Home > Mirilla indiscreta > No “chinguen” por gusto a los gallos de pelea

No “chinguen” por gusto a los gallos de pelea

170827 MIRILLA

Uno de mis lectores en el extranjero me decía justo hace una semana: ¨ tenía prevista una visita a Guatemala hace unos días, pero después de leerlo don Edmundo – me dijo – tomé la decisión de aplazarlo ¨. Por la misma vía me disculpé por haber inducido de alguna manera su decisión y la verdad…me sentí culpable.

Mi última entrega, hacía una relación de hechos, debido a esa insaciable necesidad de consumir noticias, me llevó a hacer un recorrido casi universal, de ese pesimismo planetario por el peso de una corriente dominante, que en cuestión de minutos, nos pasa de una tensión a otra y de una tragedia a otra peor.

De una esperanza colectiva, expresada de manera reiterada, por encontrar formas civilizadas de convivencia humana, a una realidad ostensiblemente contradictoria con esa supuesta aspiración universal.

Y resulta que esa actitud optimista frente al futuro, se deforma hasta el punto de llevarnos, como el caso de Guatemala, de una incertidumbre a otra, que lamentablemente influye en el desarrollo de la ¨normalidad¨ que exigen las condiciones precarias y tan atormentadas de subsistencia social por las que transitamos.

Salvo los poseedores de los Cheques Seguros, por lo regular, burócratas, que supuestamente viven de los emolumentos que produce el esfuerzo colectivo, el resto de la población se debate entre la inseguridad, desempleo creciente, angustias de subsistencia, ausencia notable de oportunidades, efervescencia social altamente politizada llamada a generar una anarquía táctica y provocadora, conducción política cargada de amenazas que la subyugan y anulan por completo, y, la colocan en una posición de rendición incondicional que favorece las acciones coordinadas para profundizar la crisis y la gobernabilidad.

Finalmente esa estratagema, termina por encontrarle una salida a la compleja problemática política vía la sustitución de actores, todo con apariencia constitucional, pero absolutamente planificada y dirigida para lograr un objetivo concreto, manejada toda la operación, con gran habilidad e impresionantes recursos estratégicos.

Hay culebras que ponen sus huevos en los nidos de las aves … don Edmundo…las gallinas los incuban y cuando nacen se hartan a los pollos – me decía Marcelino, aludiendo a la situación actual.

-Y se atrevieron a correr los diez mil metros y los sustituyeron por una precipitada e improvisada carrera de cien metros – me confirmaba refiriéndose al mismo tema Mateo Flores Limatuj, maratonista de distancias largas.

El desconcierto ha sido total…yo el más confundido…me dijo Pepe, viejo militante político … que, sobresaltado por los últimos acontecimientos, no terminaba de creer que se atrevieran a tanto.

Están proponiendo que nos quedemos sin Presidente- don Edmundo, me decía con cara de incredulidad – con el próximo serían cuatro presidentes en menos de tres años- me decía con los ojos desorbitados por la sorpresa.

-Esto obedece a un plan meticulosamente llevado don Edmundo – ratificó con más análisis y menos sorpresa el Licenciado Acevedo.

– Todavía no se había dado la confrontación producto de la supuesta denuncia del Presidente en Naciones Unidas y una noche antes, ya los comentaristas de algunos de los noticieros, de televisión, daban por sentado que estaba en camino un antejuicio en contra del Presidente Morales…frente a mi total incredulidad…don Edmundo – recalcaba el jurista, hijo de un Ministro de la Revolución del 44 – ya se atrevían a dar pronósticos de la actitud de los diputados en el Congreso de la República…anticipando como inevitable, el posible retiro del mandatario…el proceso de su sucesión y desde luego el pronosticado encarcelamiento o renuncia sin consecuencias del Jefe del Ejecutivo

…Crear escenarios de credibilidad inobjetables… es parte de un proceso planificado… don Edmundo…solo precipitado por la infidencia, hecha pública, de una posible petición presidencial ante el Secretario General de las Naciones Unidas.

Ese tipo de esquemas…nunca se da por generación espontánea querido don Edmundo…con mi experiencia le puedo garantizar que nunca…es nunca…don Edmundo.

-Desde luego continuó el analista Acevedo ex-parlamentario, esta situación le da una clara imagen del nivel de debilidad interna del Presidente Morales… Créame que a muy pocos presidentes se atreverían a faltarles al respeto, con tanta despreocupación y certeza- don Edmundo…- casi certificó como Notario.

-Es evidente que el Presidente está rodeado de capitanes de barcos ajenos a la chalupa en la que lo están aislando…Más pareciera que lo bajaron del buque insignia de la nación… y lo dejaron a la deriva en una de las lanchas de salvamento, pero perforada con hoyos, don Edmundo…esa es la impresión que da y exhibe ante una población…que en poco tiempo terminará por aliarse con quienes es más que evidente ostentan el poder.

