Home > Actualidad > Una nueva batalla: los “dreamers” no se dan por vencidos

Una nueva batalla: los “dreamers” no se dan por vencidos

///
Comments are Off
170906 DACA EEUU

Justino Mora llegó a Estados Unidos (EE. UU.) con 11 años: su madre, huyendo de la pobreza y violencia doméstica que la azotaba a México, cruzó la frontera buscando una mejor vida para sus tres hijos.

Mora tiene 28 años y hasta ahora beneficiada del DACA, el programa que protege de la deportación a unos 800 mil indocumentados llegados a Estados Unidos de niños y que este martes fue rescindido por el presidente, Donald Trump.

¿Sorprendido? “En lo más mínimo”, responde el joven politólogo y activista por los derechos de los inmigrantes, que recordó que el actual mandatario accedió al poder con la promesa de deportar a los 11 millones de indocumentados y construir un muro en la frontera con México.

“Pero no podemos darnos por vencidos, este es el inicio de una nueva batalla por nuestros derechos”, afirmó.

El fiscal general, Jeff Sessions, anunció el fin del plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), creado por el expresidente Barack Obama en junio de 2012, argumentando que era “inconstitucional” y que le ha quitado trabajo a cientos de miles de estadounidenses.

La administración Trump no cancelará el DACA inmediatamente, sino que dejará que los permisos caduquen en los próximos meses y años, sin renovarlos ni emitir nuevos.

El de Mora es válido hasta octubre de 2018. Después, a menos que el Congreso apruebe una nueva legislación sobre el tema, volverá a estar ilegalmente en el país.

Obama calificó la decisión de “equivocada” y “cruel”, mientras el Gobierno mexicano pidió una “pronta solución” en el Congreso que resuelva la incertidumbre jurídica de los afectados.

Grandes empresas de Silicon Valley, como Apple, Facebook y Google, también condenaron la decisión.

170906 DACA EEUUFoto: @AFPespanol

Inmigrantes y defensores se manifiestan a favor del plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) ante la Casa Blanca, en Washington.

CONSIGNAS CONTRA TRUMP

“Vergüenza”, “Trump, eres un cobarde”, “Mis sueños no son ilegales”, se leía en algunas pancartas en una pequeña protesta en Los Ángeles.

California es el estado con mayor cantidad de beneficiarios de este programa: unos 200 mil.

“Lo que hiciste es inmoral, es una decisión cobarde, irresponsable”, lanzó en un mensaje al mandatario republicano la directora de la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante (CHIRLA), Angélica Salas.

Otra manifestación tuvo lugar frente a la Casa Blanca, en Washington DC.

Allí estaba Greisa Martínez Rosas (28), quien llegó con sus papás a los 8 años proveniente de México y hoy es activista de la organización United We Dream.

“Soy un ser humano y parte de la sociedad”, indicó. “No nos mandarán de nuevo a las sombras. Resistiremos, somos fuertes”.

También acudieron a la protesta los hermanos Ángel y Jennifer Romero, que fueron traídos de México también de niños.

“Es un gran miedo, la posibilidad de volver a mi país natal (…) no tengo ningún recuerdo de allá”, dijo Ángel.

“MI FUTURO ESTÁ AQUÍ”

Protestas en otras ciudades del país fueron convocadas para este martes.

Flor Reyes estuvo entre las dos mil personas que marcharon en Nueva York. Tampoco le sorprendió la medida, pero igual sintió enojo y decepción, aseguró.

“Esto cambia todo en mi vida. Ayer yo planeaba ir a la escuela, graduarme, ir a la escuela de leyes, ser abogada. Hoy tengo que pensar todo de nuevo”, dijo a la AFP esta chica de 20 años, quien llegó con 2 años, también proveniente de México y hoy estudia Ciencias Políticas.

“Se me cierran muchas puertas otra vez (…), todo se volverá doblemente difícil”.

Adriana Pérez, una mesera de 33 años, estudia incluso regresar a México. “Desde pequeña sé que este no es mi país, pero estoy muy agradecida de vivir acá, porque la vida es mejor que en México. Si no hay DACA, me tendré que mudar”.

No así Iván Ceja, también mexicano, de 26 años y compañero de Mora en la ONG Undocumedia, que no se ve viviendo en otro país que Estados Unidos.

“Haría lo que sea para volver, tomaría cualquier riesgo para cruzar la frontera, este es el único país que conozco, mi futuro está aquí y no me voy sin antes luchar”, expresó este “dreamer” que llegó al país en 1992 con tan solo 9 meses de nacido.

Con información y foto de:  

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com