El Siglo

Está chipe y echando mal de ojo

Este mes de la patria estuvo lleno de caos que nos afectó a todos, un intento de GOLPE DE ESTADO SUAVE, unas reformas al estilo de wisaches al Código Penal, declaraciones de non-grato, resoluciones fuera de lugar de la CC y renuncia de varios ministros de Estado. Pero entre todo lo malo, siempre surgen cosas buenas como la toma de posesión del ministro de Salud, el médico Carlos Soto, cuyo trabajo en apenas semanas, se empieza a notar con el simple hecho que los reos ya no están siendo atendidos en los hospitales nacionales.

Pero cuando pasan cosas buenas como esta, siempre hay un gran perdedor pues al haber una buena y nueva administración en el Ministerio de Salud, salen a relucir los horrores de los antiguos encargados, en este caso las ineficiencias de Lucrecia Hernandez Mack, una médica que toda su vida la ha dedicado a sangrar al Estado de Guatemala, por la muerte de su madre, miembro de la famosa sociedad civil (que no me representa) y que siempre se han llenado la boca, asegurando que ellos pueden gobernar mejor el país, por eso intentan tomar el poder por cualquier medio.

Lo único bueno que Hernandez Mack fuera ministra de Salud es que nos dieron una probadita de cómo actuarían ellos en el poder y quienes se beneficiarán, por lo que espero que, al leer este pequeño análisis de la gestión de la doctora, piense dos veces antes de apoyar los movimientos que representan estas personas hambrientas de poder y desestabilizadoras de la nación.

Al inicio de su gestión, lo primero que hizo la señora fue declarar como enfermedades comunes el estar chipe y el mal de ojo, esto abarrota más los hospitales nacionales que ya no se daban abasto, lo que no dijo es cómo pensaba curar estas enfermedades comunes, pues no solo hay escasez de doctores en los nosocomios, dudo que los pocos galenos que atienden a la población estén educados para el tratamiento de dichos padecimientos. Me imagino que tomó esta decisión porque ella siempre lucha por la mal llamada inclusión, pues dijo: -voy a dar mi granito de arena e incluiré estas enfermedades para quedar bien con los brujos que nadie les hace caso excepto al brujo de la Boca del Monte.

Ya con más tiempo en el cargo, contrató a su mejor amiga Brisseida, como su asesora, con un salario de más de Q15 mil. Está bien, un ministro necesita asesores, pero para sorprendernos Brisseida es diseñadora gráfica, miembro de #JusticiaYa y de SomosGT, bochinchera por naturaleza. ¿Cómo puede asesorar una persona así a la ministra si es evidente que no sabe nada de salud?, ni siquiera modernizó los logos, ¡ahh! pero la flamante asesoría fue decirle: -hagamos un contrato con SomosGT por más de Q200 mil para que sea tu net center y te defienda.

¿Cuántas vidas se pudieron salvar con más de Q215 mil mensuales que ella pagó para personas que evidentemente no beneficiaban al Ministerio de Salud?, vale la pena recalcar que la mayoría de integrantes de #JusticiaYa trabajan en SomosGT.

Después, en lugar de hacer un trabajo digno y demostrar que merecía el puesto, ante la crisis salió como rata saltando del barco y renunció, diciendo que no está de acuerdo con las políticas del presidente Jimmy Morales. Fue entonces cuando asumió la cartera el respetado médico Carlos Soto y él, descubrió la verdadera razón de su renuncia: resulta que la susodicha doctora, no había ejecutado ni la mitad de su presupuesto y se avecina un desabastecimiento de medicamentos por ineptitud de procedimientos al mero estilo de Foppa y su falta de especies fiscales en la SAT.

El presidente la llamó a dar la cara y ¿Qué paso?, la niña se puso chipe y retó a Morales a un debate público. ¿Por qué un debate? si su responsabilidad es verídica, ¿Será que va dar la cara por sus ineptitudes? o se va a proteger con tía Hellen y echándole mal de ojo al jefe de Estado desde su escondite, obviamente Hernández Mack está en crisis, junto con todos sus amigos de #JusticiaYa (SomosGT) y Brisseida como ya se dieron cuenta de cuánta plata les va a dejar de entrar a sus bolsillos. Pues ella no solo es corrupta, sino que además inepta. Esta es una probadita de lo que le va a pasar a Guatemala si siguen apoyando al colombiano fariseo y sus secuaces para que tomen el poder y defenestrar al presidente Jimmy Morales.

.
.