Home > Columnas > Cambio climático y sostenibilidad

Cambio climático y sostenibilidad

Columnista

El cambio climático  es producto de un modelo de crecimiento económico sin obstáculos basado en la sobrexplotación de los recursos naturales. Esta sobrexplotación  excesiva ha venido provocando un aumento de las catástrofes naturales en todos los países. Para enfrentarlos los países  han desarrollados diferentes estrategias o políticas públicas. Los países pobres como Guatemala casi son tomados por sorpresa por estos fenómenos y sus consecuencias son muy graves ante la escasa respuesta del gobierno y de la sociedad civil. La precariedad de la infraestructura y la poca capacidad de construcción de vivienda de calidad para el sector pobre hace que un evento como el recién pasado, aumente la pobreza.

Los países de mayor desarrollo socioeconómico comenzaron desde hace décadas a dar respuesta a este problema, incluyéndolo como parte de sus políticas públicas con planteamientos e instituciones para la sostenibilidad ambiental para hacer frente al cambio climático, al deterioro de los recursos naturales vitales como son el agua y la pérdida de biodiversidad. La sostenibilidad puede ser definida como una nueva relación entre las dinámicas que el sistema económico establece alrededor de la naturaleza para que la naturaleza y la vida humana puedan continuar existiendo indefinidamente.  El Informe Brundtland definió en 1987 al desarrollo sostenible como la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades. Objetivo que 30 años después, 2017 sigue siendo un deseo  o una meta por cumplir en gran cantidad de países. A esta propuesta de sostenibilidad se le plantean nuevas demandas ante las dimensiones que va adquiriendo el cambio climático, se requieren otras respuestas para detener la degradación del medio ambiente y sus consecuencias socio económicas en todo el mundo.

Ante la persistencia de esta crisis climática para tratar de construir la sostenibilidad de manera global, en el año 2015 en la Asamblea General de las Naciones Unidas se redactaron 17 objetivos para el desarrollo sostenible donde el primer objetivo es terminar con la pobreza en todas sus formas en todas partes. El segundo objetivo es erradicar el hambre, alcanzar la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible. Esta son las dos condiciones básicas para que cualquier país pueda hacer frente a este deterioro socio ambiental para poder garantizar un equilibrio ambiental y una estabilidad social. Como se sabe muchos países como por ejemplo Honduras lograron estas metas dentro de los tiempos previstos, grupo en el cual Guatemala no se incluye.

Como respuestas de mayor relevancia de instituciones globales como la ONU y la UNESCO  son la implementación de estilos de desarrollo democráticos como vías de acción para hacer posible y mantener equilibrios igualitarios, distributivos, no concentradores en la economía, en la educación y en el ambiente con políticas de base como la economías verdes para pequeños y medianos productores, artesanos e industriales rurales y urbanos como fuentes de producción, empleo familiar, producción de alimentos y de riqueza las que harán posible la superación de la pobreza y el hambre que son los principales objetivos del desarrollo sostenible.

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com