Vea usted…no había transcurrido mucho tiempo de iniciado el pulso para ver quién las polainas…y ya el nuevo procurador de los derechos humanos…quien todavía no conoce las gavetas de su propio escritorio, se pronunciaba públicamente en contra de cualquier reacción de defensa política del presidente…don Edmundo…Y eso que el señor Magistrado de conciencia es un comisionado del Congreso de la República…cuanta confianza tendrá en sus respaldos estratégicos, que el Congreso, la comisión de dicho organismo a quién tiene que rendir cuentas y el propio Presidente le valen mucho menos que el vocero del primer mandatario a los reporteros que lo gritan y exigen que responda lo que ellos quieren escuchar no necesariamente preguntar…don Edmundo – remarcaba con clara incredulidad.

Y buscando las opiniones de distintas fuentes, sin llamarlos a un solo punto de reunión, me permitió tomarlos por sorpresa y poder acceder sin más fórmulas a sus pensamientos más íntimos…pero el que realmente me impresionó por su valentía, dadas las circunstancias y  claridad en el planteamiento fue el Doctor Arredondo, siempre prudente y educado y a quién no se le puede señalar militancia política en las circunstancias actuales.

-Deme su opinión don Francis- le dije al amigo tratando de buscar formalidad más que amistad en la respuesta.

Mire don Edmundo…comenzó…en el 2,015 miles de guatemaltecos…no queríamos elecciones con las mismas reglas, porque sabíamos que tendríamos los mismos resultados – comenzó por expresarme con claridad, una posición que efectivamente se dio durante la crisis del dos mil quince y que de manera oficiosa se le acreditó a los sectores de izquierda, a quienes aparentemente se acusaba de querer poner un gobierno provisional, al cual ellos accederían como producto de su nueva realidad financiera y organizativa, además de los evidentes respaldos internacionales de los que ya hacían ostentación en aquellos momentos…Pero en realidad tal y como lo expone nuestro apreciado amigo Francis Arredondo, era una posición muy consistente, que yo mismo consideré factible y necesaria, para evitar que aconteciera lo que finalmente sucedió…Un Congreso de la República integrado por Diputados sumamente vulnerables por sus propios antecedentes y vinculaciones con el gobierno fallido y defenestrado del General Pérez Molina.

Esta circunstancia anticipaba su fragilidad frente a la posibilidad, manejada con suma habilidad, de terminar sindicados, presos, y sin cargo en el organismo legislativo.

Esa vulnerabilidad sabía Francis, y yo la compartía…permitiría que el Congreso finalmente, fuera tele-dirigido por factores externos que podían controlar su futuro político y legislativo como efectivamente aconteció.

Las Reformas Constitucionales, como primer tema peliagudo a conocer, fue un indicador de las tensiones y presiones a que se verían sujetos los representantes a ese Organismo sensible y desacreditado y en consecuencia frágil en su decisión legislativa y débil frente a tremenda posibilidad de conocer la calle antes de tiempo y seguramente la prisión.

Ayer mismo, me comentaba un agudo observador –fíjese me decía- casi inmediatamente después de anunciado el antejuicio, ya un diputado opinaba públicamente que el día lunes se retomaría la discusión de las aplazadas reformas constitucionales… Uno no puede menos que reparar como a partir de ayer… decía el observador legislativo…El antejuicio contra el Presidente y la eventual y posteriormente desmentida petición presidencial ante el Secretario General de Naciones Unidas, con la declaración de ese diputado pudo ser una coincidencia… tanto como que el diputado Linares filtrara que se le está ocultando el dictamen que quieren discutir en torno de las señaladas reformas fuera también otra coincidencia.

Lleno de coincidencias el ambiente político nacional parece que nadie tiene la intención de crear problemas, mucho menos ingobernabilidad.

En nuestra Guatemala, todo marcha dentro de la más normal de las normalidades y aquello que parece orquestado o de mala fe, no es ni por asomo el propósito de semejante intención… mucho menos dolosa, todo, absolutamente todo es normal y si algo no lo parece… es por pura coincidencia mi querido don Edmundo- hizo la aguda acotación con sorna el observador.

Pero no quiero salirme del tema abordado por el Doctor Arredondo, quién regresando a la crisis del dos mil quince continuó insistiendo, como fuimos llevados como corderos a unas elecciones que parecían inviables.

-Pero las fuerzas perversas, oscuras en todos los sentidos, que ya desde entonces han venido jugando con nuestro destino… don Edmundo prosiguió…nos convencieron con el argumento de que debía conservarse la ¨institucionalidad¨ de que tuviéramos elecciones. Y allí están los resultados. Guatemala, de nuevo hundida en una nueva crisis y ellos, los perversos que viven de nuestras crisis, ahora sí, listos para romper la institucionalidad por la cual en el 2015 se rasgaban las vestiduras– y tomando nuevo aliento con más energía me afirmaba- En estos momentos de incertidumbre no debemos dejar sola a la patria ni perder nuestra cordura y vocación democrática auténtica y pura.

