Home > Columnas > La salida de Estados Unidos e Israel de Unesco

La salida de Estados Unidos e Israel de Unesco

Columnista

La ciudad de Jerusalén históricamente ha sido escena de escena de una confrontación política histórica, relacionada con sus sitios religiosos y los proyectos de excavación arqueológica que se han llevado a cabo. Esta confrontación data del pulso que se ha tenido entre Israelitas y Palestinos respecto de la trascendencia de la narrativa histórica en esa ciudad, reconocimiento de autoridad sobre la misma y los derechos territoriales.

Durante muchos años la comunidad internacional, a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), se convirtió en una de las instituciones que se preocuparon por mantener y proteger el legado cultural de Jerusalén. Lo cual realizó a través de su mandato que consiste en promover la protección y preservación del patrimonio cultural y natural alrededor del mundo que sea considerado con un valor sobresaliente para el mundo.

La primera intervención que tuvo UNESCO respecto de Jerusalén data del año 1967 con la preocupación del pueblo árabe por demoliciones en el barrio Mughrabi, un barrio marroquí, por parte de Israel y el inicio de excavaciones a gran escala o “excavaciones mitológicas” en el barrio judío y el extremo sur del Haram al-Sharif, según el Instituto de Estudios Palestinos.

El día jueves Estados Unidos e Israel anunciaron su retirada de la UNESCO por medio de sendos comunicados. Acusan a esta institución de tener un sesgo “antiisraelí”. Estados Unidos instó a una reforma fundamental en la organización, mientras que Israel le acusó de haberse convertido en un teatro. La retirada significa una creciente tensión en el conflicto Israelí y Palestino.

Estados Unidos ya había abandonado, en una ocasión, la UNESCO, cuando el ex Presidente de los Estados Unidos de América Ronald Regan la acusó de mal manejo financiero y de tener un sesgo antiestadounidense. Por lo que estuvieron fuera de la misma entre 1984 y 2003, hasta que el, también ex Presidente George W. Bush incorporó a Estados Unidos de nuevo a la organización.

De igual forma, no es la primera vez que durante la reincorporación de Estados Unidos a la UNESCO existen tensiones. Desde el año 2011 suspendieron su participación financiera luego de que se admitiera a Palestina como miembro de la organización.

El año pasado existió una ferviente reprobación a la resolución que condenaba la administración del gobierno Israelí de Jerusalén y en la que se ignoraba los vínculos judíos con la Explanada de las Mezquitas, que fuere propuesta por Palestina.

La salida de estos dos Estados tensa las relaciones en la comunidad internacional. Acrecienta el conflicto que se vive en el Medio Oriente. Además, levanta las alertas para identificar si existe un movimiento antisemítico que esté creciendo en esa región, o incluso trascendiendo ese espacio geográfico.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com