Home > Columnas > Guatemala en la encrucijada

Guatemala en la encrucijada

///
Comments are Off
NUEVO

Hay historias de pueblos que se dibujan sinuosas y trágicas. Otras lineales y satisfechas de su buen vivir. Unas rompen de cuando en cuando la monotonía del aburrimiento y otras se violentan hastiados de soportar por años el engaño y el irrespeto.

Guatemala es un país que permanentemente ha vivido en el filo de la navaja como si estuviera a punto de hundirse en el fango de la desgracia, pero como el ave Fénix, se vuelve a levantar para respirar con alivio y sentir que aún vive y puede caminar.

Hemos sido testigos al conocer nuestra historia, que en el mismo sentido que se han dado fenómenos políticos que apagan la voz de la libertad y de la dignidad humana, también están presentes esos destellos de “imaginación creadora” de los cuales surgen movimientos sociales que hacen posible una vida al servicio de la vida, tal y como ha quedado demostrado con la revolución de octubre de 1944.

En medio de este decurso histórico, también recuerdo las angustias apocalípticas de aquellos discursos enfermizos que nos hicieron creer al final del milenio, que el mundo se iba acabar. Ese sentimiento aún está prendido en nuestro “inconsciente colectivo” como un péndulo que pesa sobre nuestras propias cabezas. Surgen mitos y palabras engañosas a fin de escamotear el “principio de realidad” con el propósito de evitar así, el conocimiento de las causas centrales que provocan los dramas reales que se viven en sociedad.

Felizmente ya se asoman las conciencias lúcidas que nos despiertan de ese letargo apocalíptico, lleno de mitos y mentiras, Nos explican científicamente la existencia de una crisis estructural en la que sobresale, el agotamiento del modelo económico bañado de un carácter social, político y cultural. Esta realidad histórica genera diversas crisis de naturaleza coyuntural, que algunos terminan por sobredimensionar.

De manera contrastante, informes económicos indican aspectos favorables en torno al aumento de las remesas que migrantes envían, sin cauce aún, para orientar socialmente esta inyección financiera. A su vez, AGEXPORT también nos ilustra del aumento de la diversidad de los productos de exportación que giran alrededor de nuevos productos como vestuario, textiles, muebles de madera, plantas y miel, cosméticos y alimentos. Lo que indica que los productos tradicionales como aceite de palma africana en bruto, cardamomo, azúcar, café, bananos, han disminuido respecto a los otros.

Esto pareciera una buena señal, pero otros analistas y CEPAL, explican que aún predominan los productos primarios, lo cual no genera “innovación productiva e innovación tecnológica”, agravado por la falta de certeza que atemoriza a los inversionistas entre lo que se destaca la inestabilidad política, lo afirmado Estándar&Poors tal y como explica Hugo Maul en cuanto a “la calificación de riesgo crediticio del país”, las declaraciones del Presidente de Transparencia Internacional al señalar los problemas que provoca la corrupción a la economía nacional.

Si a estas dificultades, le agregamos crecimiento del desempleo, vías de comunicación destruidas, inseguridad ciudadana, ausencia de calidad en salud y educación, deterioro ambiental así como de la administración de justicia, explosión de la corrupción, y otros etcéteras, pareciera que existimos en un país en riesgo con altos niveles de incertidumbre social.

Visto así las cosas, Guatemala como país requiere romper con ese maleficio histórico que nos separa a unos de los otros. Habrá que encontrar rutas, veredas, vías que nos abran las compuertas para caminar juntos a fin de romper el sinuoso camino de la incertidumbre. Vivimos en esta encrucijada, en la que es necesario asumir nuestros problemas con un alto nivel de conciencia para superarlos como ciudadanos y Estado. En este sentido, como guatemaltecos habrá que imitar el hermoso ejemplo de la iniciativa de Bill Gates al darle vida a su propuesta “Potenciar la educación a través de la innovación” en USA, porque él se dio cuenta que su país quedó rezagado ante otros que se han agigantado a nivel mundial.

Significa para nosotros que debemos encontrar una fuente de inspiración para relanzar a Guatemala como un país que goce de plenitud y dignidad.

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com