El papa Francisco regresa a América, donde encara muchos retos