-volvió a tomar aliento y encendido en su discurso con profunda convicción en cada una de sus palabras continuaba -Debemos recobrar nuestros valores como nación digna y pelearla duro por Guatemala–  y sin darse tregua continuaba – Esta patria que ha sido tan generosa y rica con nosotros y tan saqueada, y violentada por propios y extraños y que ahora la quieren encaminar de nuevo en otra peligrosa senda…- Y de vuelta una breve pausa para continuar – Antes don Edmundo…- me miraba directamente a los ojos- los golpes de Estado eran militares. Hoy son civiles y disfrazados con piel de oveja que callan cuando países como Venezuela masacran a sus ciudadanos impunemente amparados por el mismo tipo de leyes que unos pocos pero influyentes perversos quisieran ver impuestas en Guatemala.

Con mucha enjundia el galeno y honrado comunicador y dirigente guatemalteco encendido en patrio ardimiento, como cantando un himno en entonada perorata continuaba –Estemos atentos don Edmundo, no perdamos de nuevo nuestra patria por coros montados internacionalmente que ponen en peligro nuestra frágil democracia… – Y como para aclarar más su posición y no ser confundido como coludido con la corrupción, me insistía – Todos queremos justicia y castigo a quienes infrinjan la ley, pero también rechazamos que quienes hoy tienen la ley en sus manos se engolosinen del poder que eso les da y terminen perdiendo su objetividad y rumbo privilegiando sus intereses y no, los de Guatemala… Porque mire don Edmundo hizo el propósito de terminar su alocución –  Vivir en esta permanente crisis y enfrentamiento de egos no beneficia para nada a nuestro país, que lo que necesita es, reconciliarse y sanar sus heridas en vez de hacerlas cada vez más profundas. ¡Basta ya de manipulaciones ¡- remató con más énfasis – Yo me niego a ser utilizado y usted don Edmundo…- me encaró casi retándome.

El licenciado Miguel Flores…que escuchaba atento la intervención de su amigo, había grabado la conversación y especialmente la interesante y vibrante parte del Doctor Arredondo.

-Doctor- le dijo – creo que este mensaje lo debe conocer el pueblo, así que lo voy a publicar le comunicó – Y así lo hizo.

La posición de Francis resume una visión que abriga gran parte de la ciudadanía que no entiende los vericuetos de una política que en lugar de esperanzar…lanza al país a una nueva aventura.

Yo escuché muchas veces decir a un maestro de la conspiración…-Mire don Edmundo– me advertía. Este tipo de movimientos por muy planificados que estén y en control de posiciones estratégicas, todo mundo, especialmente quienes creen tener el sartén por el mango, saben cómo comienzan…pero le puedo asegurar que nadie…pero en serio don Edmundo…- insistió con profunda experiencia y convicción – Nadie… sabe cómo terminan. Y para confirmar su afirmación con nostalgia  hizo remembranza de una experiencia que recordaba.

Usted cree que el 23 de marzo del 1982, tenía el propósito de sustituir una dictadura constitucional por otra Dictadura Personal… Le puedo garantizar que no don Edmundo…afirmó con profunda convicción.

Recordé entonces…que un grupo de civiles tratando de rescatar al país del Régimen del General Lucas y evitar la sucesión decidida por quienes dirigían el país…en unión de militares cansados de esa forma de cambiar los gobiernos, confabularon para evitar que aquel proyecto se consumara una vez más. Y pude constatar…que los primeros purgados de aquella aparente decisión patriótica fueron sus ideólogos y promotores.

Unos lo pensaron, otros contribuyeron a realizarlo y otros, totalmente ajenos a la filosofía original del movimiento, se instalaron en el poder.

Viendo y viviendo la historia se puede concluir que estos juegos de poder terminan agotando la fuente de su propio origen y se instalan otros…a veces los de siempre… a veces sus relevos… pero casi nunca quienes quisieron ejercer el poder al margen de la voluntad popular.

Mañana lunes es un día crucial…las horas pasaron…sin saber las reacciones del gobierno y del aún gobernante…aunque al parecer algunas  oficinas se están preparando prematuramente protegiendo el calor y obediencia hacia aquel que les ha garantizado su cuota de poder en éste y en el nuevo esquema.

Ya se habla de sucesores…algunos…y no el vicepresidente por cierto…muy cerca de la casona de la parte de atrás del Palacio Nacional…que de la cultura…paso a ser un edificio donde se alquilan oficinas por períodos muy cortos.

¿Que hará el Presidente? Lo sabremos hoy… ¿Le aconsejarán los mismos que están esperando turno para sustituirlo? ¿quién sabe? ¿Se le verá una reacción que anime a la población a pensar que tiene Presidente?  ¿quién sabe?

Lo único que no se puede ocultar es la pobreza o la riqueza…por la naturaleza del ser humano.

Tampoco se puede ocultar la derrota, cuando la acepta, el cobarde comandante de ejércitos intactos y dispuestos a dar batalla.

Hoy al finalizar la tarde…el señor Presidente o futuro expresidente antes de tiempo…nos dirá ¿que pasará en el incierto futuro del país?

Algunos con gran esperanza…otros con gran interés, repartiéndose el botín, empujando por agotar repentinamente su mandato en increíble discusión … y otros … los ciudadanos que se rompen todos los días tratando de subsistir… insistiendo que lo único a que aspiran, es que ya no los chinguen más.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com