Home > Mirilla indiscreta > Mensajes inaplazables a don Jimmy

Mensajes inaplazables a don Jimmy

171112 MIRILLA

 

En Guatemala, hasta las estaciones están variando en medio de tanta confusión. Ahora que los celajes están tornando los cielos chapines en verdaderos lienzos de pintores del renacimiento, en contraposición, lejos de los cielos y muy cerca de los suelos, comienzan a gestarse las tormentas más amenazadoras.

Quienes piensen que se guardaron los sables, pueden apostar seguramente que están equivocados

La calma que acompañan las campanillas anticipadas de la Navidad y que provocan abiertamente a la acojonada tarjeta de crédito que por más que se trata de ocultar, no puede escapar a la punta de las uñas de su usuario, que tirará de ella, hasta que temblorosa, la primera vez, la pase esa maquinita autorizadora, que después de un angustioso silencio comienza a sonar en una bellísima composición para los oídos, de traqueteos continuos, que frente a los ojos desencajados de quien se ha visto torturado por unos segundos, que parecieron horas, aquel aparatito infernal comienza a expulsar un papelito, que porta la esperada aprobación de la operación.

Es esa primera vez, en la temporada, la que cuesta, después la borrachera de los villancicos, será de tal magnitud, que el mágico plástico se multiplicará en todos los lugares.

A cambió de aquel gesto de mano que la exhibe, se transportará al mundo de la embriagante fantasía de la esclavizante economía de consumo que le garantizará después de todas las ofertas… que lo llamen todo el tiempo y también por la noche, porque  en el call center, situado en la India,  donde le cobran, apenas es la tarde y aquí, las dos de la mañana.

Como venganza, nuestro migrante, obligado a retornar, con el plus cultural de hablar inglés, estará despertando al consumidor de la India, que justo con el desvelado guatemalteco, estará tratando de explicarle al impersonal y cruel cobrador chapín con acento pocho… el motivo del atraso.

Yo pienso que debe ser un sádico placer para un pobre rencoroso… cobrarle a otro pobre acabado… Ese ejercicio del poder mediocre y mal empleado, para saciar el deseo de mandar… aunque sea un ratito.

Quítese de allí… porque ese estacionamiento está reservado… la fría expresión del cuidador del lugar… con mirada autoritaria y cara de general en el frente de batalla… cuando se dirige al esquilmado conductor que prefiere dejarse explotar con la tarifa y el mal trato, porque le cuiden su bien más preciado… su automóvil… que exponerse, que al abordarlo, otro bellaco sintiéndose dueño de las calles, le ponga un revolver en la cabeza, le quite todo lo que tiene… para asaltar al próximo sin ninguna consecuencia… tres carros más adelante.

Este sabe… razona el malvado… que si se opone… le aplico la pena de muerte… y si me agarran… que no me vaya a lastimar ese policía HDP… porque me quejo con el PDH y se lo lleva la GP.

En este mundo de las siglas sustituyendo nombres muchos se confunden… por ejemplo, los que bloquean carreteras dicen pertenecer al Comité de Desarrollo Campesina (Codeca) y quienes víctimas de la violación de sus derechos constitucionales… el robo de energía con fines de lucro… que venden a otros campesinos pobres y apropiarse de manera gansteril, para ellos las mismas siglas significan Camaradas Organizados Despojando Empresas, Campesinos y Anexos (Codeca).

Así que en medio de campanillas, olor a pinos y pinabetes y lucecitas  graduaciones y convivios… todos nos envolvemos en la nube de la normalidad placentera, para encubrir los zarpazos encubiertos de Santa Claus,  que frenéticamente continúan sus planes y decisión larvada de tener como regalo navideño el control del Estado.

Este domingo decidí consultar con quien creen mi alter-ego, quizá porque a veces pone en mi boca o en la de mis invitados, puntos de vista y opiniones que no siempre compartimos.

Me refiero a D.R. que acompaña siempre mi nombre, como custodio físico de mis escritos y a quién llamo afectuosamente Danilo y creo conocerlo mejor que él mismo.

A veces pienso que soy la voz de su conciencia, que me permite el atrevimiento de poner nombres propios en algunas oportunidades, esa actitud no le agrada, porque para él los hechos trascendentales que determinan la historia de los pueblos… obedecen planteamientos cíclicos que imponen quienes con poder interno o externo deciden por la gente de estos países que pocas veces  han podido forjar su destino.

Los sujetos de la acción, esos que tienen nombres y apellidos, son solamente instrumentos de decisiones muy superiores a su capacidad de incidir en una realidad que los supera, los desborda y los aplasta si lo decide y terminan por confundirnos y pelear invocando nuestras contradicciones, más allá, de los fines que persiguen los verdaderos responsables de nuestros inesperados conflictos.

