Home > Columnas > Soros, el Rey

Soros, el Rey

///
Comments are Off
COLUMNISTA

Que ironía todo este movimiento del políticamente correcto, los famosos progres en contra de la inversión en cualquiera de sus formas, contrarios a los empresarios, que odian a quienes defendemos la libertad y el progreso, son gente ilusa y manipulada por el verdadero Master manipulador, el billonario George Soros.

Soros financia cuanto movimiento exista en el planeta para desestabilizar los gobiernos, usando más o menos 18 billones a través de su Open Society Foundation. Está detrás del cuasi subversivo Movimento Cinque Stelle en Italia (que ha inclusive promovido la anarquía), de los movimientos de mujeres en favor del aborto, las muchas ONGs pro diversidad de género, y muchos otros movimientos inclinados al socialismo. En Guatemala, Martín Pellecer de Nómada dijo abiertamente que Soros apoya su periódico como apoya todos los que se dedican a lo que se dedica Nómada, si bien lo reduce a “incomodar” (no especifica que ente, si gobierno o individuos) autoritarios. Dice que cómo Soros escapó de los Nazis (vendiendo a sus propios padres, y lo justificó en una entrevista de 60 Minutes diciendo que “hizo lo que pudo para sobrevivir” porque SU supervivencia está por encima de todo, incluyendo la madre que lo parió y que le importó poco y nada, que se puede esperar. Y ahora Soros quiere hacer creer a sus “beneficiarios” que los financia por altruismo cuando sus acciones demuestran que poco le importan son los pobres, cuando vive de empobrecer a todo el mundo.

En parte, se ha hecho billonario a costa de quebrar empresas que luego llega y compra cuando están acabadas. Esa creo que es su meta en Guatemala. Tiene prohibido operar en Inglaterra, en Rusia, y en su país natal, Hungría. En esas naciones es considerado escoria.

Guatemala tiene la tercera mina de plata más grande del mundo. Cuando Tahoe Resources la empezó a explotar y “el mundo se dio cuenta” empezaron los problemas con una ONG de oportunistas que buscan que cierre con los argumentos más absurdos. Que los Xincas no fueron consultados, cuando el Renap demuestra que en esa area no hay Xincas. O sea, no había Xincas a quienes consultar en el momento en que el Ministerio de Energía y Minas realizó la consulta como requerida por el Convenio 169. Que la mina contamina, es otra gran mentira, cuando las pruebas tomadas de los ríos adyacentes no tenían residuos de nada de lo que la mina produce, ya que la mina recicla toda el agua que utiliza.

A través de su Open Society Foundation, Soros financia múltiples organizaciones satélite que se dedican a protestar y desestabilizar los países donde operan. El ataca las hidroeléctricas, ataca las plantaciones de palma, ambos rubros generadores de cuantiosos ingresos. Seguro en unos años, cuando estemos en la ruina, entrará a comprar de todo en Guatemala para ser él quien lo explote, como hace en otros lados. Y no digamos pensando en que Guatemala tiene una reserva importante de gas natural. La serpiente, como es conocido internacionalmente, tiene sus ojos también puestos en nuestro país.

Mientras tanto, financia todo cuando rompe el núcleo familiar, los valores y principios sobre los cuales se ha cimentado tradicionalmente la familia. Destruyendo el concepto de familia, se destruye la sociedad misma porque es ésa la base sobre la que se sustenta. Ataca el matrimonio, ataca la natalidad, fomenta el aborto, el matrimonio homosexual, la diversidad de género, la legitimación de la pedofilia, etc. Y tantos jóvenes, idealistas e ilusos, caen redondos fascinados con esa “tolerancia” falsa que propone. Tolerancia falsa porque no toleran a quien no piensa como ellos, pero exigen que ellos no sean cuestionados.

Es hora que en Guatemala el Congreso fiscalice las ONGs, que paguen impuestos y deban rendir cuentas de dónde viene su financiamiento. Es hora que el Presidente vete la Open Society Foundation y todos sus tentáculos, incluyendo la ONG de la Clinton, que bien no le hacen al país. O se amarra los pantalones o vamos por muy mal camino. Si bien los beneficiarios de esa ayuda no creo que lleguen al poder, no me hace gracia que dañen el tejido social que nos hace una nación libre, respetuosa de la vida y de la familia.

TEXTO PARA COLUMNISTA
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com