Home > Columnas > Los retos actuales

Los retos actuales

///
Comments are Off
COLUMNISTA

Los retos atraviesan la historia, no hay duda. Han estado presentes a lo largo del tiempo, desde épocas míticas e históricas hasta la actualidad.(Reto: 1. Provocación o citación al duelo o desafío 2. Acción de amenazar 3. Objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta. – Definición de la Real Academia Española -).

.

Fiel al desplazamiento de los términos, se dice que el duelo era el combate en el que, originaria e históricamente, se enfrentaban (según la etimología popular) dos personas que transitaban una relación de enemistad. En base a reglas consensuadas entre las dos partes, se utilizaban armas mortales. Se lo asocia a la defensa del honor y a la valentía.

Asombrosamente, los retos a duelo se llevaban a cabo sólo por voluntad de un “desafiante” quese sentía ofendido por alguien que había ejercido una acción de deshonra, deshonor o menosprecio a su persona, el cual era citado al combate.

Un reto mítico por excelencia es el del guerrero Aquiles versus el príncipe Héctor, hijo Príamo, Rey de Troya, en la Guerra de Troya la cual, dejando de lado controversias en torno a si fue una construcción o si realmente existió más allá de la leyenda y los poemas homéricos, se desarrolló aproximadamente en el año 1100ac.Aquiles tenía una relación afectiva muy cercana con Patroclo a quien, decidido a no participar más de la guerra, le ofrece su armadura. Patroclo encabezó las filas espartanas vistiendo la armadura de Aquiles. Atemorizados sus contrincantes, el único que se atrevió a hacerle frente fue el príncipe troyano Héctor, quien le da muerte.En cuanto Aquiles se anoticia de la muerte de su amado Patroclo, embargado por un ataque de ira, en venganza, lo “reta a duelo”, saliendo vencedor.

La RAE nos dice tambiénque tenemos otro tipo de retos, los que se realizan “a solas”, es decir sin otro rivalmás que uno mismo, por ejemplo: “Me propuse dejar de fumar antes de que finalice el mes”, y asímuchos otros, en los que siempre el común denominador es que se asocian a la concreción de un objetivo relacionado con un bienestar anheladoy que se requiere de un esfuerzo para alcanzarlos. En estos, el desafiador y el desafiado confluyen en un solo rol. Es la misma persona la que “se reta” a alcanzar algo. Si llegase a existir un “Otro” en este desafío,generalmente es alguien significativo por el que el desafiado acepta someterse al reto,alguien que demanda – por amor – un cambio: “Mi hijo me pidió que deje de fumar”.

En la actualidad dentro de las redes sociales,las que han probado ser un medio “eficaz” para promover tendencias entre los jóvenes sin importar qué tan saludables sean, nos encontramos con “retos virtuales”. Estos son desafíos- “challenges” – o mejor dicho consignas impartidas por un Otro virtual a los usadores o “seguidores”. Los retos virtuales se contraponen ala obtención algún bienestar,por el contrario, su experimentación provoca un alto nivel de displacer y riesgo físico. Para citar algunos ejemplos concretos tenemos: “El reto de kylie” que consiste en succionar un pequeño vaso de vidrio hasta que se hinchen los labios, lo que hace que se provoquen lastimaduras y moretones. Otro, “el reto del condón”. Se trata de llenar con agua un condón y dejarlo caer sobre la cabeza del desafiado. Este la envuelve, se adhiere a la nariz y boca provocando sensación de ahogo por unos minutos. “El reto de la sal y el hielo”, el reto virtual más “respetado” por el nivel de daño que causa: Poner sal en la mano y luego tomar un cubito de hielo. Resultados: debido a la reacción química de la combinación de estos elementos, se pueden provocar quemaduras muy dolorosas.

Creo que lo más preocupante del consentimiento adolescente a llevar a cabo este tipo de conductas, es la gran consistencia que le otorgan a ese “Otro” virtual, impersonal, que abismalmente opuesto a un Otro real que demanda por amor, de manera silenciosa va adquiriendo un nivel desmesurado de poder, convirtiéndose en un amo ordenador que dice qué hay que hacer para ser valiente.

.
.