Home > Editoriales > Un nuevo reto

Un nuevo reto

///
Comments are Off
editorial

El día de ayer se dio un hecho histórico en nuestra nación, el Congreso, decidió por mayoría no calificada, mantener la inmunidad al Presidente Constitucional de la República, inmediatamente se pudo observar la frustración y una serie de actitudes pueriles y viscerales por parte de los representantes de la autodenominada sociedad civil.

Los que un día creyeron que alcanzarían el poder político que no son capaces de alcanzar por la vía armada y las urnas, se vieron frustrados y no hacen más que dar patadas de ahogado y atacar como es su costumbre a la institucionalidad, a las personas y no luchan por lograr superar su fracaso. Con sus actitudes no hacen más que demostrar su inmadurez, cuando han tenido la oportunidad de dirigir algún ministerio o parte del estado, solamente se dedican a culpar la mala administración de los anteriores y, no son proactivos sino reactivos sin propuesta alguna, pues es muy fácil destruir lo que no se construye.

Guatemala está cansada de los dimes y diretes, es hora de encaminarnos a la búsqueda del desarrollo, de construir el estado nación que todos anhelamos, sin revanchismos ni malinchismos, que únicamente nos dividen y alejan de los objetivos nacionales de alcanzar el desarrollo y el bien común.

Durante las últimas dos semanas, mientras la atención se fijaba en la defenestración o no del Presidente, nos vimos afectados por un terremoto y otras catástrofes, mientras los malinchistas únicamente pensaban en la defensa del colombiano, nuestro Presidente se apersonaba en las áreas de desastre, ¿Cómo pretendemos que se pueda trabajar, si no lo han dejado? ¿Cómo podemos culpar del desastre de nuestras carreteras al actual gobierno, si la deuda flotante ha crecido durante los últimos 3 gobiernos? ¿Cómo podemos criticar, sin aportar nuestro mejor esfuerzo por el desarrollo?

A los señores de las organizaciones de la autodenominada sociedad civil, los invitamos a ser más proactivos, no es criticando como lograremos el desarrollo, no es atacando como cambiaremos el estado de cosas, nuevamente han sido derrotados, no les parece que en vez de lloriquear y vociferar su frustración, hay que echarse a caminar pensando en el bienestar de nuestros compatriotas sin importar etnia, idioma, religión o estatus social, pues TODOS SOMOS GUATEMALTECOS y queramos o no somos parte de esta NACIÓN.

La suerte está echada y si los guatemaltecos no reaccionamos y accionamos por nuestro propio bienestar, no esperemos que nos caiga como el maná del cielo, no esperemos que desde el exterior nos desarrollen, trabajemos unidos por nuestra nación, sumemos esfuerzos no dividamos, es hora de construir el mundo y el país que queremos, estamos situados en un lugar geográfico privilegiado, en donde tenemos la posibilidad de ser autosuficientes en la producción de alimentos y riqueza que nosotros mismos podemos y debemos administrar y desarrollar.

Por una nación libre, justa y solidaria.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com