Home > Columnas > (sin título)

(sin título)

COLUMNISTA

¡Iván se va! ¡Iván se queda! ¡Yo apoyo a Jimmy! ¡Que renuncie Jimmy! No estoy emulando a Erick Maldonado en su desafortunada aparición en las afueras de la Corte de Constitucionalidad que se “viralizara” en redes sociales.  En mi opinión, esas cuatro exclamaciones que han sonado por todos lados son obtusas y limitadas.  Ver los conflictos en blanco y negro es lo que nos tiene así.

El Presidente no observó la normativa constitucional que le obliga al refrendo ministerial además de hacer referencia a una normativa internacional no aplicable.  Por su parte, la cc -si, en minúsculas- rauda y veloz emite un fallo definitivo y se pasa por el arco del triunfo el procedimiento contenido en la Ley de Amparo; no corre audiencia a nadie, no abre a prueba, no nada.  Que el Presidente haya cometido errores -subsanables- en su declaratoria de non grato es lamentable e inexcusable, pero que los magistrados de la cc, con todo y letrados hayan violentado el procedimiento de la acción constitucional de amparo no tiene ni madre, aunque algunos digan que si tiene madre y que es Gloria Porras.

Hablando de Gloria Porras, me pareció kafkiano que la CIDH le otorgue medidas cautelares porque se siente “acosada” por sus opiniones.  Me recordó cuando un ex magistrado de sala, cuando le planteamos con un colega nuestro argumento del caso, sin inmutarse nos dijo: “qué joden los Abogados con traernos los problemas de sus clientes acá”.  ¡Si la magistrada no puede aguatar la presión, que renuncie! (como parece ser que ahora todo es pedir la renuncia por la más mínima cosa, no quiero quedarme atrás).  En esa línea, el nuevo PDH también pidió medidas cautelares para Iván Velásquez.  Con las decenas de guaruras que tiene, camionetas blindadas e impunidad por virtud del convenio de creación de la Cicig, parece una broma o mal chiste que ahora también tenga que tener medidas cautelares cuando todos los guatemaltecos comunes y corrientes sufrimos extorciones, ataques, robos, asesinatos.  ¿Y si el PDH mejor pide medidas cautelares a la CIDH para todos los guatemaltecos, muy feo?

Para mientras, Iván se queda y el Presidente también.  La diferencia es que Jimmy Morales ganó las elecciones de un país democrático y soberano e Iván Velásquez es nombrado por el Secretario General de la ONU.  Remover al primero significa un proceso judicial que más que afectar al ciudadano Jimmy Morales, afecta a la estabilidad política de una nación; remover al segundo solo requiere la decisión del Secretario Guterres.  Lo segundo afectaría los intereses de grupúsculos acomodados en la nueva onda de la lucha anticorrupción y eso los aterra (antes fueron anti militares, anti imperialistas, luego fueron anti tratados de libre comercio, etc.)  Guterres puede mandar a quien quiera.  En redes sociales se filtró la falsa noticia que el ex fiscal neoyorquino Preet Bharara sería nombrado.  Ese señor tiene mucho más colmillo para seguir la ruta del dinero sucio que nadie en el mundo.  Le vendría a dar durísimo a la corrupción político/empresarial, la diferencia es que él no está cooptado por los grupúsculos oenegeros chapines y eso también los aterra.

Salida a esta conflagración hay y más de una. Si debe ser juzgado o no el Presidente, corresponde determinarlo a los diputados en primera instancia y luego a los tribunales de justicia, pero si unos y otros van a resolver amedrentados por Cicig y van a resolver el juicio tipo “exprés” como la cc resolvió amparo, jodidos estamos todos ustedes.  Este problema, como este artículo, no tiene título, pero si tiene salida. ¡Amén!

TEXTO PARA COLUMNISTA

.
.