Home > Actualidad > El buen ritmo sostenido de la economía China

El buen ritmo sostenido de la economía China

Las reservas de divisas extranjeras aumentaron por noveno mes consecutivo en la República Popular China, lo cual confirma la solidez económica y financiera del gigante asiático, cuyo Banco Central asegura que cerró octubre con 3,11 billones de dólares para un incremento de 703 millones de dólares respecto al mes precedente.

Paralelo a este logro, la entidad emisora confirmó que el Producto Interno Bruto (PIB) logró expandirse durante tres trimestres consecutivos hasta superar la meta anual del gobierno, equivalente a  6,5 puntos porcentuales.

Con una población cercana a los 1400 millones de personas, China es considerada una megaeconomía, reconocida por la destreza demostrada para crecer y posicionarse en el tablero global en medio de la crisis financiera internacional al punto de superar prácticamente a Estados Unidos.

De 2013 a 2016  el PIB anual creció 7,2 por ciento, cifra superior al 2,6 por ciento de la economía global y al 4 por ciento de la media de las economías en vías desarrollo.  Además, en el último de esos años las reservas probadas de oro subieron a 12 mil 100 toneladas y con ello el país logró ubicarse en el segundo puesto mundial, detrás de Sudáfrica.

Un consumo doméstico robusto y una política empeñada en recuperar las exportaciones contribuyen en buena medida a los progresos constantes que despiertan las miradas sobre el país oriental, que continúa entre los primeros cinco que más invierten en otros mercados.

Más de una docena de ciudades chinas tienen una población millonaria y un rendimiento económico comparable al de algunas naciones. Dentro del territorio destacan tres megaregiones: el Delta del río Yangtsé, el Delta del río de las Perlas, y Beijing-Tianjin.

La primera, por ejemplo, exhibe un PIB combinado de 2.17 billones de dólares, que es comparable a la India; en tanto la segunda alcanza 1.89 billones de dólares en ese indicador, lo cual la coloca en un estado más o menos similar a Italia. Por su parte Beijing-Tianjin tiene un PIB combinado de 1.14 billones de dólares, muy parecido a Australia.

China devino el mayor socio comercial de América Latina y el Caribe en lo que va de 2017 y esto podría llevar al desplazamiento de Estados Unidos de la posición mantenida por más de un siglo.  De hecho, el Ministerio de Comercio de China reconoció que la inversión directa no financiera en este continente registró un crecimiento interanual del 39 por ciento y el pasado año llegó a los 29.800 millones de dólares.

Para los especialistas, las inversiones de ese país pudieran viabilizar la transformación de la estructura productiva de las debilitadas economías de esta región, buena parte de la cual está empeñada en fortalecer las relaciones bilaterales, así como los lazos de cooperación económica y comercial con sus contrapartes chinos.

Según informes de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), América Latina y el Caribe y China son los polos de crecimiento mundial en estos tiempos, porque tienen grandes posibilidades de crecer en los próximos años de dos a tres veces más rápido que las economías industrializadas.

Foto: Reuters 

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com