“Respeto las decisiones que el presidente de la República toma y las mismas se marcan dentro de la ley”, dijo el ministro de Educación, Hugo López Rivas. Un día antes, el presidente despidió a su canciller y la titular de Salud renunció en protesta por la orden de expulsar al jefe de la CICIG.

Morales declaró el domingo persona non-grata a Velásquez y ordenó su salida bajo el argumento de que se había extralimitado en sus funciones.

La Corte de Constitucionalidad (CC) bloqueó la expulsión y en los próximos días el poder judicial deberá resolver si mantiene la protección a Velásquez para que permanezca en el país.

La fiscal general Thelma Aldana, quien trabaja de la mano con la CICIG en sus investigaciones, dijo que estaba dispuesta a reunirse con el presidente para escuchar las quejas que tenía contra el comisionado.

Aldana considera reunirse con Morales “para saber cuál es su malestar”

Mientras se preparaba para acudir a una manifestación, Andrea Rodríguez dijo salía a la calle porque está en contra de la corrupción.

“Este es un momento que nos llama a todos a participar y la movilización es un medio para participar en la política”, dijo la estudiante de la Escuela de Política de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Las protestas se extendieron el lunes al interior del país. Convocados por la alcaldía de Sololá, miles de indígenas bloquearon una carretera al oeste de la capital que comunica varios departamentos de la región.

El anuncio de Morales ocurrió dos días después de que la CICIG y la Ministerio Público (MP) anunciaran una petición para retirar la inmunidad al presidente para investigarlo por presuntas irregularidades durante su campaña.

La decisión sobre su inmunidad está ahora en manos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y de proceder pasará al Congreso, donde los diputados deberán votar para determinar si procede o no investigar al presidente.

Con información de: AP // Foto: