Home > Columnas > La patria nos llama

La patria nos llama

///
Comments are Off
editorial

El crecimiento desproporcionado de la conflictividad que ha traído nuevamente a la palestra la existencia de grupos antagónicos política e ideológicamente, unos más fuertes que otros y con reconocimiento social o sin él, nos está llevando hacia un camino que después de más de 36 años de conflicto armado interno, pareciera ser que no lo hemos superado.

En el concierto de las naciones, en donde la partida de ajedrez se lleva a cabo a partir de las teorías de la geopolítica y la geoeconomía y, en donde siempre privarán los intereses económicos de las grandes potencias, no debemos olvidar que el juego pueril del que, a los guatemaltecos nos están haciendo partícipes, siempre lleva una doble intencionalidad, y es que, mientras un grupo de incautos son manipulados por los precursores de la inestabilidad política y económica de Guatemala, cada vez nos alejamos de participar en la tarea que nos toca jugar para generar ingresos y ser partícipes del proceso productivo internacional que nos permita la estabilidad económica que tanto anhelamos.

Nuevamente vale la pena preguntarnos ¿Qué intenciones tienen quienes impulsan la inestabilidad y pretenden la defenestración del presidente? ¿Hacia dónde quieren conducir a Guatemala? ¿Quién se beneficia de la incertidumbre generada?, si ya han sido derrotados, militar y políticamente, ¿Por qué insistir en su lucha? ¿Será que no tienen otra forma de agenciarse de fondos y continuar su vida light? ¿Hasta dónde resistirá la población guatemalteca, tanta manipulación?

Mientras los antagonistas del sistema continúan debilitándose y, generando caos, la vida continúa y las necesidades de los guatemaltecos se acrecientan, ¿Por qué en vez de dedicarse a la desestabilización, no se dedican a la reconstrucción del daño que ellos mismos han ocasionado a la sociedad guatemalteca?

La naturaleza nos ha golpeado, el conflicto nos ha golpeado, la economía nos golpea a diario, la desnutrición infantil y las necesidades de salud cada vez son sentidas por la mayoría de nuestra población. Es tiempo de avanzar en el camino de la construcción de la nación que queremos y necesitamos, ya basta de antagonismos, es hora de trabajar unidos por el desarrollo y poder alcanzar nuestros más grandes ideales de nación.

Señores de la autodenominada sociedad civil, por qué en vez de continuar con sus ataques, no se dedican a la presentación de propuestas y proyectos tendentes a la construcción de la nación que queremos, ¿O es que es más rentable la generación de caos? Mientras ustedes continúen con los procesos de desestabilización, cada vez se alejan más de la simpatía de la población y cada vez más serán desplazados hasta su desaparición, pues sus estrategias y tácticas ya no tienen cabida en el desarrollo de esta nación.

La vida continúa y en Siglo.21 seguimos creyendo, confiando y apostando a la construcción de una nación libre, justa y solidaria.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com