Home > Columnas > La Universidad del Siglo XXI en Guatemala

La Universidad del Siglo XXI en Guatemala

COLUMNISTA

El Doctor Olmedo España Calderón tuvo la gentileza de presentar su libro “Universidad y Aprendizaje. Teoría, interpretación, perspectiva” el día miércoles 25 del mes en curso en el Centro Universitario de San Marcos, CUSAM. Se llenó el Salón Mayor con la presencia de estudiantes, catedráticos, supervisores educativos, líderes sociales, autoridades comunitarias e interesadas en el tema. Doctor Olmedo, sirvan estas palabras para agradecerle al posicionar ideas que deben orientar la transformación de la Universidad en Guatemala.

Nuestro país está integrado por distintos pueblos y el libro aborda que la calidad de la educación superior debe tener como base y fuente la presencia de pueblos y la construcción de la interculturalidad. Con la interculturalidad se deben resolver distintos problemas sociales, culturales y políticos porque a la “Universidad le corresponde, implícitamente y explícitamente, atender y promover los derechos fundamentales del ser humano y de su entorno natural, sobre la base del respeto a la rica diversidad cultural, social”. En materia de educación superior, urge la democracia del conocimiento porque sus efectos permitirían ver a las personas y pueblos en el marco de los derechos personales y colectivos.

El Doctor Olmedo cita en su libro estas palabras de Rawls “los derechos humanos marcan los límites de la tolerancia y del pluralismo; y, a la vez, tal objetivo será posible en una democracia verdadera”. Otro concepto que presenta el libro es el de la interdisciplinariedad que ayudaría a abordar el tema educativo entre varias disciplinas para su mejor comprensión y desarrollo y como un intento de respuesta al exceso de materias del conocimiento. En educación, hay esfuerzos por identificar y comprender la realidad de forma integrada y la búsqueda de solución a los problemas también sea de manera totalizada.

Dice el Doctor Olmedo que para gobernar instituciones y pueblos en contextos multiculturales en el marco de la descentralización, se tiene la teoría del poder compartido para argumentar y llevar a la práctica la democracia tomando en cuenta la participación de varios actores ya que “desde la perspectiva de la democracia y participación ciudadana, deben considerarse las características del poder compartido de Arend Lijphart” que permite compartir puestos y responsabilidades tomando en cuenta la representación política de quienes intervienen en la estructura de la institución educativa o en la estructura del poder para el beneficio común de los pueblos.

El mundo virtual es otra realidad que desarrolla el libro, es un medio que existe ahora para hacer educación en todos los niveles. Este recurso permite el intercambio entre estudiantes, compartir conocimientos, obtener información diversa y hacer comparaciones entre hechos de varias partes del planeta. Un buen programa de mundo virtual facilitaría la llegada de la educación superior a sectores menos favorecidos, especialmente del área rural. Será de formar al docente universitario para que acompañe a los estudiantes en esta modalidad de hacer educación.

En fin, el libro habla de complejidad, tecnología de la información, democracia intercultural, creación de la Facultad de Ciencias de la Educación y la Facultad de Ciencias Sociales, el gobierno universitario, la investigación en la Universidad por mencionar unos ejemplos. Invitamos a los educadores a leer el libro para llegar a sus propias conclusiones y apoyar la transformación que necesita la educación superior del país y con efectos positivos en la vida de los habitantes.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com