Home > Editoriales > Alfabetas analfabetas

Alfabetas analfabetas

///
Comments are Off
editorial

Una persona analfabeta no sabe leer ni escribir. Un analfabeta funcional, en cambio, lo puede hacer hasta un cierto punto (leer y escribir textos en su lenguaje nativo), con un grado variable de corrección y estilo. Un adulto que sea analfabeta funcional no sabrá resolver de una manera adecuada tareas necesarias en la vida cotidiana como por ejemplo rellenar una solicitud para un puesto de trabajo, entender un contrato, seguir unas instrucciones escritas, leer un artículo en un diario, interpretar las señales de tránsito, consultar un diccionario o entender un folleto con los horarios del autobús.

El analfabetismo funcional también limita seriamente la interacción de la persona con las tecnologías de la información y la comunicación, puesto que tiene dificultades para usar una computadora, trabajar con un procesador de texto o con una hoja de cálculo, utilizar un navegador web o un teléfono móvil de manera eficiente.

La palabra analfabeta, cuya etimología proviene directamente del griego, designa también a aquellas personas que ignoran aquello de lo que se compone su lengua materna o la madre de la misma y el conjunto de cultura que a su alrededor se forma.

La definición dada por la UNESCO de analfabetismo funcional consiste en “la incapacidad de dominar las competencias y los medios necesarios para la inserción profesional, para la vida social y familiar y para el ejercicio activo de la ciudadanía, a pesar de las experiencias heredadas de la tradición y la experiencia”

Las causas del analfabetismo funcional pueden ser de diversa índole, entre ellas tenemos, históricas, geográficas, políticas socio-culturales, aquí algunas causas:

No haber recibido la suficiente educación para que esos conocimientos, se fijen y consoliden.

Por desuso: Se da en aquellas personas que a pesar de haber podido aprender a leer y escribir, no tuvieron interés en seguir puliendo o aprendiendo estas habilidades.

Las condiciones de marginalidad sociocultural y de aislamiento geográfico: Se da cuando el individuo está muy apartado y esto pone al individuo lejos de material escrito. La organización del Estado y posibilidades de participación cívica.

La construcción de la lengua no orientada en la lectura y el conocimiento. Jerarquizar la información, no leer, buscar un esquema o resumen de Internet, también es una de las causas del analfabetismo funcional. Que no se les suministre a los alumnos oportunidades, para la formación de un pensamiento crítico.

No desarrollar estrategias correspondientes a abordar libros de estudio. Falta de material pedagógico adecuado. Poca capacitación en profesores. Nulo seguimiento de la situación académica de sus hijos por parte de los padres. Exceso de faltas a clase por parte de los alumnos. Son muchas las causas del analfabetismo funcional y ellas recaen en padres de familia, autoridades educativas, profesores y alumnos por igual.

De los males que aquejan al país del realismo mágico, sumamos el analfabetismo funcional, lo cual nos explica en muchos casos la fascinación de muchos compatriotas, por formar juicios de valor, expresar opinión sobre tal o cual tema, sin conocimiento de causa y efecto, hablar por hablar al estilo Cantinflas, diciendo mucho sin decir nada (sin ofender a Mario Moreno), tal el caso de varios comentaristas de televisión que hoy día se sienten críticos o expertos en diferentes temas sin tener la más mínima idea de lo que hablan.

La gran tragedia de este caso es, que nuestro sistema educativo va de mal en peor, sin una orientación adecuada y sin la más mínima voluntad por cambiar las cosas, tanto por parte de las autoridades encargadas del asunto, como por parte del cuerpo docente que está en la calle de la amargura.

La pregunta del caso es: ¿Estamos los guatemaltecos dispuestos a cambiar el sistema educativo, como parte imperante, para lograr el tan deseado desarrollo? ¿Estamos dispuestos a esforzarnos por un real y verdadero cambio? Si nosotros no nos esforzamos por promover el cambio, iniciando por cada uno de los que habitamos este bello país, NADIE LO HARÁ POR NOSOTROS.

Por una nación libre, justa y solidaria.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com