El Siglo

Al Infierno en 13.4 millones de evidencias

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) compartió información sobre un nuevo caso de evasión fiscal Offshore, denominado Papeles del Paraíso. El expediente, filtrado en el diario alemán Süddeutsche Zeitung, alude a un fraude que conlleva un período de 60 años y 13.4 millones de archivos financieros que comprometen a empresas reconocidas a nivel mundial, políticos, jefes de Estado, figuras del espectáculo y deportistas.

Por Offshore se identifica, en términos legales, a las empresas o sociedades constituidas fuera del país de residencia del propietario, en regiones cuya tributación es de un 0%. Este tipo de organización suele ser creada en los llamados paraísos fiscales, para evitar el pago de impuestos, y múltiples ejemplos muestran lo recurrente de esta práctica en la contemporaneidad.

Funcionamiento de las empresas Offshore. Fuente: Josué Isassí.

Medios internacionales, como The Guardian y el New York Times, aseguran haber verificado la autenticidad de la información obtenida en servicios de esta naturaleza. O sea, 6.8 millones de los documentos  provenientes de la división de servicios corporativos del bufete Appleby, con sede en Bermudas.

La oficina jurídica caribeña acumula 119 años de ejercicio en esa rama, en tanto su socia en esta trama de irregularidades es la Asiaciti Trust, con casa matriz en Singapur.

Ambas compañías centraron sus esfuerzos en el establecimiento de estructuras fiscales ilícitas para mantener anónimo al verdadero beneficiario de bienes, lograr mejor optimización fiscal o evitar el pago de impuestos. De tal suerte, se convirtieron en una guarida fiscal ​​en la cual encontraron acomodo ciudadanos y empresas acaudaladas de varias partes del mundo, interesadas en favorecerse de la aplicación de un régimen tributario reajustado a sus expectativas económicas.

El ICIJ también fue responsable de la difusión del conocido caso Papeles de Panamá en 2016, que de igual modo colocó bajo la lupa pública los negocios y secretos tributarios de cierta población privilegiada.

“Estas prácticas obligan a la Unión Europea a tomar acciones, publicar una lista negra de paraísos fiscales, acompañada de sanciones adecuadas”, advirtió el Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici.

IMPLICADOS

Entre los 127 implicados en Papeles del Paraíso están corporaciones, líderes políticos y artistas famosos que recurrieron a los servicios offshore para crear mecanismos capaces de rebajar de manera drástica el pago de impuestos, lo que deja en entredicho su nombre, integridad y rectitud.

Entre los casos más destacados aparecen el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, ligado a la empresa Navigator Holdings. Este poseía 31.5% de las acciones junto a Gennady Timchenko, Leonid Mijelson y Kirill Shamalov, quienes también son accionistas principales de la petrolera rusa Sibur.

Asimismo, el ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo, emergió como administrador irregular de un fondo de inversión con actividades en Islas Caimán y Delaware, Estados Unidos, antes de que asumiera funciones como titular de esa cartera de Gobierno.

Estadísticas del caso Papeles del Paraíso. Fuente: www.ciperchile.cl

Otra celebridad acusada de participar de los actos delictivos es Isabel II, reina de los británicos desde 1952, quien recibió beneficios millonarios de sus inversiones tecnológicas en la sociedad Dover Street VI Cayman Fund LP. La empresa, inscrita en las islas Caimán durante el 2005, llegó a manejar 7.5 millones de dólares a través de su ducado como cuenta personal.

En el mundo de la farándula, quedó manchada la imagen de la afamada cantante Shakira. Según las fuentes, la colombiana esposa de Gerard Piqué movió sus derechos musicales en 2009 desde una empresa de Luxemburgo a otra de Malta, un país en el que se pagan muy bajos impuestos.

También en 2007 la artista creó la sociedad Malta Tournesol Limited, de la cual es la única accionista, aunque su expareja Antonio de la Rua figuró como director hasta el año 2011. Los archivos sugieren que esa compañía aumentó su valor dos años después de su fundación a 31 millones de euros.

De igual modo, el fabricante de artículos deportivos Nike fue acusado de crear sociedades offshore en las Bermudas, a las cuales sus filiales pagaron cientos de millones de euros para poder utilizar los derechos de la marca.

Uber, Facebook y Allergan, aparecen también en esta lista oscura. Sin embargo, el New York Time dijo haber recibido comunicados de las entidades mencionadas, en los que afirman que respetan las reglas fiscales internacionales.

Otro intento de desviar la atención del escándalo lo protagonizó la compañía Appleby. Los directivos de la empresa  esgrimieron que el 1 de noviembre fueron víctimas de un hackeo ilegal y lamentaron el uso que los medios de comunicación dieron a la supuesta información obtenida con tal de exponer a “personas inocentes”.

Imagen ilustrativa 

.
.