El Siglo

Canasta básica alimentaria y sus posibles implicaciones

El presente artículo ha sido articulado pensando en el impacto que sobre la Salud Alimentaria Nacional persigue el comunicado oficial 14-2017 del Instituto Nacional de Estadística -INE-, de fecha 6 de noviembre 2017, anunciando La Nueva Canasta Básica Alimentaria -CBA- construida con la metodología del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá, explicada en el documento: La Canasta Básica de Centro América -INCAP-, 2006. Esta metodología ofrece una reseña histórica; indicando que, desde el pasado, la construcción de las Canastas Básicas Alimentarias en el istmo respondió a un enfoque puramente macroeconómico para medir, hasta donde corresponde, la evolución de la inflación, salarios mínimos y el patrón de consumo efectivo. Es decir, no era una canasta con fines normativos, como podría ser el caso si estas se hubiesen construido bajo un enfoque dietético. Mientras que la metodología del INCAP, utilizada por el INE, si busca integrar un paquete de consumo con enfoque de salud alimentaria. En esto radica el nuevo concepto de la CBA.

Sin embargo, para estar en sintonía completa con la metodología del INCAP, debería reconsiderarse en esta nueva canasta, la sustitución de aquellos artículos de consumo colocados en el grupo 10 = Miscelánea: Ej.: bebidas gaseosas y sopas instantáneas por productos que generen la misma cantidad de calorías pero con menos aditivos químicos en su formulación. La Directora de la Liga del Consumidor, afirmó que: “En la nueva canasta debe discutirse la inclusión de productos que pueden ocasionar daños a la salud”. Prensa Libre, 10 de noviembre, 2017.

Salvando el importante enfoque dietético de la metodología del INCAP, la nueva CBA presenta una disyuntiva en el cálculo de su costo; ya que habiéndose agregado 10 productos más (34 en total) respecto de la anterior canasta, su costo es menor. En octubre, la nueva CBA, se cotizó según el INE en Q 3,549.40; incluyendo, Q 1000.90 por concepto de gastos en alimentos consumidos fuera del hogar. Tomando como base, un hogar constituido por 4.77 personas. En tanto que para el mismo mes, el valor de la antigua canasta básica fue de Q 3,826 para cubrir las necesidades de un hogar de 5.3 personas. Esto marca un diferencial de 7.2 por ciento. Mientras que el costo para el mes de septiembre, el diario elPeriódico (8-11-2017) cita que el INE reportó un diferencial de 10.7 por ciento de caída en el valor de la nueva CBA. Ante estos valores, la disyuntiva arriba mencionada estriba en la incidencia que el costo de la canasta tiene en la fijación del valor del salario mínimo. La Comisión Nacional del Salario es la encargada de resolver las disconformidades que el monto de la nueva CBA pudiera desencadenar en el ajuste de los futuros cálculos de salario mínimo.

Por otro lado, está, el riesgo que podría correr el INE, si la construcción de la nueva CBA estuviera débilmente formulada; sea el caso que algunos productos considerados para el cálculo del costo (Ej.: en la variedad de embutidos, se consideró solo el precio de la salchicha; y así, en otros) y que podrían no representar legítimamente al grupo de alimentos al que pertenecen respecto de los precios reales de los mismos en el mercado nacional o por regiones. En estos casos, la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares -Enigfam- que desde el 2009-2010 no se realiza, es una herramienta más fina y puntual para la construcción de la CBA.

Finalmente, dos testimonios que puntualizan en aspectos clave de la CBA: el presidente de la Banca Central manifestó: “Pese a que la nueva Canasta Básica Alimentaria aumenta el número de productos y que su cálculo es muy distinto a la medición del Índice de Precios al Consumidor -IPC-, el cambio no impactará en la tasa de inflación”, puntualizó. Por otro lado, “La Canasta Básica no es el ideal de lo que deben comer las personas, pero refleja la demanda que se tiene de los productos”, expresó el Director del Instituto de Economía y Sociedad Plural de la Universidad Rafael Landívar (diario elPeriódico, 8 de noviembre -2017). Para efectos del presente artículo ambos comentarios son certeros.

.
.