Home > Columnas > Nuestra sesgada CC

Nuestra sesgada CC

///
Comments are Off
COLUMNISTA

El jueves pasado tuve la oportunidad de visitar la mina de Minera San Rafael, que ha cesado operaciones a causa del amparo que fuera presentado ante la Corte de Constitucionalidad. Fue sumamente ilustrativo conversar con gente del municipio de San Rafael, personas que trabajan en la mina preocupadas por su fuente de empleo, gente que abrió negocios a raíz de la iniciación de labores de la mina o amplió los existentes por la misma razón, y pequeños empresarios que tenían su empresa antes de que la mina viniera a Guatemala, vieron subir sus ingresos gracias al movimiento económico que generó la mina y ahora los ven bajar gracias a la CC.

.

En aproximadamente el año 1650 la Compañía de Jesús operó de forma rudimentaria una mina de plata en esa zona, hasta 1950, cuando la vendieron a la familia que compró la tierra. De 1950 a la fecha, no se dio una operación minera vera y propia, hasta que Tahoe Resources de Canadá decidió correr el riesgo de hacer una inversión multimillonaria en Guatemala. Es una mina de explotación, no exploración, que tendrá una vida útil de 19 años. En fotografías que tomé se nota que la vegetación no ha desaparecido, que el plan para que la tierra quede como tierra útil es real, que el uso de químicos es mínimo y totalmente bajo los estándares internacionales de seguridad, y que los trabajadores ven el beneficio real que la mina trae a su comunidad, además de ver el Estado (esperamos incluyendo a la CC) el beneficio que trae a las arcas nacionales.

La licencia otorgada por el Ministerio de Energía y Minas da la facultad de hacer la exploración en un rango de 20 km cuadrados. La mina es dueña únicamente de un espacio de 2.7 km 2 y la operación minera se está haciendo en menos de 1 km cuadrado. En toda el área dónde no se realiza la empresa cultiva café, banano, árboles forestales y se produce miel de abeja. Todo se vende en el mercado local, y se procesa fuera de la mina por lo que han generado la creación de beneficios de café, comerciantes etc, joyeros, en el entorno. Cuando la operación minera termine, el área será revegetada y experimentos demuestran que esto se logrará con relativa facilidad ya que las pruebas han sido exitosas. Para ello, el suelo fértil es cuidadosamente removido y conservado para ser replantado al terminar las excavaciones. Están instruyendo a los campesinos y agricultores de la zona sobre mejores prácticas de cultivo y combate de plagas, para que puedan sacarle el mayor provecho a la tierra desde ya para que sea mejor aprovechada también cuando la mina cese operaciones.

Los trabajadores no quieren perder el acceso a los programas substantivos de nutrición, de educación (la mina a abierto 19 escuelas en el departamento de Santa Rosa) para sus hijos y adultos, da la mochila infantil a los estudiantes para que no les falten las herramientas necesarias para educarse. De igual forma, no quieren perder el acceso a medicina gratis con el programa de salud de la mina. El centro de capacitación que ya ha capacitado a 1300 vecinos en joyería, sastrería, estética (belleza), etc y programas con el Intecap es atesorado por los trabajadores.

De igual forma, el programa “Compartiendo Valor” hace socios de la mina a quienes le vendieron tierra a la mina y se les da 0.5% que representa más de Q30 millones a 211 familias. Los trabajadores beneficiados, a su vez, han donado el 10% a proyectos de desarrollo en el municipio que benefician a los vecinos que por no haber vendido tierras a la mina no reciben regalías. Está política es sin precedentes, diseñada en Guatemala, inspirada quizás en el cooperativismo, pero el punto es que, sin duda, está dando a muchas familias la oportunidad de tener un mejor futuro.

Tienen proceso de reciclaje de agua y el agua que es separada del mineral. En el pasado las minas usaban cianuro y mercurio para ese proceso. Esta mina usa cianuro de cinc en un grado que internacionalmente está reconocido como no dañino. Adicionalmente, no se descarga a la naturaleza en forma alguna. El cianuro es hidrógeno+nitrógeno+carbono y se destruye fácilmente. Esta agua es monitoreada a diario, pero como no es para consumo de ser viviente, no es potable y más bien es reciclada para el mismo proceso de minería. Cuando se hicieron las “pruebas” de que la mina estaba contaminando, se hicieron en el arroyo El Escobal, que sale de la mina, y en el Río El Dorado al que se le une kilómetros adelante. En la primera prueba en El Escobal lo que salió fue sólidos suspendidos (lodo) en el agua que salía inmediatamente fuera del terreno de la mina, la segunda fue realizada en el El Dorado sacó heces fecales y otros contaminantes de origen humano y de basura y la tercera muestra en el arroyo El Escobal salió limpia. Es decir, no es precisamente la mina la que contamina los cuerpos de agua.

