Home > Columnas > Más educación para las niñas

Más educación para las niñas

///
Comments are Off
NUEVO
Fue una tarde de lo más interesante. Pudimos platicar sobre educación con 7 jóvenes guatemaltecos que tienen entre 14 a 18 años. Cada uno de ellos compartió sus vivencias y experiencias a lo largo de su trayectoria educativa. Comenzaron contándonos su sueño, pasaron por sus vivencias en la escuela, comentaron quiénes los han inspirado para continuar luchando por completar su carrera en el nivel medio y concluyeron con un mensaje inspirador para todas las niñas, niños y jóvenes guatemaltecos.
Es muy lindo ver que tienen un proyecto de vida. Londy es de Salamá y quiere ser enfermera profesional para curar a muchas personas; Sandra es de la región del Polochic en Alta Verapaz, ella quiere ser doctora. Wendy, quien estudia en Carchá, desea estudiar Derecho para defender a muchas personas y Carlos Enrique, del municipio de Mixco en el departamento de Guatemala, quiere estudiar medicina. Todos estos jóvenes tienen el profundo anhelo de llegar a estudiar en la Universidad. Seguramente su tenacidad, compromiso y responsabilidad les ayuden a lograrlo.
El conversatorio realizado en el marco de la Conmemoración del Día Internacional de la Niña se centró en los desafíos, las brechas y el potencial de las niñas y adolescentes en Guatemala para completar su educación. Continuar y culminar su educación es un factor de alto impacto en sus vidas y en el desarrollo del país. De 15.4 millones de habitantes, la población de niñas adolescentes es de 11.6%. Acceder a una educación de calidad les permitirá desarrollar todo su potencial. La educación les da el poder de transformar sus vidas y de quienes las rodean. Con educación primaria en todas las mujeres se reduciría en un 15% la mortalidad infantil, baja la tasa de la desnutrición crónica y si concluye la secundaria, puede aumentar sus ingresos de 10 a 20%.
De cada 100 personas en el país, 26 son niñas y jóvenes entre los 0 a 19 años. El índice de analfabetismo en mujeres 15 a 24 años es de 24%, que es prácticamente el doble al mismo indicador en hombres el cual es de 12% . La Tasa Neta de Escolaridad de las niñas aumentó de manera importante entre 1996 a 2009; ahora la diferencia en acceso a la primaria entre niños y niñas es mínima. Ello probablemente ha sido resultado de las estrategias que se implementaron hace más de una década, como la campaña “Niña educada, madre del desarrollo”.
Un elemento a tomar en cuenta es que no todas las niñas concluyen la primaria, aún hay un grado importante de fracaso escolar, reflejado en las tasas de deserción y repitencia. Entre las causas del abandono de la escuela por las niñas se encuentran motivos culturales, económicos y también las condiciones deficientes de la infraestructura escolar. Diversos casos han sido reportados donde las niñas abandonan la escuela si no hay servicios sanitarios adecuados para ellas. Aún hay escuelas, principalmente algunas ubicadas en el área rural, donde los servicios carecen de puertas o no se cuenta con agua para promover una higiene mínima.
De la conversación con los siete jóvenes se identificaron las barreras que enfrentan para completar su educación. Entre las barreras mencionaron la distancia hacia los centros educativos, la cultura familiar y comunitaria, la inexistencia de alternativas para estudiar, carencias económicas y la falta de oportunidades de tener un empleo que les ayude a pagar su educación. Estas situaciones se traducen en una variabilidad en las oportunidades de estudiar, desarrollar habilidades y ser tomadas en cuenta a nivel familiar, comunitario y nacional.
Aunque hay mujeres muy destacadas en diversos ámbitos, aún hace falta avanzar para que la mayoría de niñas y jovencitas tengan todas las oportunidades de estudiar para superarse y llegar a tener una profesión que les brinde oportunidades sociales y económicas. La inspiración que les dio alguna persona, sea un maestro o alguno de sus padres, les ha motivado a esforzarse, a luchar por sus metas y estudiar con ahínco para “ser alguien en la vida”. No podemos sino velar porque su educación sea de calidad, para que constituya ese motor poderoso que transforma personas y comunidades.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com