Por esa razón Danilo, considera que los ejecutores de esos planes, son esbirros… y casi siempre ellos saben que son esbirros… y aprovechan la oportunidad de ejercer ese poder mediocre y transitorio y hacen daño… nos enoja… nos ofende y provoca hartazgo, decepción y no pocas veces una rebeldía activa… que puede considerar la violencia… como obligada forma para retornar la paz que reclama y exige la vida en sociedad.

-Mire don Edmundo- me dijo esta semana, esas gentes actúan como verdugos para atropellar al oponente o quien está en desventaja. Son esos cajeros en los bancos que con sueldo de subsistencia… lastiman a la gente en su ventanilla… como que fueran los dueños del dinero ajeno que cuentan con una tentación del tamaño de sus necesidades… “Esta firma no se parece a la registrada”, cuando el portador del cheque ha puesto su última esperanza… no en la firma… si no que tenga fondos el documento… “Hágase para atrás…o bájese”, empuja al humillado pasajero del autobús o ruletero… que arriesgando la vida hizo cola para subirse… y aguantar esa insolencia en ese ataúd en perspectiva… -Argumentaba mi amigo haciéndome conciencia sobre las circunstancias de una convivencia atormentada que desfigura la conducta de esa masa que la empujan, atropellan, explotan y asesinan.

Además la desorientan y confrontan como parte de esos planes de dominación que en nada han considerado la felicidad y prosperidad de esa sociedad que transforman en su objetivo y termina como víctima de sus maquinaciones.

-Por esas razones don Edmundo –continuó la lógica de su razonamiento–  en nuestro medio hay  dos grandes protagonistas… Los esbirros y el resto… que confundidos, enfrentados, desorientados, perseguidos o ingenuos acusadores, somos las victimas… don Edmundo… Solo hay esbirros y víctimas don Edmundo… Los esbirros pocos, con nombres y apellidos… precisamente porque son pocos… y millones de millones de víctimas, muchos de ellos ignoran que son víctimas y se transforman en colaboradores de los Esbirros, triste y a veces oportunista, pero siempre lamentable papel de quiénes sueñan con el protagonismo de los esbirros… -y  se quedó reflexionando unos instantes.

Yo he pensado, que todo lo que nos está sucediendo en el país, nos puede llevar a un nivel de desajuste económico, político y social que desde ya nos garantiza el rompimiento de las estructuras nacionales, si logran destruir nuestro modelo económico de producción, que nos llevará a un nuevo experimento de relaciones políticas y económicas, a la prédica demagógica de la distribución de la pobreza en nombre de la justicia social… al predominio totalitario del Estado como  inapelable rector del control de las relaciones sociales de producción y desconectarnos de los procesos de desarrollo económico liderados contradictoriamente por dos de los países que tuvieron que renunciar al modelo que hoy nos quieren imponer, por haber causado pobreza, dictadura, persecución, hambre y frustración colectiva a sus pueblos.

Pretenden destruir nuestra clase media, agotando sus posibilidades de crecer, producir, consumir y liberarse progresivamente de la pobreza agudizando la confrontación ideológica entre el campo y la ciudad.

En tanto China Continental rebozando de prosperidad incrementando su clase media en apenas 15 años, del 8% al 30% con evidente desarrollo y crecimiento económico.

Rusia de una economía totalitaria que hizo desaparecer a la Unión Soviética… a una potencia en desarrollo que no se sonroja ante la acusación de influir en los resultados electorales de los Estados Unidos.

China de un país colectivizado dependiente y controlado por un régimen totalitario que mantuvo su poder basado en la dependencia y miseria de sus más de mil millones de habitantes, a transformarse en una economía mixta, para garantizar  desarrollo de su mercado interno que beneficie de manera programada y progresiva a toda su población, en tanto prepara sus mercados internacionales para sostener su inmenso potencial de desarrollo industrial cuando logre la incorporación de todos sus habitantes al proceso productivo.

De un país de miseria generalizada a transformarse en el país al que más le deben los Estados Unidos de América.

En dos décadas de revisión a su modelo colectivista y totalitario… aspirando a liderar al mundo aliado en procesos de desarrollo capitalista, de libre mercado y de economías globalizadas.

Así las cosas, nuestros tradicionales tutores del norte, permitiendo y patrocinando nuestro retroceso a un modelo colectivista y superado por la historia moderna y sus propios gestores originales.

Provocando o tolerando nuestro derrumbe institucional… para que retornemos a la contradicción y confrontación étnica, geográfica, ideológica, socioeconómica, de género, de principios y valores permanentes basados en nuestra ética cristiana no necesariamente en la dogmática religiosa que alternativamente toma posiciones contradictorias y confrontativas.

Esa incomprensible variación de políticas por imponer en nuestro país, como experimento ajeno a nuestra genética vocación y búsqueda de la perfección del estado de derecho, la democracia y la libertad.