Generan su propia energía. La alcaldía de Mataquescuintla, de la UNE por alguna “razón exótica” no permiten a la mina acceder energía eléctrica. Los forzan a recurrir al costoso traslado de combustible exponiendo a los trabajadores que lo llevan a abusos por parte de los vecinos de Casillas que cual guerrilleros, osan inclusive cobrar impuesto por pasar. Sin energía eléctrica se paran las bombas de agua que evitan que la misma se inunde. Si se inunda no sólo se pierde capital, se daña la montaña. Y si estuviera operando, es un grave atentado contra los trabajadores de la mina.

No se si decir “para variar” o “irónicamente” es alguien de la Iglesia Católica el principal opositor a la mina, sin fundamento. El sacerdote Nestor Melgar llegó al colmo de negar los sacramentos a los trabajadores de San Rafael, inclusive para bautizos y matrimonios. Fue denunciado a la curia y lo trasladaron al poblado vecino de Casillas, aliado al Alcalde Municipal, desde dónde se dedica a predicar odio hacia quienes trabajan con la mina, hacia quienes han abierto negocios en la zona, como nos lo comentaron personas de la localidad. Utiliza el púlpito no como médico de almas sino como político comunista atacando a quien quiera que tenga un negocio en la zona. Llegó al colmo de azuzar los ánimos para que atacaran a un camarógrafo de Canal 8, un canal del departamento, y a un carro de Prensa Libre le quebraron el vidrio. Los delincuentes de Melgar andan en carros blindados y con guardaespaldas, usando el dinero de la municipalidad como si fuese capital propio. Todo porque en esa zona no existe presencia ni policial efectiva ni del Organismo Judicial. El MP es nada más un concepto. Sería lindo que hicieran una auditoría exhaustiva de la alcaldía de Casillas.

Para los que les preocupa la seguridad de los mineros, trabajan en condiciones de vanguardia. El número de trabajadores que intervienen en el proceso de excavación o explotación es mínimo, casi todo se hace a base de máquinas. Entramos a la mina y vimos con nuestros propios ojos la red de hierro que es instalada con maquinaria especial para seguridad de los trabajadores y de la operación. Para emergencias como la de Chile, Dios quiera que jamás sucedan de nuevo, tienen dos cápsulas idénticas a las diseñadas por la NASA para el caso chileno y un respiradero adicional por el sistema de ventilación que puede ingresar dos cápsulas simultáneamente. Los túneles son de 25 metros de alto y el ancho oscila de 5 a 30 metros. Estos se excavan con explosivos y equipo moderno y con pocos operarios. El relleno, cuando ya se termina la extracción de la veta, se realiza con cemento y tierra para que solidifique y mantener la integridad de los túneles para excavación y para dejar la montaña sin poros. No hay tales que la montaña queda porosa, esa es otra gran mentira. El agua busca salidas en forma natural y hay rajaduras de la montaña que la ayudan a mantener su balance. El cemento no tapona el agua. Solo mantendrá la montaña sólida. Por cada tonelada de tierra hay 450 gramos por tonelada. No es que el cerro sea plata cubierta de tierra. El proceso de separación de componentes de la tierra es muy costoso por lo que se hace fuera de Guatemala. Hablamos pues de una inversión multimillonaria para extraer el mineral que está dejando dividendos multimillonarios al país. Para los que quieren el 100%, se nota que no tienen ni la más remota idea de que es ser un empresario y hablan porque tienen boca.

La mina es esencial para la zona, punto y basta. No se necesita ser un genio para entenderlo, solamente no ser una mente obtusa, cerrada o yo diría de oportunistas que sólo esperan quebrar a toda la inversión para entrarle ellos. Curiosamente, financiados por Soros y los europeos del norte…

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.