Home > Columnas > Corre y va de nuevo, otro ciclo escolar

Corre y va de nuevo, otro ciclo escolar

///
Comments are Off
Columnista

Cuando el calendario del tiempo, marca el principio del cuarto equinoccio y llega el mes de octubre se avizora el fin del ciclo escolar, se intensifican las actividades tradicionales de entrega de contenidos para cumplir con los lineamientos que demanda el Currículo Nacional Base, evaluaciones de fin de ciclo para sentenciar la aprobación o reprobación de los estudiantes y graduaciones de los egresados del nivel medio, que dan vida a las estadísticas del éxito o fracaso del sistema, señalándonos con datos netos la cantidad de aprobados, reprobados, deserción y sobre todo los resultados de los exámenes diagnósticos que deberán tener indicadores que permitan retroalimentar los procesos para mejorar la calidad educativa.

Por otra parte, se contabilizan los tan añorados 18O días de clases, comprobar que el éxito en la mayoría de casos de los nuevos programas educativos financiados por la cooperación internacional en pequeñas muestras de escuelas, para demostrar la comprobación de las hipótesis planteadas y después generalizarlas; situación que no se hace porque el financiamiento del MINEDUC no cumple con los convenios que seguramente se guardan en los archivos del olvido, y que al final son parches o como se llaman en el léxico coloquial chapuces, que son los modelos que se ufanan de ser los estandartes de una reforma educativa exitosa.

La pregunta es ¿Qué medida remediales deben tomar cuando a finales de octubre tengan el mapeo de los resultados? Y entonces tener la respuesta y tener directrices claras para iniciar el ciclo escolar en otras condiciones, y no hacerlas a ex tiempo o al principió el nuevo ciclo y volver hacer lo mismo que se hizo el ciclo escolar pasado.

Nuevamente se hace la reflexión sobre el regreso de la primera corte de maestros de educación primaria que egresarán de la USAC, nace la duda como se evaluará el desempeño para comprobar que fue la mejor decisión y que verdaderamente es la salida para que mejore la calidad educativa.

Se desconocen las estrategias educativas para mejorar esos indicadores y otros que se hacen necesario para garantizar que se está caminando en la dirección correcta, que según expertos señalan que el sistema educativo está en decadencia y que los resultados desnudan la realidad cuando analizamos los indicadores que nos suministran cada vez que termina  ciclo, que dan señales que seguimos haciendo lo mismo.

“El resultado de la evaluación de proceso se desconoce, es la hora de hacer la evaluación sumativa para tomar medidas remediales”

El resultado de la evaluación de proceso en el sistema educativo de este ciclo está pendiente, es la hora de hacer la evaluación sumativa para hacerlo perfectible para no llegar nuevamente a este círculo perverso en donde desperdiciamos la oportunidad de tomar acciones remediales para convertir en fortalezas todas las debilidades y reiniciar el siguiente ciclo con la fe, que las acciones se consideren para ir a la búsqueda de la calidad educativa que deseamos. Así mismo, debemos de tomar en cuenta las amenazas que se ciernen sobre el sistema, tomando en cuenta las oportunidades que tenemos para la formación de los futuros ciudadanos que necesitamos para incorporarlos al desempeño de funciones en los servicios sociales y económicos y por consecuencia en el desarrollo productivo que seguramente mejoran las condiciones de vida de la población guatemalteca.

No olvidar que en la actualidad se necesita que el sistema educativo esté atento para suministrar la capacidad de que el proceso formativo esté centrado en el auto aprendizaje y considerarlo como un proceso de desarrollo personal y al final hacer una evaluación que deba de adquirir una nueva dimensión de la necesidad de personalizar y  diferenciar la labor docente.

No se debe olvidar que al final del ciclo, la evaluación sumativa debe dar insumos para crear un modelo educativo que sea congruente con la atención de que el alumno tiene sus diferencias individuales acorde a su raíces biológicas y a las exigencias sociales en una realidad de desarrollo que es cambiante en razón de las circunstancias sociales y tecnológicas.

Lo anteriormente expuesto lo afirma el Dr. Olmedo España en su libro “Universidad y Aprendizaje” cuando indica la urgencia de crear la facultad de educación en la USAC que señala que “Se debe considerar aspectos centrales como la preparación específica que tiene que ver  con el ámbito de un conocimiento pedagógico y la formación de determinadas competencias; compromiso de actualización; consideración de ciertos derechos sociales; autonomía en la acción; compromiso ético. Armonizar el trabajo conjunto de los docentes, la familia y la comunidad en cuanto a la escuela y a las posibilidades de éxito”, sin olvidar la formación del capital humano que el Estado demanda, por lo que vale recordar los principios de la evaluación sin olvidar que es un proceso dinámico, continuo y sistemático, direccionado a los cambios de las conductas y rendimiento de los que intervienen, para tomar medidas remediales y hacer perfectible las funciones y atribuciones del desempeño para servirle de mejor manera a la ciudadanía.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com