para elegir a sus representantes en el Congreso de la República, especialmente.

Ahora tocará a la Corte de Constitucionalidad determinar si las propuestas formuladas compatibilizan con la Constitución Política de la República de Guatemala, de lo contrario deberemos crear una ruta que pase por fortalecer de otra forma el modelo actual o reformar la Constitución.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com