Insistiendo, con razón, en la necesidad de preservar su seguridad interna, insistiendo en reducir nuestra realidad geopolítica centroamericana y del Caribe… a un triángulo norte al que le asignan recursos como que fueran mendigos y le exigen posiciones como que fueran países solventes y en franco desarrollo económico y social.

Por esa razón don  Edmundo -reinició sus reflexiones que dieron lugar a la larga pausa que motivaron las mías-… Hay que entender que los operadores… ejecutan pero no disponen las decisiones de fondo-…

…-Y aprovechando la presencia de un nuevo embajador de quienes realmente deciden… por lo menos en nuestro caso… Esa privilegiada posición geopolítica que la hace tan codiciada por los malos y por los buenos… nos obliga a clarificar, negociar y determinar los términos de nuestras relaciones internacionales… con respeto… pero con determinación y dignidad… -recalcó con énfasis.

-El embajador- como interlocutor inmediato y por extraña pero afortunada coincidencia… nació en nuestro país… conoce nuestra idiosincrasia y vocación política… es el idóneo catalizador de las corrientes y posiciones nacionales, tradicionalmente amantes de la paz (el conflicto armado interno fue impuesto por los intereses geopolíticos de potencias extranjeras que todos recordamos y no terminamos de entender) de la Democracia… hartos como estamos de las dictaduras que ya no sufrieron las nuevas generaciones  que serían las víctimas de un régimen totalitario en descarado proceso de instalación y desde luego nuestro anhelo por el fortalecimiento definitivo del régimen de derecho, que depende del respeto a la ley, producto de su creación por el Organismo destinado para ello… El Congreso de la República. Realizado como búsqueda armónica del bien común, por el organismo destinado para esa función: el Ejecutivo… y aplicado con irrestricta observación a los principios legales y legítimos por el organismo con tan sagrada misión: el Organismo Judicial… Sin un supra organismo usurpando sus funciones revestidas de ilegalidad,  la Corte de Constitucionalidad y sus aliados que han consolidado una dictadura de jueces arbitrarios cuyas decisiones han destruido nuestro constitucional estado de derecho… -remató esta parte de su exposición.

El responsable de la conducción de las políticas nacionales e internacionales del Estado, es por obligación constitucional el presidente de la República y mucha incertidumbre surge en el cumplimiento de su delicada responsabilidad como mandatario.

¿Por qué ha permitido la imposición de funcionarios de confianza que le restan todos los días prestigio y eficacia a su función presidencial?

¿Ha iniciado con el nuevo embajador una relación de Estado que le permita el diseño de un plan inteligente y consecuente con su responsabilidad de máximo dirigente de nuestro país? Como un primer paso para trasladarlo orgánicamente al conocimiento del gobierno estadunidense.

¿Se ha percatado, del peligro que representa que la confrontación interna favorezca, por falta de gobernabilidad y control, todos los males que nos acredita la administración estadunidense y que atentan contra su seguridad interna?

¿Se ha percatado, que si la confrontación interna nos lleva al desbordamiento provocando la consolidación de la anarquía, por ausencia de gobernabilidad. La ausencia por temor, de actividad legislativa y el arbitrario ejercicio de la función jurisdiccional que está fomentando y exacerbando la confrontación… puede provocar la temida  intervención militar por el gran número de tropas que ya operan en el país, de momento con otras justificaciones?

¿Ya planteó como Gobierno a través de una comisión de alto nivel, esos riesgos a las misiones extranjeras y especialmente a las que de manera oficiosa se han dado a la descarada misión de financiar los movimientos comprometidos políticamente con la  confrontación y manera urgente con el nuevo embajador?

¿La intervención sobre su Gobierno, no tiene  justificación, pero se abriga la esperanza que esté desarrollando un plan estratégico que nos haga retornar a la normalidad institucional y no solo como meta irreal  la de finalizar su período?

¿Sus asesores, le han recomendado realizar acciones que eviten que el plan en marcha para evitar que cumpla con su período, se perciba como una realidad concreta y sana para el país?

¿Podemos confiar, que la liberalidad que se ha dado en su Gobierno a la confusión gubernamental y la falta de respuesta de sus funcionarios para viabilizar acciones que busquen preservar nuestra soberanía y libertad, es parte de su preocupación, planificación y ejecución de políticas preventivas todos los días?

Señor presidente ¿Podemos confiar que de un Gobierno copado por la corrupción pasemos a otro capturado por la intervención extranjera?

Yo quiero confiar con don Edmundo que usted no está tolerando, por temores personales, que lo suplanten en su sagrado deber de conducir nuestro país… y confiamos todavía, que no va a permitir que justifiquemos por ingobernables ni una intervención militar, ni tampoco la instalación de una dictadura totalitaria.

Foto: Analistas independientes

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com